¿Qué tarjetas de crédito valen la pena el costo de mantenimiento?

Tener una tarjeta de crédito sin costo alguno de mantenimiento o renovación puede ser y parecer una gran idea. Después de todo, podemos utilizarla cuando y donde queremos y luego vuelve al cajón de los recuerdos. Pasan los años y el producto financiero estará ahí, esperándonos como perro extrañando a su dueño, listo para ser utilizado. 

Ahora, ¿vale la pena solo tener ese tipo de tarjetas? ¿O bien existen casos en los cuales sería mejor aún tener una tarjeta con un costo anual de renovación o mantenimiento? Bueno, las tarjetas de crédito pueden ofrecernos algunos beneficios más allá del programa de recompensas que podamos maximizar.

El costo versus los beneficios

Pongamos el ejemplo de varias de las tarjetas de crédito que nos cobran un costo anual de mantenimiento cercano a los 100 dólares por año en todo Latinoamérica. Muchas, sino la mayoría nos provee un retorno cercano al 1% por dólar gastado o moneda al tipo de cambio.  Ese da 1% de retorno en cada compra (1 punto/milla por unidad $ gastada) puede ser eficiente para alguien que no tiene tiempo, ganas, ni esfuerzo para encontrar cómo maximizar los beneficios de su tarjeta. 

A ver, necesitamos $10.000 gastados en un año para justificar el costo anual o de mantenimiento de la misma. Si es así, podremos pasar a ver el resto de los beneficios. Por ejemplo, no es infrecuente que tarjetas de crédito con un costo superior de mantenimiento traigan seguros de compra (si nos roban o perdemos lo que compramos con la tarjeta dentro de los 30, 60, 90 o 120 días…) lo cual seguramente supere el costo anual de la tarjeta en caso de suceder.

Tarjetas sin costo de renovacion vs con costo de renovacion

Asimismo estas tarjetas pueden traer seguros de viajeros que son muy comunes en tarjetas VISA Gold y superiores y MasterCard Gold y superiores a lo largo de Latinoamérica. El seguro de viajero que cubre problemas medicos al viajar y en muchos casos incluye todos los pasajeros en la misma reserva podría ahorrarnos más de la mitad del costo anual de mantenimiento del producto. Con solo viajar una vez al año podríamos estar ahorrándonos dinero.

Ejemplos de tarjetas que valen la pena su costo anual

En Puntos Globales rascamos hasta el fondo del barril para encontrar valor en tarjetas que usualmente parecen escapar al ojo, pero que pueden tener beneficios que superen al costo de tenerla.

  • En Argentina, la tarjeta BBVA Francés LATAM Pass con su bono de bienvenida, beneficios LATAM y costo bonificado por dos años es un gran comienzo.
  • En el caso de México, la tarjeta ScotiaBank ScotiaTravel trae beneficios que superan por lejos el costo anual, lo cual incluye como ítem destacado el 2×1 anual en cualquier viaje hacia Norte América, Europa o Asia.
  • Colombia tiene una joya escondida que la trae el Banco de Bogotá con su tarjeta Infinite. Esta trae $300 en reembolso en una noche de hotel por año superando el costo anual de la misma. Tienes el análisis aquí.
  • En Estados Unidos, la tarjeta Chase Sapphire Reserve es la joya de los viajeros. Sus $300 de crédito contra gastos en viajes, la membresía ilimitada Priority Pass, sus $100 en Global Entry, 3 puntos en restaurantes y viajes en el mundo y otros beneficios superan ampliamente los $450 que asustan a muchos.
  • Costa Rica tiene ofertas de tarjetas de crédito con un costo anual inferior a $70 con grandes beneficios que superan a su costo generalmente ofrecidas por BAC Credomatic Costa Rica.
  • Santander Chile tiene las tarjetas BBVA LATAM que nos ofrecen productos de nivel de élite con OneWorld y servicios premium que superan el costo anual de renovación.

El problema de las tarjetas sin costo anual

La tarjeta de crédito sin costo anual puede no tener ningún beneficio relacionado a la garantía extendida de lo que compramos con ella, o seguro de auto de alquiler o bien en muchos casos en Latinoamérica, seguro de viaje para el dueño de la cuenta y sus acompañantes. En definitiva, tener la tarjeta simplemente nos permite gastar hasta el límite, sin proveernos otros servicios que de acuerdo a nuestros patrones de consumo podrían representarnos una ganancia.

Chase Freedom Unlimited

¿Existen buenas tarjetas sin costo anual? Si, por ejemplo Chase Freedom Unlimited en Estados Unidos o Citi Double Cash con 1.5% y 2% de reembolso en todo. Pero este tipo de tarjetas no está especialmente expandido a lo largo de Latinoamérica.

Estos gastos podrían sumar cientos de dólares extra que tranquilamente sobrepasarían el mismo costo de la tarjeta! Si quisiéramos una tarjeta con la anualidad bonificada y una recompensa decente podríamos elegir BAC Credomatic MillasPlus que nos da puntos flexibles sin cargo anual.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: