¿Por qué pensar en que la jubilación del estado mantendrá nuestro estilo de vida puede ser un error?

Un tema y cuestión común que aqueja a la mayor parte de la población es creer que la jubilación o retiro provisto por el estado será suficiente para mantener nuestro estilo de vida al llegar el momento de dejar de trabajar. Estamos llegando a una etapa global en la cual no solo los estados están prácticamente quebrados, pero además en los casos de las naciones medianamente avanzadas, el envejecimiento de la población pone en jaque las arcas que pertenecen a sus pueblos. Sin embargo, llegadas las nuevas tecnologías hoy es posible seguir trabajando o al menos ingresando dinero extra sin ir más lejos que poseer una casa con habitaciones extra y ganas de alojar extraños.

¿Por qué creer que el retiro no llegará a cubrir nuestro estilo de vida? Simplemente porque es la realidad que vive la población pasiva incluso en muchos de los países desarrollados, incluyendo Estados Unidos y Alemania, siendo este último un sistema en donde aquellos que ganaron menos a lo largo de sus vidas obtendrán menos recursos en comparación a los individuos que desarrollaron una carrera con salarios altos. Por otra parte, no hay que ir mucho más lejos que a cualquiera de nuestros países en latino américa en donde, de acuerdo a la OCDE, por ejemplo más del 40% de los mayores de 65 en Colombia viven en la pobreza. Estados Unidos tiene aproximadamente entre el 15% y el 25% de la población mayor a 65 años en niveles de pobreza. En Europa, 13 de 28 países que componen la Unión Europea tienen más del 20% de la población adulta en riesgo de pobreza y otros 7 países con un porcentaje de aproximadamente el 15%. En otros rincones de la tierra, las personas ni siquiera cuentan con un sistema real de pensión.

Esto no quiere decir que nuestros países no nos proveerán servicios, hay casos en los que incluso la cantidad de personas cubiertas por los servicios del estado se ha ampliado considerablemente. En algunos casos nuestra pensión cubrirá un 50%, en otros casos más generosos podrá llegar al 66% o 70%. En Argentina está en discusión la jubilación del 82% salario mínimo, vital y móvil, que tampoco es un porcentaje que se compare específicamente a nuestro salario real pre-retiro únicamente. Diría que es un unicornio encontrar una jubilación o pensión que nos cubra el 100% de lo que nosotros ganábamos en realidad. Esa brecha puede pegarnos duro en la realidad.

En lo que nos enfocamos hoy es en qué podemos hacer para intentar no caer en la pobreza y/o mantener un nivel de vida parecido al que teníamos cuando estábamos trabajando activamente, lo cual es diferente a caer en la indigencia o no tener cobertura alguna.

¿Entonces qué podemos hacer para contrarrestar el inevitable paso del tiempo y su efecto en nuestro estilo de vida en la tercera edad?

Nosotros primero nos hemos enfocado en tener nuestras cuentas en orden a través de una serie de artículos referidos a la creación de presupuestos personales. En Puntos Globales no solo nos dedicamos a información referida a viajes, sino que tenemos colaboradores que nos ayudan a compilar artículos referidos a finanzas personales, inversiones, seguros, productos y más. No somos profesionales registrados como asesores financieros o de inversión, pero podemos proveerte de información valiosa para que luego investigues tus opciones y tomes tu propia decisión.

Si analizamos cual fue uno de los factores de creación de riqueza más grande para la clase media norteamericana, nos daremos cuenta que el ahorro y la inversión han sido los dos motores más importantes. A pesar de la crisis, de los partidos políticos y los escándalos, el americano tiene claro que si quiere retirarse con un nivel de confort similar al que tenía durante la vida activa, requerirá algún tipo de ahorro. Cuando nos referimos a ahorros, nos enfocamos principalmente en aquellos fondos de retiros privados, seguros con cláusula gatillo de retiro de efectivo, inversiones directas en las bolsas de valores, bonos de todo tipo y color, certificados de depósitos, e intereses simples y compuestos a través de productos bancarios simples.

Tenemos claro que la pobreza alcanza a todos los países de una manera u otra y que no todos tienen la misma capacidad de ahorro o alcance a productos de inversión; sin embargo, la tecnología está cerrando la brecha al acceso a los mercados y si aún no llegó, llegará de alguna forma u otra. Entonces, podemos quejarnos y quedarnos de brazos cruzados esperando a que la edad nos llegue, o podemos comenzar hoy a buscar que vuelta podemos darle a la tuerca para primero comenzar por tener ingreso disponible a fin de mes, y luego de que manera invertirlo para genere incremento del capital e interés a largo plazo.

Enfocarse en la rutina por más pequeña que sea la contribución

En los países latinoamericanos no existe la cultura de la inversión. En cierta parte la cultura del ahorro tampoco está ampliamente difundida, a menos que nuestro circulo familiar tenga el ingreso necesario, la disciplina para pregonar con el ejemplo y la paciencia para mostrarnos el camino. El consumo nos llega a todos, la voracidad por lo último nos pega y todos buscan obtener más de la torta que representa nuestro ingreso. Ahora bien, si somos eficientes en crear un presupuesto, al final de cuentas podremos pensar a futuro.

La excusa más repetida que escucho cuando hablo con amigos acerca de invertir dinero es que la cantidad que pueden ahorrar no será suficiente como para hacer una diferencia. Por lo tanto, se entiende que como invertirla no es suficiente, o la uso a modo timba-casino en comprar moneda extranjera y especular o la gasto en la próxima salida como un bonus. Si bien guardando USD 50 al mes e invirtiendo dicho monto durante 30 años no nos volverá millonarios al llegar la edad de retiro, esta cantidad invertida de manera conservadora en acciones o fondos mutuales de inversión traen consigo la capacidad de generar interés o ganancias compuestas a largo plazo. La reinversión de dividendos y el crecimiento del valor de nuestros activos multiplicarán nuestra inversión total.

Invertir también tiene riesgos. La vida tiene riesgos, pero podemos minimizar algunos riesgos al estudiar lo que haremos y evitar caer en el consejo del vecino que invirtió en ese negocio fabuloso que le da un rendimiento del 300% mensual… hasta que la pirámide se cae y se encuentra uno ante otro esquema de robo para especuladores ingenuos. Invierte a largo plazo, habrá años que la ganancia será pálida, otros traerán ganancias monumentales, y algunos, no sabemos cuantos, nos quitarán parte del capital. Si elegimos inteligentemente e hicimos los deberes, en el largo plazo es donde nos sentiremos satisfechos.

Veamos los siguientes ejemplos:

Ejemplo 1, inversión ultra conservadora en bonos de alto rendimiento

Juan Carlos decide ahorrar USD 50 por mes comenzando a los 35 años y espera comenzar a tomar retiros aproximadamente a los 65. Aún cuando dejó pasar una buena cantidad de años para acumular capital e interés compuesto, nunca es tarde para mejorar nuestra posición.

Supongamos que esta persona decidió invertir de manera extremadamente conservadora en bonos de alto grado con un rendimiento del 4% a 30 años o en un fondo indexado de tal característica:

Invertir en bonos para nuestra jubiliacion

Juan Carlos habrá invertido a lo largo de 30 años aproximadamente USD 18.000 de a cuentagotas y su cuenta de retiro o valores tendrían la capacidad de generar apróximadamente $34.786. No solo eso, sino que a menos que retiremos todo el capital en un año, nuestros fondos seguirán generando interés.

Veamos el caso número 2, un mix conservador asesorado por un agente

La misma persona decidió seguir el consejo de un asesor financiero e invirtió en un mix de bonos de alto grado y acciones de calidad tales como Coca Cola, Unilever o 3M y ha obtenido un promedio de 6% anual de interés incluyendo reinversión de dividendos. Este porcentaje de ganancia sigue estando por debajo del promedio histórico del índice SP500, e incluso del índice Dow Jones que superan el 9%.

En esta alternativa, de alguna manera también conservadora, Juan Carlos contaría con más de USD 50.000 en capital que podrán seguir acumulando intereses por otro tiempo si es que no se retira todo el capital en la fecha requerida.

Caso 3, inversión planeada menos conservadora o bien en un índice mutual de inversión que siga el desempeño del SP500 o similar

Juan Carlos decidió hacer uso del aprendizaje que obtuvo en la universidad, leyó los libros de Benjamin Graham y aquellos acerca de Warren Buffett, evitó caer en el área de especulación y decidió tomar el timón de su futuro. Investigó los fondos comunes de inversión que siguen a los índices históricos más importantes, filtró aquellos con altos costos anuales y eligió poner USD 50 todos los meses y olvidarse de esa porción de su salario. El resultado sería algo así:

Invertir en indices que siguen al SP 500

A lo largo de 30 años, JC pasó de poner un total de USD 18.000 de capital a tener más de USD 74.000 en activos en su cuenta de retiro. Su fondo seguirá generando dividendos mientras continúe teniendo una parte de ellos y su jubilación seguramente contará con una mejor calidad de vida.

Pensemos lo siguiente: Si JC decidiera simplemente ejecutar su portfolio y parar su dinero en efectivo. Los ahorros le proveerán más de 6 años de un ingreso mensual de USD 1.000 o 12 años con un ingreso adicional de USD 500. Imaginen que podría suceder si tuviéramos la capacidad de ahorrar más y desde más temprano.

Conclusión

Organiza tu presupuesto y libera dinero por más pequeño que sea. Este estará a tu disposición. Una vez que tengas ciertos ahorros para emergencia, estudia, averigua, habla con profesionales del tema o bien si entiendes de finanzas o de economía al menos de forma básica, intenta educarte a tí mismo a través de la inagotable fuente que es internet. No busques especular, no intentes cortar camino y busca la rutina y la inversión a largo plazo. No se puede recuperar el tiempo que ya pasó, pero se puede comenzar HOY a plantar la semilla del futuro, una gota de agua a la vez.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: