Wine tasting en La Toscana, dos bodegas diferentes entre Siena y Florencia.

La Toscana, este área rica en viñedos y ¿los mejores? paisajes de Italia en el noroeste del país por donde pasamos en nuestro viaje entre Siena y Florencia. Ambas ciudades están emplazadas en el corazón de La Toscana y han sido enemigas durante siglos, hoy reunificadas bajo una misma bandera.

Si fueron a Italia, y más precisamente a La Toscana, seguramente les recomendaron de pasar por los viñedos y hacer wine tasting, o cata de vinos. Nos habíamos alojado primero en el corazón de Siena y luego en las afueras en La Bagnaia Golf & Resort by Hilton como para disfrutar de un vista privilegiada. Sin embargo, mi compañera de viaje aún no había tenido una experiencia de cata de vinos directo en el lugar de origen del vino.

Lo interesante es que la misma experiencia puede costar entre 8 Euros y varios cientos de Euros dependiendo la aventura que pongamos como necesaria en nuestra mente. Vale aclarar que una parte importante del costo total de la experiencia se la lleva la transportación. Por otro lado, es mi obligación moral explicar que si uno toma en Italia y maneja está destinado a tener problemas. El nivel de alcohol en sangre aceptado en Italia es bajísimo por lo que nuestra experiencia no tuvo problemas ya que yo estaba al volante mientras mi compañera de viaje disfrutaba del wine tasting.

Wine Tasting La Toscana Barón Ricasoli

Dos bodegas en La Toscana

Teníamos que ir de alguna manera de Siena a Florencia y aprovechamos el trayecto en sí para ahorrarnos varios cientos de dólares en transportación y circo alrededor de la cata de vinos y decidimos parar en donde sentíamos que queríamos hacerlo. En definitiva, esta es la flexibilidad que nos ofrece viajar en automóvil. Si bien tuvimos la oportunidad de parar en 3 viñedos diferentes, hoy vamos a enfocarnos en dos, aquel del Barón Ricasoli e Il Molino di Grace.

Bodegas del Barón Ricasoli

Descendiendo de un linaje con título nobiliario, las bodegas del Barón Ricasoli tienen multiplicidad de tours que culminan siempre en un wine tasting al estilo Toscana, es decir, con un Chianti Clásico.

Wine Tasting La Toscana Ricasoli

Lo interesante de pasar por esta bodega es la posibilidad de ingresar a porciones de la estancia y castillo del Barón Ricasoli en el corazón de La Toscana. Por tan solo 8 Euros tenemos la posibilidad de recorrer el castillo Ricasoli con sus inmaculados jardines y terrazas, como también tener una panorámica de la extensión de sus viñedos en el valle que le pertenece.

El castillo incluye incluso su propia capilla al estilo El Duomo de Florencia o Siena en versión ultra pequeña y personalizada, y hasta su propia cripta bajo tierra en donde sus ancestros se encuentran enterrados.

Existen otros tours por precios superiores en donde uno puede caminar entre los viñedos mientras un guía les explica exactamente el proceso que utiliza la familia centenaria para desarrollar sus vinos reconocidos mundialmente.

Por último como no podía ser de otra manera uno terminará en la cata de vinos en el emplazamiento principal del pequeño pueblo que lo compone. Dentro del costo de la entrada de 8 Euros tenemos incluído el wine tasting de las opciones disponibles al público de los vinos Ricasoli.

Il Molino di Grace de la Toscana

Una vez que dejamos en el espejo retrovisor el Castelo de Ricasoli, y tras aproximadamente 30 minutos de camino de valles y mesetas podremos llegar a Il Molino di Grace. En este caso no encontraremos un castillo y una familia con títulos nobiliarios que incluyen una bodega.

Al llegar a Il Molino di Grace nos dimos cuenta que estábamos ante un espacio definitivamente buscado por los amantes del vino ya que había al menos 3 parejas disfrutando de las copas de vino y las historias de la gente del lugar, mientras otras dos seguían camino hacia ¿El próximo viñedo?

Nos encontramos con la posibilidad de hacer un wine tasting por tan solo 5 Euros, y este incluía al menos 4 variedades diferentes de vinos de la casa que iban desde los 13 Euros, hasta los 45 Euros la botella. En ese momento, me fuí a caminar por el lugar, como buen conductor designado, mientras mi compañera disfrutaba de sus vinos.

Una cuestión que nos llamó poderosamente la atención es que a pesar de que el cartel claramente decía que los 5 Euros del wine tasting no se incluían en el costo de la botella, al ver que nos íbamos sin comprar nada, la persona del la cata nos ofreció literalmente que nos lleváramos una botella debido a que el costo del wine tasting estaría incluído. ¿Habrá sido un error de traducción?

Conclusiones sobre el wine tasting en La Toscana

Aquellos amantes del vino y de la experiencia de los wine tasting estarán ante una gran oportunidad en caso de visitar La Toscana en Italia. Tan solo en el camino desde Siena hacia Florencia conté un aproximado de 15 viñedos diferentes que ofrecían la posibilidad de bajarse a probar sus productos.

Estas catas pueden ponerse difíciles para el bolsillo y pagar valores al norte de los $200 por persona como barato, o, podemos ir directamente al origen del producto y por un costo nominal disfrutar de grandes vinos en un ambiente relativamente relajado. Eso sí, deberán tener un conductor designado, que en este caso fuí yo.

Otra cuestión a mencionar es que manejar en Italia puede parecer un dolor de cabeza, pero te permitirá disfrutar de una flexibilidad que el tren o el avión no pueden poner a la par. En este caso me tocó manejar aproximadamente 2.500 kilómetros en todo el viaje, convirtiéndose en el trayecto más largo que he manejado en suelo europeo. Disfrutamos desde los Autogrill en el medio del camino, hasta la posibilidad de parar en castillos, pueblos y viñedos como estos que nombramos hoy.

Eso sí, lleven seguro del automóvil, aunque sea de la tarjeta de crédito, y viajen con el permiso internacional de conducir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.