¿Por qué vale la pena acumular Membership Rewards de American Express globalmente?

Membership Rewards es el programa Premium de American Express, un emisor de tarjetas que en general podemos clasificar como premium de punta a punta. Tan solo en Estados Unidos posee tarjetas amplias para todos los presupuestos, pero siempre con una característica, una calidad superior en el servicio y atención.

En la era de las millas devaluadas todos los años y las aerolíneas manipulando la disponibilidad de los vuelos, los puntos flexibles, aquellos que podemos canjear de múltiples maneras que incluyen la transferencia y conversion de puntos a millas son la nueva manera de acumular. Esto incluye puntos/millas convertibles como Smiles en el cono sur del continente o Alaska en el otro extremo a pesar de que ninguno tiene alianza.

Volviendo a American Express y Membership Rewards, el beneficio más importante que obtienen los clientes de este tipo de programas es la flexibilidad, y para ser sincero, la flexibilidad es rey en el mundo de los reembolsos (cash back), viajes y canjes por artículos o servicios de valor.

Esto lo digo con la posibilidad en mente que en un futuro más que cercano prácticamente todos los programas de recompensas de las aerolíneas del continente terminen exclusivamente bajo la influencia de los canjes dinámicos. Es decir, de unos canjes que beneficiarán a tan solo un puñado que estén atento a la última promoción a las 5 de la tarde del jueves siguiente a la hora del té.

La expansión de los canjes dinámicos son la muerte de los programas de millas como los conocimos, los viajes en cabinas premium (y su altruísmo de un canje único en la vida de la persona) e incluso la pérdida de dinero para muchas personas que acumulan millas en una u otra aerolínea. Cuanto más se expanda, peor caerá en el público general.

Mientras que las aerolíneas devaluaron sus programas, Membership Rewards incrementó el valor del suyo que a decir verdad nunca perdió su importancia ni potencial de canje. Poner énfasis en los clientes y ver más allá de los puntos para poner el clavo exáctamente en donde el cliente lo desea fué siempre la característica de AMEX.

A pesar de un período corto de cierta oscuridad en la innovación de AMEX entre el 2008 y el 2013 aproximadamente, la calidad de sus productos volvieron a brillar alrededor del globo. Lo que sucedió es que el resto de las tarjetas de crédito, bancos y emisores decidieron imitar y tratar de superar a lo que American Express y sus puntos Membership Rewards ya habían establecido como norma, y en algún momento Diners Club también había intentado alcanzar.

Esto explica mucho.

¿Por qué puntos Membership Rewards?

Los puntos del programa esencial de AMEX, Membership Rewards, está extendido a lo largo y ancho del globo. Estos no se acumulan tan solo en dos países sino que trascienden fronteras en donde AMEX pudo formar su nicho. Además su marca está arraigada al prestigio que trae la tarjeta Platinum, pero que también ofrece la Gold y Green en muchos países en donde la exclusividad es parte de la marca.

Al acumular Membership Rewards, acumulamos opciones, alternativas, posibilidades. Estos puntos están entre los más valiosos de manera global. Cada país tiene su propia versión de los puntos con más o menos aerolíneas disponibles para los canjes de puntos por millas, acumulaciones estipuladas diferenciales y beneficios exclusivos ajustados al paladar local.

Lo que no cambia es el valor. Algo que podemos conseguir con AMEX es la conversión de los puntos MR diréctamente hacia millas de más de una aerolínea doméstica e internacional en donde casi irrestrictamente encontraremos a Delta o un socio cercano de la misma entre las opciones.

El beneficio que provee esta flexibilidad es la de acumular a futuro sabiendo que el valor de lo que acumulamos no cae, ya que una aerolínea puede dejar de tener consistencia, pero no 6 o 7. En el caso de Estados Unidos, son 17 las opciones de transferencia, una de las mayores en el mundo, pero sin lugar a dudas la más importante por calidad de aerolíneas.

Otro beneficio de los puntos Membership Rewards es la posibilidad de hacerlos dinero en efectivo en forma de crédito, algo que no está habilitado diréctamente en todos los países, y que de todas maneras es poco rentable a comparación de lo que obtendríamos potencialmente de las millas.

Los puntos de bienvenida es otra cualidad indispensable a tener en cuenta. Las tarjetas premium de American Express que participan en el programa Membership Rewards suelen tener algún tipo de bono de bienvenida, estos bonos son una invitación a nuestro próximo viaje cortesía de AMEX. Podemos incluso agregar valor a nuestro monedero de MR al comprar puntos en las ocasionales ventas de puntos específicos de países en Sudamérica.

El valor de los puntos Membership Rewards de AMEX

Los puntos Membership Rewards tienen un valor cercano a los 2 centavos de dólar por unidad. Su versatilidad a lo largo y ancho de los países lo pone muy por encima de muchos otros domésticos e internacionales. La dificultad para conseguirlos es otra característica que eleva el valor del mismo, ya que en la gran mayoría de los casos, la acumulación es simple y la compra es limitada.

Esto se asemeja a lo que era Starwood SPG, limitada opción de acumulación (escasez) + servicio elevado + versatilidad de canje = valor elevado de canje.

Utilizar un catálogo será probablemente el peor uso de los puntos MR. Este programa no fué ni está concebido como una opción de reembolso / cash back, por lo que sí es ese su objetivo, están buscando en el emisor incorrecto.

A tener en cuenta, y de manera seria es la extensión en el tiempo del valor de sus puntos. Este programa no nació hace pocos años y está en franco crecimiento. Estamos hablando de uno de los programa más longevos y extendidos mundialmente, en donde el emisor ha podido mantener su estatus premium a través de varias décadas sin perder potencia. Por el contrario, su espíritu premium y su valor de servicio ha continuado en una trayectoria ascendente.

Esto hace de los puntos Membership Rewards, un programa realmente deseable en donde acumular los puntos sin miedo a que mañana algún ejecutivo se aburra y decida que lo que acumulamos valdrá lo que él decidirá cada mañana cuando se despierte. Cualquier reminiscencia con las aerolíneas… no es pura casualidad.

El valor de American Express en servicios

Los puntos Membership Rewards están complementados por un robusto sistema de servicios. AMEX no tiene el nivel más extenso en los servicios, pero sí podemos afirmar que tiene el nivel más alto en cuanto a calidad y respuesta. Es decir, no encontraremos la lista sábana de beneficios y protecciones de una de mis tarjetas preferidas, Visa Infinite, pero sí encontraremos una lista concisa y con respaldo real.

Visa y Mastercard han ofrecido pelea en la arena de los beneficios y protecciones, pero si leen Puntos Globales verán lo dispar de los servicios entre países, y la cantidad de cambios que sufren todo el tiempo de acuerdo al humor de un banco o el mismo emisor.

Por el lado de American Express, es extraño que remuevan beneficios, mientras que es normal que agreguen nuevos beneficios que se adaptan a los tiempos, elevando la calidad del producto en vez de poner en un aprieto al tarjetahabiente que compró el producto por lo que ofrecía y que a partir de unos meses no estará más. Después de todo, ¿Qué otra tarjeta de crédito decidió ofrecer sus propios lounges a los clientes? Eso pone en evidencia el nivel de innovación a futuro que posee la compañía, algo que no está tan solo reservado para Estados Unidos, sino que alcanza a todos los países en donde opera.

Conclusiones sobre AMEX y Membership Rewards

Si tienen la posibilidad de obtener una tarjeta American Express que acumule Membership Rewards entenderán lo que expongo en este artículo. Esto será más evidente bajo la posibilidad de obtener la versión Platinum de AMEX, la tarjeta premium disponible abiertamente al público.

Tengan en cuenta que se vienen años de cambios drásticos en los programas de recompensas. Si creen que nunca llegarán a su país volverán a leer este párrafo nuevamente en algunos años. El cambio de canjes fijos a tablas dinámicas no tiene vuelta atrás, aunque me gustaría estar 100% equivocado en esto. Este cambio resultará en más ofertas locas espontáneas y limitadas y menos opciones para el público general en el día a día y ciertamente oscuridad respecto de los canjes de millas en cabinas premium.

Lo que probablemente no cambie es el valor agregado de AMEX en sus productos. La próxima vez que salgan a cazar una tarjeta de crédito (o cargo), tengan en cuenta lo que AMEX ofrece.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: