Rápida pasada por Plaza Premium Toronto y American Express Centurion Dallas

En marzo pasé por el Plaza Premium de Toronto y repasé mi última visita por el American Express Centurion de Dallas. La diferencia entre uno y otro es abismal. Esto fue previo a la declaración de la pandemia a principios de marzo en mi último viaje a Portugal.

El viaje de tejana solitaria en este caso fue por el deseo de encontrar a mi mejor amiga que está viviendo en Europa actualmente, algo ya planeado con meses de anticipación para lo cual obtuve algunas tarjetas de crédito y sumé puntos y millas por todos lados para llegar al mismo sin pagar ni un centavo.

Pero antes de llegar tenía que volar, y antes de volar debía hacer paradas obligadas en las salas VIP para hacer mi vuelo una experiencia completa. Con mi American Express Platinum ingresé en Dallas al Centurion Lounge y disfruté de la comodidad y el servicio exclusivo de AMEX. Luego en Toronto mi membresía Priority Pass ilimitada posibilitó el acceso entre vuelos.

El contraste es claro, por un lado un salón de espera de aeropuerto con 12.000 pies de espacio versus uno que llegará a un tercio del mismo. Mientras que el Centurion Lounge ofrece servicio de bartender, Plaza Premium Lounge es lo que esperaría de una sala privada.

American Express Centurion Lounge Dallas-Fort Worth

Gastón ya ha mostrado nuestra experiencia allá por noviembre en donde rumbo a Australia y en el medio de los fuegos que azotaban al país nos embarcamos en un más de 20 horas totales para un viaje de 5 días. Al parecer nos toca viajar cuando se desatan problemas, y en este caso me tocó a mí que al final tuve que volver anticipadamente previo al cierre parcial de fronteras desde Europa.

American Express Centurion Lounge DFW

Actualmente uno de los salones Centurion Lounges más grandes disponibles, la versión que ofrece DFW tiene masajes de 15 minutos, bartender, platos calientes que incluyen proteínas animales y alternativa vegetariana además de espacios reservados para productividad, descanso y teleconferencia.

Era de esperarse que no mucha gente viajara ya a esta altura, el aeropuerto estaba semi desierto a pesar de ser el comienzo de spring break y pude disfrutar del salón VIP de AMEX como si fuera propio. A esta altura la pandemia no había sido declarada y tan solo Italia mostraba un lado crítico.

Pasar por los Centurion Lounges está dentro mis experiencias favoritas en aeropuertos internacionales en donde las opciones disponible son pocas o nulas. Lo más cercano en la experiencia es ingresar a los Flagship Lounges de American Airlines o los First Class Lounges de Qatar Airways. De todas formas los AMEX Centurion están entre mis prioridades siempre.

Plaza Premium Toronto Pearson Terminal 1 Internacional

Toronto Pearson tiene tres Plaza Premium diferentes y vaya que cambia el servicio. Al que ingresé en este momento es el más pequeño de los dos internacionales, y el aquel con servicio más limitado. La marca Plaza Premium tiene mucho más peso en Asia pero usualmente es una garantía de servicio elevado respecto de la competencia… o al menos lo intentan.

No todos los Plaza Premium ofrecen una experiencia superlativa y este fue uno de los casos que responde a esta característica pero que dista de ejemplos como KLIA 2 en Kuala Lumpur.

Si comparo mi paso por Amex Centurion con el Plaza Premium de Toronto en la terminal 1 puedo decirles que comparo agua y aceite. Comenzando por el espacio disponible y simplemente pasando por la cantidad de servicios adicionales y la calidad del producto de principio a fín.

Los carteles de bienvenida eran imposible de evitar y justamente está localizado próximo al salón premium de Air Canada Suites para los viajeros de élite. Por el tamaño del mismo lo imagino casi siempre sobrepoblado de pasajeros y con estricto horario de entrada y salida.

Debido al momento en que viajé me tocó la experiencia contraria, el Plaza Premium estaba relativamente vacío. La sala está dividida en dos partes principales, el área comedor en donde encontramos un blanco reflectivo junto a una docena de mesas amplias y listas para ser compartidas. Por otro lado el área con vista al aeropuerto en donde uno encuentra los típicos sillones de salones VIP.

Los platos calientes estaban compuestos en su mayoría por carbohidratos y si bien ya había comido dudé sobre si volver a probar bocado previo al vuelo de 7 horas y media que me esperaba. Tenía claro que era muy factible que terminara sola durmiendo en la fila de los 3 asientos ya que los vuelos se anticiparon como prácticamente vacíos.

Lo cierto es que lo poco que probé no fue de mi agrado y decidí dejar pasar la oportunidad. El personal que atendía muy amablemente me confirmó que todo lo que se pidiera a excepción de bebidas azucaradas o agua tenía que ser requerido. La máquina de café estaba como era de esperarse excluída de estos requerimientos pero de cara a un vuelo en donde esperaba dormir no lo creí conveniente.

Mis palabras finales

No puedo comparar hasta ahora ningún Centurion Lounge con los espacios accesible a través de Priority Pass. Plaza Premium me ha tratado muy bien casi sin excepción, incluso cuando me tocó viajar sola como ahora. Pero nunca me siento tan a gusto como cuando ingreso a los salones privados de American Express. Esta es una de las razones por las cuales a final de cuentas mantendré mi membresía AMEX Platinum de cara a 2021, a menos que repentinamente viajar se vuelva imposible por años.

Mi vuelo me esperaba y yo lo esperaba a el para que volviera a depositarme nuevamente en el viejo continente para reencontrarme con mi mejor amiga, aunque fuera por tan solo unos días.

Air Canada YYZ a LHR vacio por Coronavirus

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.