¿Sigue valiendo la pena obtener estatus de élite en 2019?

A menudo nos preguntan si sigue valiendo la pena obtener estatus de élite, aunque la mayoría de las preguntas se refieren al esfuerzo que requiere obtenerlo, y no precisamente tenerlo. Esta pregunta es difícil de responder debido a las razones por las cuales cada uno obtiene o desea obtenerlo.

Personalmente una de las razones por las cuales lo disfruto es el servicio en tierra. Viajo suficiente, pero no pago suficientes vuelos como para obtener la categoría de élite más alta debido a la utilización de puntos y millas para muchos de mis vuelos. En definitiva, en mi situación personal el acceso a los lounges internacionales de business, los check in prioritarios, el abordaje rápido y en muchos aeropuertos internacionales, las secciones exclusivas para élite lo justifican. En el caso de AA, además obtengo Main Cabin Extra sin cargo adicional para todos los que me acompañen en la reserva sin problemas y la posibilidad de obtener upgrades a menudo.

obtener estatus de élite vale la pena

¿Es esto suficiente como para hacer un esfuerzo y recalificar? A veces me lo cuestiono, y ustedes deberían también.

Vamos a desmitificar en líneas generales los puntos que debemos analizar para identificar si vale la pena el esfuerzo obtener estatus de élite en 2019, o si nos conviene convertirse en agente libre y combinar beneficios con tarjetas de crédito y elegir la aerolínea que mejor servicio, costo y valor nos ofrezca al momento de necesitarlo.

El primer examen para entender si debemos perseguirlo

Este es el examen preliminar Puntos Globales para eliminar el nivel 1 de buscadores de categoría de élite en aerolíneas. No, en realidad no es un examen preliminar, simplemente algunas preguntas que debemos hacernos previo a decidir si siquiera deberíamos pensarlo.

  • ¿Viajo menos de 2 veces al año? No vale la pena perseguirlo a menos que venga como un complemento de una tarjeta de crédito o que el trabajo nos lo ofrezca. Sobre todo, considero que no tendrán oportunidades suficientes como para alcanzar un nivel de élite que realmente sea rentable.
  • Vuelo casi exclusivamente de manera doméstica en vuelos menores a 2 horas y por trabajo. En este caso es más que probable que obtengan su propia categoría de élite, pero si incluso sus vacaciones son realizadas domésticamente, no tiene mucho sentido poner el esfuerzo que requiere llegar a los niveles superiores para beneficios que serán irrelevantes.
  • Mis viajes los programo con la aerolínea que publica los costos más bajos. No hay mucho que decir, si viajan como agente libre, la categoría de élite no tiene sentido.
  • Los lugares internacionales a donde voy de vacaciones no tienen aeropuertos desarrollados. Es una indicación de que los aviones que obtendrán en esos vuelos probablemente ni merezcan el upgrade, sin contar que los lounges serán pésimos o directamente inexistentes.
  • Cuando viajo internacionalmente lo realizo prácticamente con socios de la alianza, pero no con mi aerolínea principal. Ahí puede haber una veta, pero no siempre es segura. Un ejemplo claro es el de LATAM, el cual requiere que cierto porcentaje o cantidad de vuelos para recalificar de categoría de élite sea realizado en el metal de LATAM, es decir, en aviones vendidos y operados por LATAM. Si queremos categoría Black con LATAM pero volamos internacionalmente con American o Iberia, nuestra búsqueda será infructuosa, quizá deberíamos obtener el estatus con alguna de las otras dos aerolíneas.
  • Busco tener upgrades gratis al viajar alguna vez en el año. Si ese es su objetivo, será más económico simplemente pagar por el upgrade, comprar un pasaje en business o canjear millas. Las categorías tope requieren un consumo que va entre los USD 10.000 y USD 15.000, sin contar los otros requerimientos. Una categoría inferior no les ofrecerá demasiado.
categoría de élite lounges beneficios

Los beneficios de tener categoría de élite con la aerolínea

Desmitifiquemos algunos de los beneficios, al menos para aquellos que desean hacer un gran esfuerzo para obtenerlo, aún cuando no contarían con los requisitos. Si lo obtienen a través de status match, tendrá sentido hacer el esfuerzo ya que podremos obtener mucho más de lo que nos da (en teoría).

Ascensos a cabina premium

Quiero ser claro en esto, sobre todo porque resido en una ciudad con altísimo tránsito de viajeros de negocios ultra frecuentes. La lista de espera para obtener un upgrade en vuelos domésticos en rutas comerciales de negocios pueden llegar a tener 80 personas con el nivel de élite más alto y varias decenas de miles de dólares consumidos, lo cual los pone uno por sobre el otro en la mayoría de los casos.

Air New Zealand Error Fare Puntos Globales

A menos que tengamos una categoría mediana-alta y que la ruta que deseemos no sea comercial, tendremos alguna mínima posibilidad. Existen cupones, subástas y otros métodos que podemos utilizar para lograr un ascenso a cabina premium; Pero el upgrade complementario ilimitado por tener categoría de élite se vuelve una fantasía a menos que seamos lo que se denomina un «road warrior», osea, un viajero que viaja por negocios más de 150 veces al año.

¿Con una categoría inferior como Gold en LATAM? Ni lo sueñen, es prácticamente un milagro.

Equipaje complementario sin costo adicional

Obtener estatus de élite en una aerolínea para ahorrar dinero en el costo de equipaje es una realidad y sí vale la pena. Este es un beneficio que podemos obtener incluso con las categorías más bajas de las aerolíneas. Nos ahorra dinero, tiempo a la hora de hacer check in y de levantarlas al llegar a destino.

¿Pero sigue valiendo la pena perseguir la obtención de categoría de élite por esto? No, ya que muchas tarjetas de crédito pueden ofrecernos el mismo beneficio sin tener que hacer el esfuerzo adicional.

Beneficios intangibles ante emergencias o problemas

Sinceramente en el caso de tener un problema es probable que disfrutemos nuestro estatus de élite. Las aerolíneas ofrecen mejor atención o líneas dedicadas a aquellos viajeros frecuentes de élite. Además, tienen prioridad a la hora de ser re-embarcados o reasignados.

Esto no significa que valdrá la pena gastar varios miles de dólares con tan solo una aerolínea para obtenerlo. Los problemas y emergencias suceden muy esporádicamente, y cuando suceden es probable que afecte a muchos cientos o miles, dejándonos de todas maneras en una situación incómoda a resolver.

Accesos a los salones VIP o lounges de business o primera clase

Este es un beneficio que es irremplazable prácticamente. Aún cuando tenemos Priority Pass o acceso a toda la red de Centurion Lounges de American Express, las aerolíneas tienen sus lounges en las mismas terminales desde donde parten y en donde arriban. No solo eso, sino que los lounges propios de la alianza o aerolínea tienden a ser superiores (y mucho) a la gran mayoría que encontraremos a través de Priority Pass.

Ensaladas Flagship Business AA

En el caso de viajar en primera clase, las oportunidades y los beneficios atados al lounge serán incomprensibles para muchos. Habitaciones especiales, peluquero, masajes, chofer y limusina, comidas exóticas y otras cuestiones que tan solo se pueden conseguir en esas reservas de varias decenas de miles de dólares.

Para esto al menos necesitamos una categoría de élite media-alta, lo cual requiere que seamos viajeros frecuentes de verdad.

Conclusiones sobre hacer el esfuerzo para obtener estatus de élite

Teniendo en cuenta el costo y esfuerzo que requiere, sin contar la lealtad a la que nos sumimos con una aerolínea, hacer un esfuerzo para obtener estatus de élite puede ser una tarea innecesaria. A menos que vivan en países y ciudades particulares en donde pocas aerolíneas ofrecen opciones a los viajeros, la combinación correcta de tarjetas de crédito y beneficios adicionales pueden ayudarnos a obtener servicios similares.

Por ejemplo, aquellos que tengan tarjetas de crédito con check in prioritario en una aerolínea, acceso a lounge con Priority Pass y/o Lounge Key y abordaje prioritario seguramente hayan obtenido la mejor parte de lo que un viajero de élite obtiene, pero a una fracción de su costo y esfuerzo.

¿Vale la pena tener categoría de élite? Bueno, sí, mientras más servicios obtenga de manera complementaria; sin embargo, la pregunta siempre reside en el esfuerzo y costo real que requiere llegar al mismo, y su caso deberá estar conectado a las preguntas y reflexiones que detallamos a lo largo del artículo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.