¿Qué hacen todas las aerolíneas con tanta venta de millas? Hipotecando el hogar

Sacar una hipoteca contra el hogar es una manera relativamente barata de financiarse debido a que el préstamo está asegurado contra un bien material que es más o menos líquido. Es por eso que los intereses de las hipotecas suelen ser de lo más barato que existe en un mercado relativamente normal.

Las aerolíneas no tienen hogar propiamente dicho, sino que tienen edificios, aviones, partes, dinero en efectivo, inversiones, etc. Nada de esto realmente les afecta en términos de obtener mucha financiación ya que una gran parte de los aviones están en modo «lease» o bien están pagándolos en cómodas cuotas. Retirar aviones propios les genera una rebaja de costos y mantenimiento, pero no incrementa la capacidad de capital necesario para sobrevivir a esta tormenta.

¿Qué decidieron las aerolíneas que era una buena opción? Vender las joyas de la corona hasta donde alcance el horizonte. Comenzaron con el apetito voraz del turismo y las tarjetas de crédito con cada vez más bonos de bienvenida, retención y del nombre que a uno le guste. Ya no importa qué país ponemos en nuestra mente al pensarlo, todos estaban bailando con la fiesta de las millas, pero un día la música paró.

aerolíneas hipotecan sus programas de millas
Viajar quizá sea una pelea por un asiento durante un tiempo

Las millas siempre fueron una forma de descuento para uso futuro para el que pagaba un viaje, nunca fue precisamente un método alternativo de financiar una aerolínea, aunque quedó claro que los bancos debieron despertar a las compañías aéreas. En definitiva, esto se volvió el principal método de ganancias de las compañías, pero sucede que si todos tenemos miles o cientos de miles de millas y seguimos ingresando gente, en algún momento las millas terminan perdiendo su valor de manera paulatina. En este momento nada importa.

Lo que están haciendo todas las compañías aéreas es sacar todo el petróleo del fondo de la tierra que se pueda y vendérselo en barriles a cada hogar que puedan. Con esto, simplemente están hipotecando su vaca lechera (para los lectores estudiantes de márketing, negocios, etc). Hoy atraerán hordas de personas que aún tengan apetito para acumular, y lo que venga mañana (pensando en 2021/2020), veremos.

No solo es una alegoría a la hipoteca, algunas aerolíneas están decididamente sacando préstamos u obteniendo fondos a cambio de dejar como garantía sus programas de lealtad. Mientras que el ejemplo de Aeroplan nos enseña que la separación de la aerolínea y su plan de millas no tiene sentido cuando van por lados separados, esto de emitir millas todos los meses con una nueva promoción espectacular debería ya llamarles la atención. Delta puede que comience pronto.

Recuerden el concepto ya desarrollado aquí: en algún momento la pandemia se extinguirá, hecho. Además, en algún momento volveremos a volar, hecho. ¿Pero quiénes? Todos, no ustedes en su estado, provincia, ciudad o país. Comiencen a mirar más allá, a nivel continental, a nivel global. Entonces, el concepto desarrollado era el siguiente:

Aerolíneas mas pequeñas + muchas millas estancadas + millas nuevas vendidas + mucha gente queriendo canjear y emitir al mismo tiempo + necesidad imperiosa de obtener dinero fresco por los vuelos = cuello de botella y caos con los programas.

Hagamos memoria de los siguientes hechos:

  • Las aerolíneas retiraron aviones
  • Sus nóminas de empleados se han reducido en hasta 50% para algunos casos (incluye ¡pilotos!)
  • Una inmensidad de gente tiene vouchers pendientes como papas calientes
  • Otra enorme inmensidad de personas ha quedado congelada con sus miles, cientos de miles o millones de millas
  • Existe una cantidad indeterminada de individuos que han comprado millas a precios de descuento durante toda la pandemia esperando canjear cuando esta termine. (opinión: yo creo que ha sido más de lo que alcanzo a comprender)
  • El dinero que están juntando con la venta de millas representa tan solo una porción pequeña de lo que necesitan para seguir viviendo
  • Centenares de aerolíneas han cancelado permanentemente rutas que no era rentables: Emirates, Qatar, Etihad, American Airlines, United, LATAM, Alaska, KLM, British Airways, Iberia, Alitalia, Avianca, TAP y puedo continuar.
  • Si quieren sobrevivir, las aerolíneas necesitan volar con asientos pagos, no millas. (O quizá deberían transformarse simplemente en un club de millas)
  • Los viajeros más rentables, los de negocios, están paralizados y es una incógnita cuántos de ellos volverán a viajar como antes con las nuevas tecnologías.
  • Los aviones, los asientos canjeables con millas en cada vuelo y las fechas disponibles para los mortales son elementos finitos, limitados.

Mientras las aerolíneas continúen vendiendo millas, habrá una gran posibilidad de que veamos devaluaciones repentinas o una catarata de individuos -generalmente poco experimentados- que se sientan estafados y/o desilusionados cuando vean que no pueden canjear lo que compraron. Diferente es si la acumulación no es a través de compra de millas.

Es por eso que si van a comprar millas, deben ya tener en vista la ruta con confirmación de que está disponible, o bien tener múltiples opciones en caso de que una falle, es decir, flexibilidad. Se llama comprar y quemar. Uno busca con la aerolínea X por la ruta y la/s fecha/s elegidas, intenta ir hasta el final del proceso o bien lo pone en suspenso o pausa hasta tener las millas. Luego ejecuta la compra de millas y hace el pago con millas del vuelo. Es una opción más que válida, aunque siempre hay que comparar el precio de mercado ($$$$) de esa misma ruta con la misma u otras aerolíneas, vs cuánto pagamos por las millas que canjeamos.

Pero si van a comprar millas hoy, especulando de que van a canjear en enero, mi opinión es que aumentan las chances de desilusión. Estarán financiando a la aerolínea mientras la música continúa girando y las sillas están disponibles… por ahora. De hecho, nadie puede asegurar quiénes y de dónde podrán viajar y hacia dónde y bajo que circunstancias.

Ejemplo: ¿Pueden asegurarse de que en su lugar de residencia tienen la posibilidad de obtener un test de covid en las últimas 72 horas para llevar consigo a la hora de abordar? Esto es un requerimiento muy común en estos momentos. ¿Están confiados de que ciertos países dejarán ingresar a personas de X pasaporte o región?

Entonces, así como las aerolíneas hipotecan las joyas de la corona, sus programas de lealtad, ustedes los lectores tienen que poner una pausa y no dejarse llevar por los bonos/descuentos sin la estrategia.

No se ve en el corto plazo un stop en la venta de millas, todo lo contrario, cuanto más anuncios de despidos y pérdidas billonarias se conocen, es más probable que salgan a vender más y más pedazos de sus compañías. Ya no sería extraño que salieran a vender categoría de élite por uno o dos años ¿A alguien le sorprendería?

El otro lado de la venta de millas es la cotización de los vuelos en 2021. Aquí es 100% opinión y especulación, pero está basada en los principios del concepto que vengo desarrollando: los precios de los tickets volverán a subir. No hoy, no en diciembre. Mientras la pandemia dure y el miedo reine, las aerolíneas van a necesitar asientos ocupados: millas, dinero, intercambio de favores, vouchers o cualquier tipo de cambio válido y legal que puedan ejecutar.

Mi opinión es que el costo de los vuelos aumentará mientras la gente comience a canjear sus millas post pandemia. De esta manera también harán equilibrio con las finanzas del vuelo, lo cual tiene un componente económico simple: la ley de oferta y demanda. Podrán cobrar más porque habrá más gente dispuesta a volar tras meses o años contenida. Si esperan que salgan cual mercado de pulgas a vender vuelos, desde mi óptica es creer que están perdiendo de vista leyes fundamentales de la economía humana.

Creo que durante ese primer momento en donde habrá una feroz competencia por los canjes de millas, también se verán reflejadas y evidentes algunos de los hecho que mencioné en la lista anterior, como por ejemplo la cancelación de rutas. Antes volar a Budapest era fácil a través de una amplia gama de combinaciones, algo que puede verse severamente afectado ya que quizá 5 aerolíneas de la misma alianza han cancelado sus rutas hacia destino y dependen de tan solo un operador local/regional, sobrecargando todo el peso de las transferencias en dicha única ruta. ¿Qué pasará en ese caso? Subirá el precio, por supuesto.

Qantas es un ejemplo. Toda la flota en tierra y no ven ni siquiera más del 50% de su flota internacional volando en 2022, ¿Cuántas aerolíneas son lo suficientemente grandes y con suficiente mercado para mantener la ruta hacia Australia? ¿Y las frecuencias? Podríamos esperar entonces que Fiji Airways, Air New Zealand o Qatar Airways ganen terreno por ser algunas de las pocas que aún mantendrán vivas las rutas, pero ¿Cuántas frecuencias realmente disponen estas aerolíneas respecto del jugador fuerte, Qantas?

Las rutas a China han sido canceladas en casi su totalidad en el caso de las aerolíneas norteamericanas, y en otros casos de las europeas. Algunas aerolíneas chinas están en severos problemas de liquidez, otras en medio de un tumultuoso momento en Hong Kong y las competidoras asiáticas en quiebra. ¿Cuántas aerolíneas quedarán disponibles y con cuántas rutas para depositarnos en el Gran Dragón de Asia? Pocas, ¿Qué pasará con las tarifas? Aumentará.

Entonces sí, es futurología, pero ante la más que posible escasez de oferta y un aumento de la demanda, típicamente uno ve una tendencia alcista en los precios de los bienes o servicios. No creería que esta fuera el error en la matriz y que Neo vendrá a salvarnos.

Las aerolíneas van a necesitar dinero fresco en cada vuelo, en algún momento van a tener que volver a volar por dinero y no por millas. Llegará el punto en el cual los asientos llenos deberán ser parte de una estrategia determinada a volver a la rentabilidad, deberán repagar sus obligaciones y mantener su flota y personal. A diferencia de los hoteles, las aerolíneas dependen casi con exclusividad de los ticket aéreos, y claro, ahora utilizan el costo del equipaje y demás para acumular beneficios extra.

La segunda parte que comienza a aparecer entre mis pensamientos es si habrá un cambio en las tarifas de canje de millas, es decir, si encontraremos Business light, premium economy sin equipaje, ingresos a los lounges por millas (para así eliminar el stock emitido), etc. También me pregunto si incluso los ticket pagos encontrarán más restricciones. Todo está sobre la mesa y nada debería sorprenderlos.

Personalmente no me hace mucha gracia haber llegado a esta conclusión, pero me parece importante compartirla y abrir el debate y el intercambio de opiniones al respecto. Al final de cuentas, quizá un día nos demos cuenta que nuestro gobierno o una compañía privada inversora es dueño de las millas con la que volamos ya que las aerolíneas hipotecaron sus millas y se volvieron muy cómodas en no pedirlas de nuevo.

La pregunta es la siguiente ¿Ustedes creen que el costo de los ticket cuando termine la pandemia serán más caros? ¿O creen que serán ofertas jugosas?

8 Responses

  1. Armando dice:

    Gastón… recordás que has hablado más de una vez del «cuello de botella» con el canje de millas para 2021? Pues cada vez me estoy convenciendo más que paralelo… habrá otro cuello de botella con el canje de vouchers… No se cuántos de tus lectores habrán podido ya canjear el voucher del billete que les cancelaron x covid19. Yo tenia un vuelo a Roma para julio2020 comprado x Expedia (jamás compren ahi). La (in)flexibilidad para el canje es RIDICULA (mi billete tiene en cada tramo 2 vuelos en conexión con 2 aerolíneas) pues para el canje debo encontrar otro vuelo con las mismas aerolíneas con las que me habían emitido… (aunque la primera tenga la reserva y los otros sólo sean vuelos en código compartido). Además siempre lo que ellos te ofrecen para el canje (que no cumple esa condición pues es con otras aerolíneas) es el «doble de caro del precio que pagaste originalmente» o «lo sentimos, no tenemos disponibilidad»… pareciera que todas las aerolíneas están viviendo de las reservas existentes para este 2020 y ese tipo de obstáculos es para que sólo el 1% del total pudiera canjear… como es posible no encontrar disponibilidad para un vuelo con 11 meses de anticipación??? QUE PASA? CANJEAN SOLO 1 VOUCHER X VUELO?? Por el otro lado… siguen vendiendo nuevos billetes como si siguieran teniendo las mismas rutas pre-pandemia (total… tan facil como que llegada la fecha… se pongan a cancelar los vuelos nuevamente, porque ninguna podrá volar con sus 20 aviones activos las rutas que están vendiendo con los 100 aviones que antes operaban).. ademas los vouchers caducan en cierta fecha… y son en pesos… cosa que la inflación te lo achica al momento del canje.
    Tendremos 2 cuellos de botella para vuelos 2021? uno x canje de millas y otro x canje de vouchers de billetes cancelados x covid19?
    Sé que ya hay 3 aerolíneas en quiebra técnica (chapter 11, para que me entiendan) pero hacer esto es de canallas!

    • Gastón dice:

      Sabes Armando, es un gran punto. Los miles de millones de vouchers que aún están flotando son el otro tic toc para 2021, no solo por el cuello de botella que se pueda formar por la inflexibilidad, sino porque es otro pasivo que las aerolíneas acumularon junto a las millas, pero que nos reportará un ingreso real al momento de ejecutarse… y sí, mientras tanto venden vuelos como si su flota entera estuviera en el aire. Creo que has encontrado el camino hacia otro potencial camino que veremos abrirse como foco de conflicto en 2021.

  2. Federico dice:

    Gastón, excelente análisis. Coincido plenamente en que los aéreos van a ser más caros. Es algo que hace rato vengo pensando, contrario a lo que la mayoría dice. Todos los días se están escuchando noticias de cancelaciones de rutas, cierres de filiales, etc lo que sin dudas va a reducir drásticamente la oferta disponible, y más allá de que la demanda seguramente baje, no creo que vaya a hacerlo en la medida que lo hará la oferta. Abrazo y gracias por el post!

    • Gastón dice:

      Hola Federico, gracias por pasar por aquí nuevamente. La futurología que podemos hacer es basado en la información que poseemos y en nuestra visión, pero tengo claro que existe una visión generalizada de que habrá grandes ofertas y que a partir de ahora será todo precio víl. Tengo algunos ejemplos respecto de lugares disponibles actualmente en donde los precios simplemente se triplicaron: Aruba es un ejemplo con vuelos que antes estaban $200 o $300 llegando a $1.500 en economy pero con un promedio de $700. ¿Millas a las Maldivas? Difícil a menos que uno tenga amplia flexibilidad de tiempo.

      Abrazo!!!

  3. Un conocido emitió en junio boletos de Club Premier a Buenos Aires con una super oferta de 50% de descuento para volar en diciembre, ahora esta super arrepentido por que al parecer Argentina seguirá poniendo restricciones de viaje en los próximos meses y es probable que no pueda viajar.

    Creo que si vas a volar nacionalmente si me aventuraria a emitir boletos pero internacional aún no se sabe cómo evolucionará todo esto de la pandemia 🙁

    • Gastón dice:

      Ese es uno de los puntos que traje a colación, al menos desde ciertos países o regiones volar es imposible por restricciones internacionales lo cual comprime aún más las posibilidades. En este momento las únicas opciones asequibles son aquellas que públicamente ya ofrecen algún método de ingreso: Algunas islas del caribe, Maldivas, quizá algún otro país latinoamericano, Estados Unidos y no mucho más. Es casi quirúrgico el nivel de precisión que se debe tener para elegir un lugar en estos momentos.

  4. No creo que exista una saturación de emision de boletos de avion con puntos de programas de viajero frecuente en aerolíneas en 2021, más bien lo vislumbro para 2022, en el 2021 todavia habra gente que no este dispuesta a viajar si no hay una vacuna.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.