El seguro de protección de compra de la tarjeta de crédito es mencionado aquí a menudo, Visa, Mastercard e incluso American Express ofrecen alguna versión del mismo. Las tres plataformas proveen este servicio, pero qué bancos y qué tarjetas lo poseen varían ampliamente. Para aquellos que han escuchado o poseen este beneficio adicional y silencioso por parte de la tarjeta de crédito. Hoy le explicaremos básicamente cómo funciona y para qué sirve.

El seguro de protección de compra explicado

Aquí no hablamos de garantía extendida ni de seguro de devolución, sino que nos referimos a la protección de lo que compramos con la tarjeta de crédito que nos ofrece este servicio bajo el nombre de seguro de protección de compra.

Si alquilamos o tenemos una hipoteca es más que probable que estemos atados a algún seguro que proteja nuestra propiedad contra robos. El seguro ofrecido por las tarjetas de crédito funciona de manera similar, pero por tiempo limitado.

seguro de proteccion de compra tarjeta de crédito

Básicamente lo que nos ofrecen es asegurar los artículos que compramos con la tarjeta de crédito por entre 60 y 120 días desde el momento de la compra. Una de las diferencias claves respecto de el seguro tradicional es que no tendremos un deducible o co pago (en casi el 99% de los casos). Otra cuestión a resaltar es que la protección de compra no solo incluye robo, sino pérdida (dependiendo las circunstancias) o daño accidental.

En pocas palabras, las condiciones generales incluyen que la cobertura estará disponible siempre y cuando esto haya sucedido de manera espontánea, accidental y no haya habido negligencia nuestra (dejar nuestro teléfono de USD 1.000 en la mesa del restaurant en la calle mientras nos vamos al baño).

Por ejemplo si nos roban el teléfono que compramos hace 30 días mientras hablábamos por teléfono en la calle, deberíamos estar cubiertos. En el caso de que una motocicleta nos empuje y nuestro teléfono caiga al suelo y estalle en mil pedazos, la protección de compras debería responder.

El beneficio no tiene costo adicional, pero cabe aclarar que no es gratuito. Estos beneficios son parte de lo que pagamos anualmente por la tarjeta, por lo que vale la pena ser estratégicos e intencionales respecto de dónde poner los consumos para maximizar el valor que obtenemos de cada producto financiero. En este caso, puede agregarnos valor a través de la protección de artículos de alto valor.

Cómo realizar el reclamo sobre la protección de compras

En líneas generales, este servicio tiene un método de reclamos simple. Lo cual no quiere decir que no tome tiempo y requiere algún tipo de esfuerzo de nuestra parte. Aquí es donde la gente tiende a frustrarse ya que el valor probatorio siempre estará en nuestras manos. Si no logramos probar exactamente lo que decimos, no tendremos un reclamo satisfactorio. Ejemplo: si no poseo el recibo o factura oficial de compra, es más que probable que nunca nos aprueben el reclamo. ¿Solución? Saquen fotos o utilicen apps que escanean para tener backups en la nube de los recibos.

Este es un artículo en general y no en específico de una tarjeta sola. Los requerimientos aquí mencionados deberían aplicar a el 99% de los casos, pero siempre puede que se le requiera algo adicional dependiendo la circunstancias, tipo de reclamo y/o artículo.

El seguro de protección de compra tiende a ser secundario, es decir, pagará luego de que hayamos realizado el reclamo con nuestro asegurador (seguro del hogar) o de terceros. Lo que sucede es que si nuestra póliza de seguro tiene un copago o deducible de $1.000 y el valor de nuestro artículo era de $900, el seguro no intervendría ya que los primero $1.000 nos corresponde. Por lo tanto con tan solo tener la copia de la póliza será suficiente.

Si el cliente no posee seguro alguno, la protección de compra se volverá primaria. Recuerden, aún si tienen un seguro del hogar, revisen cual es el deducible (el monto por el que ustedes son responsables previo a que el seguro comience a responder). Si el deducible es mayor al valor del artículo, eso será suficiente para ir directamente con la tarjeta de crédito.

La documentación requerida seguramente será la siguiente:

  • El recibo o factura original de compra, con fecha.
  • El resumen de la tarjeta de crédito con la protección de compra mostrando el cargo
  • Copia del deducible de la póliza de seguro en el caso de estar disponible
  • Copia del rechazo del reclamo de nuestro seguro del hogar, en el caso de tenerlo o bien aclaración de que no poseemos seguro para este tipo de bienes.
  • Una copia del reporte policial (para casos de robos)
  • Pueden requerir fotos en el caso de daños, y un estimado (provisto por algún lugar de reparación) que muestre el costo de la reparación o la imposibilidad del mismo -pérdida total-.
  • Cualquier otra documentación pertinente

Artículos que no están cubiertos

Es importante leer bien las cláusulas. Hay artículos que jamás estarán cubiertos por la protección como por ejemplo todos aquellos que sean consumibles (Aceite para el auto por ejemplo). Artículos de lujo puede que no estén contemplados, dependerá de la tarjeta.

Automóviles, Gift Cards y artículos que alquilemos temporariamente y no compremos. Cualquier artículo relacionado con la medicina o implantes están claramente excluídos.

Estos son ejemplos básicos, pero les recomiendo que lean la lista completa en la guía de beneficios de su tarjeta de crédito específica.

Conclusión sobre la protección de compras

Este es uno de los beneficios más básicos pero importantes de todas las tarjetas de crédito que lo poseen. Aún cuando más tarjetas están ofreciendo el seguro de protección de teléfono, la protección de compras vá más allá y nos cubrirá en artículos mundanos como puede ser un par de auriculares, la mochila, un teléfono o nuestra nueva televisión.

Sean estratégicos con la utilización de sus tarjetas de crédito, si ya las tienen, lean los beneficios incluidos y sean precisos con que tarjeta les reportará mayor beneficio personal.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: