Viajar en primera clase con American Airlines 737 de manera doméstica (o regional)

Viajar en primera clase con American Airlines de manera doméstica o regional, es decir, vuelos menores a 5 horas, es relativamente accesible y es de por sí una experiencia que no va muy por encima de lo que uno esperaría. Esto es, cuando tenemos que asumir que aún volando entre Colombia y Estados Unidos, por ejemplo, volaremos en aviones sin asientos con reclinación de 180 grados.

En este caso volamos en un 737-800 que salió con más de 2 horas de demora simplemente porque, bueno… es American Airlines. Con la cantidad de demoras que tuve en los últimos años, es altamente probable que mude mi negocio hacia otra aerolínea a través de estatus match para el 2020-2021m, pero les adelanto que se vienen algunos viajes un tanto exóticos con millas y puntos.

Volviendo al viaje en primera clase, las grandes diferencias entre el resto de la cabina y la primera clase están en pequeñas vueltas de tuerca a lo que, en el caso de ser un vuelo internacional, sería un abismo de diferencia entre una y otra clase de cabina

El asiento de primera clase de AA

Una diferencia apreciable se puede encontrar en el asiento de primera clase de los vuelos domésticos y regionales de American Airlines. Definitivamente un asiento más ancho y cómodo, pero que no llega a cambiarnos totalmente la experiencia. Es decir, en la foto se puede apreciar que básicamente obtenemos dos asientos en el mismo espacio en el que coexisten tres en la cabina económica.

cabina de primera clase American Airlines

Pero a pesar de dicha diferencia, se puede observar que el espacio para apoyar los brazos es más amplio, lo cual impide que obtengamos aún más espacio a los costados. En la mayoría de los aviones reacondicionados 737 de American no existen pantallas de entretenimiento, sino que tenemos que llevar nuestra propia pantalla.

Al menos podemos cargar nuestros dispositivos. Si alguna vez viajaron en los Airbus A320/321 o los Boeing 737 de las aerolíneas europeas, algunas sudamericanas y otras asiaticas, se habrán percatado del hecho de que una gran porción de las mismas no trae consigo el enchufe con electricidad.

El espacio de piernas podría describirse como «humano», es decir, apto para cualquier cuerpo que pueda ingresar o calificar dentro de la especie humana. Esto a veces no es fácil de encontrar en las cabinas económicas actuales en donde algunas compañías ofrecen 28 pulgadas de espacio de piernas, lo suficiente como para viajar con las rodillas pegadas al mentón. Bueno, este no es el caso y se agradece.

La atención personalizada

En una cabina económica en donde típicamente se alojan al menos un 160 almas para las cuales la atención dentro de la misma está supeditada a tan solo 2 o 3 personas abordo, decir que para una cabina con 16 asientos tendremos hasta dos personas es el equivalente a profesar una atención personalizada.

Ahora bien, la atención personalizada únicamente se notará dentro del avión. Afuera, en tierra no habrá lounge disponible en viajes domésticos, aunque sí en los viajes regionales internacionales, a excepción de México que tan solo lo incluye en la Ciudad de México.

En algunos viajes transcontinentales de costa a costa de Estados Unidos podemos encontrar el servicio total de business o primera clase incluyendo el Flagship Lounge, y a veces si tenemos suerte, una cabina lie flat de 180 grados.

Ni siquiera en el abordaje encontraremos una gran diferenciación, ya que a pesar de abordar primeros, después de aquellos con membresía Concierge Key, el tumulto de gente siempre estará en dónde uno con prioridad 8 intenta meterse primero al avión acusando el juego del distraído.

Ingreso American Airlines Primera clase Doméstica

El servicio de catering de American Airlines

En los asientos Main Cabin Extra con sus pequeños pasos para hacernos sentir valiosos como pasajeros nuevamente en el pequeño cubículo asignado nos ofrecen maní y bebidas sin cargo de manera ilimitada… siempre en teoría. Para el resto de los mortales, bebidas sin alcohol incluidas y la elección de un biscoff o una bolsita de pretzels. Todo el resto va por cuenta de Zoës Kitchen con cargo.

En primera clase regular nos ofrecerán champagne o cualquier tipo de bebida deseada para comenzar acompañado de un bowl de almendras y nueces mixtas calientes. Luego, podemos elegir una opción del menú de manera anticipada o bien basado en lo que aún esté disponible.

Snacks pre abordaje primera clase American Airlines

Generalmente el catering será superior a la comida de cabina económica en vuelos internacionales, por ponerlo en comparación, relativamente similar a lo ofrecido en Premium Economy en las aerolíneas hoy en día. En este vuelo decidimos no comer ya que veníamos de volar en Business de manera transatlántica y nuestra parada en el Flagship Lounge había completado nuestras ganas de comer bien. Les dejo de todas maneras unos ejemplos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.