A medida que publicamos artículos nos encontramos con lectores que se sorprenden al darse cuenta que en muchos casos obtener una tarjeta de crédito nos saldrá más barato que pagar por ejemplo por Priority Pass.

En alguna manera suena estupido, pero no lo es, solo que depende de qué tipo de consumo y necesidades uno tenga. Es decir, obtener la tarjeta de crédito para obtener Priority Pass o Lounge Key ilimitado cuando tan solo viajamos dos veces al año y en pareja es probable que no tenga sentido, aunque dependerá del costo.

Por otro lado, un viajero ultra frecuente que apoya su cuerpo en los aviones todas las semanas podrá beneficiarse de pagar por la tarjeta de crédito que ofrezca ingresos ilimitados, en vez de pagar una membresía local o internacional.

Dónde ahorrar en la tarjeta de crédito

Teniendo en cuenta el costo anual de la tarjeta, incluyendo el valor del resumen mensual si es que aún lo cobran, existen tarjetas que efectivamente nos pueden ahorrar dinero.

Ingresos a salones VIP

Por dar un ejemplo, ayer hablamos de la tarjeta de crédito Scotiabank Mastercard Black de Chile que por un costo de USD 179 anuales nos daba más de USD 350 en valor, sobre todo en accesos a salones VIP, 6 domésticos y 2 internacionales. Es decir, si viajamos en pareja una vez internacionalmente y 3 veces de manera doméstica, ahorraremos obteniendo la tarjeta de crédito que pagando de nuestro bolsillo el ingreso al salón.

Aquellos viajeros frecuentes, o incluso los viajeros familiares pueden ahorrar dinero al utilizar sus accesos a lounges respecto del consumo directo de comida y bebidas en el aeropuerto. Esto sumado al mejor ambiente que obtendremos respecto del área de abordaje. Una familia de cuatro pagaría USD 32 por persona para ingresar a un lounge, por vuelo en caso de tener Priority Pass o Lounge Key estandar. Pero en el caso de que la tarjeta de crédito le ofrezca ingresos ilimitados, el costo seguramente sea neutralizado con tan solo un viaje. Más aún si este ofrece escalas en el medio.

Seguro de viajero

Existen tarjetas de crédito (sobre todo Mastercard Black) que ofrecen seguro médico de viajero con coberturas superiores a los USD 150.000 o USD 200.000. Esto es el mínimo que creo necesario en caso de viajar respecto al monto de cobertura. Donde nos ahorramos dinero es en el hecho de que la cobertura es infinita durante el año. Es decir, no importa cuántos viajes realicemos, siempre y cuando cumplamos con las condiciones de cobertura, el seguro de viajero no tendrá que ser desembolsado de nuestro bolsillo.

Garantía extendida

Otro caso puede ser el de la garantía extendida. Aquellos con pequeños negocios pueden sacar provecho de la garantía extendida y protección de compras al ponderar un segundo año adicional de cobertura ante defectos o roturas del artículo en cuestión. Es decir, una tarjeta básica con dicha cobertura será probablemente más valiosa que pagar una garantía extendida en cada artículo que compramos, o incluso que arriesgar el segundo año sin cobertura. Sobre todo teniendo en cuenta que este beneficio es ilimitado respecto de la cantidad de artículos por año.

Categoría de élite

Las tarjetas de crédito con categoría de élite como American Express Platinum como abanderada o las múltiples tarjetas de crédito de LATAM o Avianca nos permiten saltar la línea a un mundo de beneficios.

Aún cuando los beneficios no son los más elevados, estas tarjetas nos ahorran dinero y tiempo. Selección de asientos, ingresos a lounges de partida, check in prioritario, y preferencia a la hora de hacer reservas y cambiar un pasaje ante emergencias.

No se queda ahí, en los hoteles además obtenemos beneficios tangibles como desayunos sin costo adicional o accesos a amenities reservados a aquellos que paguen por ellos o tengan categoría de élite.

Conclusiones

Definitivamente hay una ventana en donde obtener la tarjeta de crédito tan solo para ahorrar puede ser una realidad. Por otra parte, esto puede ser un desastre total en las manos irresponsables de una persona sin control.

La estrategia de obtener la tarjeta para ahorrar en algo que de todas maneras utilizamos está reservada a aquellas que realmente pueden sacarle valor. El ejemplo más claro es el de la familia que viaja regularmente internacionalmente. Con un mínimo de 3 viajeros en el grupo que viajen 2 veces al año internacionalmente bastará para cubrir más de USD 250 en valor de lounges, como mínimo.

No dejen de mirar los beneficios de élite con los hoteles y aerolíneas, las tarjetas de dichas compañías suelen ofrecer algunos beneficios interesantes que pueden ahorrarnos dinero de manera seria.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: