Viaje 100% con puntos: Business class con AA, hoteles en París, Amsterdam y Salas VIP.

Volvimos de un viaje relámpago 100% con puntos y millas. Viajamos en un 767 de Philly hacia Amsterdam con American Airlines en uno de las peores cabinas premium de toda la flota, pero en business class al fin y al cabo. Este viaje ya lo teníamos organizado de antemano y conseguimos pasajes en la fechas que mejor funciona para los canjes de millas hacia Europa desde Norteamérica, diciembre 24. Gastón y Ezequiel ya habían pasado por esta experiencia en las antiguas cabinas de AA y en esta misma ruta, pero ahora nos tocaba a nosotros.

La estrategia de viajar 100% con puntos y millas fue coordinada con tiempo, obteníamos tres tarjetas con bonos de bienvenida de American Airlines entre dos personas y sumábamos aproximadamente 180.000 millas en poco tiempo, sumado a lo que ya veníamos acumulando, el viaje estaba asegurado. Lo que faltaba era únicamente encontrar disponibilidad, y en este caso American Airlines ayudó, aunque con vuelos al modo AA, tres vuelos.

Teníamos en cuenta las posibilidades de ingresar a las salas VIP de la aerolínea, pero queríamos además utilizar los beneficios de American Express The Platinum Card y Priority Pass para conocer algunas salas adicionales. Al final de cuentas, el plan estaba en marcha desde el momento de la primera reserva con American, luego finalizado con las tarjetas de crédito de Marriott Bonvoy y Hilton Honors.

Lo interesante del viaje fue que este comenzó como era de esperarse, con demoras y cancelaciones por parte de American Airlines, ¿Extraño, no?

El viaje hacia Filadelfia con AA

El primer vuelo debía ser en cabina de primera clase desde Dallas hacia Lafayette en una conexión inconcebible de tan solo 1 hora trás un vuelo de tan solo 45 minutos. Y claro, como era de esperarse, American Airlines tuvo una demora, y otra demora, y otra demora… y nuestro vuelo, y el subsiguiente terminaron fuera de nuestro alcance.

Ahí nos encontramos corriendo con American Airlines para que nos lleven a Filadelfia diréctamente e ingresamos últimos en el primer vuelo que pudimos y a las corridas. Un vuelo completamente lleno y pocas posibilidades de siquiera sacar fotos.

American Express Centurion Lounge PHL

En Filadelfia pudimos tomarnos un pequeño descanso y en vez de ingresar a la sala VIP de American Airlines decidimos hacer una rápida pasada por el Centurion Lounge de Filadelfia, ingerir una comida liviana previo al vuelo y luego ir directamente hacia la puerta de embarque, al final de cuentas, no teníamos mucho tiempo disponible.

American Airlines 767-300 PHL hacia AMS

Al llegar al avión entendimos precisamente qué cabina premium recibimos en este vuelo, esta cabina a pesar de estar renovada no mantenía el nivel de privacidad que encontramos en los aviones 777 o 787 de la misma aerolínea. Preferimos estos segundos ya que la cabina termina sintiéndose un poco más privada, sobre todo al viajar en la ventanilla.

De todas maneras pusimos buena cara porque volábamos en cabina business y viajaríamos cómodos sin lugar a dudas. El servicio en general me pareció mediocre ya que el personal de cabina decidió asegurarse que tuviéramos todo enseguida para luego ir a hablar de vaya a saber qué al área privada de ellos. Era un vuelo corto, pero la atención de American continúa siendo la misma indistintamente de qué tan largo sea el trayecto.

Double Tree Amsterdam 100% con puntos

Los puntos del Double Tree de Amsterdam fueron 100% a través de bonos de bienvenida de la tarjeta Hilton Honors de American Express. Por tan solo 30.000 puntos tuvimos acceso a la propiedad que tenía un valor de mercado de USD 210 al momento de la reserva por lo que fue más que conveniente aunque no haya sido un canje eminente.

Hilton Honors Double Tree Amsterdam

El hotel estaba muy bien ubicado y esa fue la razón principal para nuestra elección, sobre todo porque al ser miembros Hilton Honors Gold tenemos acceso al desayuno sin costo adicional para ambos, esto nos ahorraba otros USD 50 por noche.

Otro punto a favor del hotel fue que al decidir movernos más allá del casco histórico, estábamos localizados justo en el área de la estación central haciéndolo más que conveniente para cualquier acción que quisiéramos tomar fuera del cerco turístico que representa el centro de Amsterdam.

Aspire Lounge Amsterdam

En una pasada fugaz entre Amsterdam y París, decidimos utilizar nuevamente nuestra membresía Priority Pass, pero esta vez para ingresar a la sala VIP Aspire Lounge en donde no había demasiado para el desayuno, pero en donde tomamos un momento de relajación fuera del ruido del aeropuerto.

Marriott Hotel Ambassador París

Nuestra siguiente y última parada tras 3 días en Amsterdam fué París. En este viaje 100% con puntos y millas, París a fin de año en pleno invierno fue una buena decisión. La cantidad de turistas bajó considerablemente desde la última vez que estuvimos y sentimos que pudimos disfrutar de la ciudad sin chocarnos con hordas de personas en cada rincón.

Con un costo por noche a fín de año de USD 400 la noche, un poco más bajo en la captura de pantalla debajo, pero a 50.000 puntos Bonvoy por noche, el hotel ubicado cerca del Louvre y los Campos Elíseos, entre otros lugares fantásticos e icónicos de París probaba su valor en forma de los certificados de noche anuales de las tarjetas Marriott Bonvoy Brilliant de American Express, más una noche extra con puntos.

Algo no menor que siempre recordamos al canjear puntos por hoteles, en Marriott las noches con puntos no llevan consigo tasas o impuestos al consumo, aunque sí es frecuente en Europa que las municipalidades cobren algún impuesto al turismo que es inevitable indistintamente de dónde nos alojemos.

Marriott Opera Ambassador París con certificado de noche anual Bonvoy AMEX Brilliant

Vacaciones corta pero 100% con puntos ¿Por qué?

A veces uno no quiere gastar lo que tiene por razones financieras y tiene que utilizar los puntos incluso para unas vacaciones cortas como esta. Nos tomamos estas vacaciones para disfrutar un tiempo solos en Europa en una época del año en donde escasea una buena parte de la masa turística típica.

Los puntos y las millas nos ahorraron el 100% del costo, bueno, casi. Las tasas de American Airlines fueron de tan solo USD 5.60 por tramo. Tuvimos que hacer el esfuerzo de obtener las tarjetas de crédito, realizar los consumos necesarios y organizar todo con tiempo, pero valió la pena de de principio a fín.

No es el primero ni tampoco será el último en donde la estrategia no pase por la acumulación diaria sino por los bonos de bienvenida.

2 Responses

  1. Pavel J. dice:

    Excelente método para lograr escapadas. Desde México un poco más complicado pero espero algún día lograr algo así. Y pasar de dos viajes anuales a 3 o 4 con este tipo de.metodos.

    • Gastón dice:

      Si Pavel, usualmente la clave está en la posibilidad de acumular con multiplicadores o si estás en pareja, como grupo de a dos para acelerar el método de ahorro en puntos o millas, pero siempre con un ojo en aprovechar los bonos de bienvenida que suelen ser una oportunidad única de obtener una tonelada de millas a un costo bajísimo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.