¿Qué pasará con Radisson ahora que Hainan entró colapsó?

La cadena Radisson Rewards, una de tamaño mediano y gran concentración en Europa y Asia queda en la nebulosa con la quiebra de Hainan Airlines y su explosiva cantidad de deuda de más de 100.000 millones de dólares, o eso dicen. La aerolínea, parte de un conglomerado compró a la cadena de hoteles hace dos o tres años.

Algunos conocerán a Radisson a través de la categoría de élite oro que ofrece The Platinum Card en algunos países, otros se habrán alojado en algún Park Inn, Radisson Blu, Radisson Red, u otras propiedades, y claro está, algunos ni siquiera lo conocen. Latinoamérica no es precisamente el continente en donde más propiedades posee, y en Norteamérica posee una gran cantidad de propiedades básicas como Country Inn.

Palazzo Montemartini Roma by Radisson Collection Gratis con Puntos
Palazzo Montermartini en Roma, by Radisson. Nos alojamos ahí hace dos años.

Si bien la idea de integrar transporte y alojamiento parece ser una buena apuesta de integración vertical para el servicio al cliente, en la práctica no se ha visto y uno debería cuestionar si el movimiento fue pionero e ingenioso u otra cuestión. Solo los ejecutivos de la compañía lo saben.

Lo cierto es que no solo Radisson entrará en este problema de Hainan, el conglomerado también adquirió un 25% de Hilton, lo cual pone en peligro la solvencia de dos cadenas importantes alrededor del mundo, justo en medio de esta pandemia. Lo último que se supo de Hainan Airlines por estos lares fue que estaban apagando el sistema de entretenimiento a bordo para ahorrar costos. Imagínense hasta donde habría llegado el problema para tener que cortar el sistema en pleno vuelo.

Si algo nos deja claro este desafortunado destino de la aerolínea ¿Y la cadena hotelera? es que en esta pandemia nadie está a salvo de caer en desgracia. En el continente americano tenemos al menos 4 aerolíneas que están peleando por volver a nacer, Interjet que está prácticamente difunta, Aeroméxico que está luchando con sus propia tropa para cortar costos, LATAM que dice salir de esto como una low cost y Avianca que recuperó muchas rutas justo en el momento en que todo se vuelve a cerrar.

El negocio de los millones y miles de millones de dólares está fuera de nuestra liga, la de usted, la mía y la de muchos otros lectores, por eso hay que tener cautela en donde «invertimos» nuestro esfuerzo, ya sea adquiriendo una tarjeta, acumulando puntos/millas, comprando acciones o comprando millas.

Incluso durante esta pandemia, me sentiría más cómodo haciendo reservas con cadenas globales que con pequeños hoteles independientes ya que tienen múltiples formas de adquirir efectivo, en muchos casos tendrán algún tipo de salvataje, y una amplia cantidad de propiedades están simplemente tercerizadas. Pero sucede que si la reserva está hecha desde el sitio de la cadena, las opciones ante cancelaciones o default de alguna propiedad nos abre posibilidades de recuperación.

Ya sea que viajarán pronto o a fin de año, sin importar si es Radisson, Hilton Accor o quien sea, es un excelente momento para:

  • hacer reservas desde los sitios de las cadenas
  • pagar esos pocos dólares extras y obtener tarifas reembolsables o que se puedan pagar al llegar
  • utilizar alguna tarjeta de crédito que posea el seguro de cancelación/interrupción de viaje
  • obtener seguro de cancelación por cualquier motivo
  • utilizar aerolíneas y programas que actúan con responsabilidad, y dejar de lado a los irresponsables

Mis dos centavos al respecto.

Si algo nos muestra esta pandemia es la mala cara de lo que no vemos a diario, dijo Warren Buffett que solo cuando la marea hace su bajada es cuando uno se da cuenta quién estaba nadando desnudo. El covid nos dejó expuestos a todos, pero me parece importante que lo utilicemos para organizarnos de cara a cómo actuaremos cuando la normalidad llegue.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.