Tarjetas de crédito Marriott, Hilton, IHG, Wyndham, Radisson y Hyatt comparadas y noche anual gratis.

Una comparación simple pero multitudinaria, las tarjetas de crédito de las principales cadenas globales puestas bajo la lupa de Puntos Globales, buscando el valor, el beneficio y si tiene sentido mantenerlas en el bolsillo año tras año, pagando el costo anual a pesar de que no se utilicen.

Personalmente mantengo las tarjetas hoteleras más que ninguna otra, es decir, sacando mis productos principales tras organizar un ecosistema de acumulación y ahorros a través de puntos/millas, las tarjetas de crédito hoteleras se mantienen año tras año a pesar de lo expandido del portafolio de cadenas. No es que me guste acumular plásticos, sino que en la mayoría encuentro valor, aunque hay algunas en donde ese valor comienza a quedar bajo el cuestionamiento.

Claramente voy a referirme a productos únicamente disponibles en Estados Unidos, por lo que seguramente no conozcan las tarjetas aunque sí las cadenas. La razón principal que encuentro para que estas tarjetas existan casi exclusivamente en los Estados Unidos y no en otros paises la conecto con la obvia cantidad de propiedades que poseen en el territorio del país norteamericano, que en muchos casos supera la mitad de todo el portafolio.

tarjetas de crédito de radisson, hilton, marriott, ihg, hyatt y wyndham comparadas

Pero además está claro que esta extensión y las ganancias que pueden obtener los intermediarios como Visa, Mastercard, AmEx y los bancos a través del uso de tarjetas de crédito conlleva a un ecosistema enorme de puntos, millas y productos que cambian año tras año.

Si me preguntan qué cadena hotelera se lleva el premio, les diré que ninguna. No hay cadena hotelera perfecta y todas tienen algún tipo de punto sobresaliente en algún aspecto, por ejemplo:

  • Marriott Bonvoy gana sin dudas en la extensión y calidad de su portafolio con gran cantidad de propiedades de alto nivel.
  • Hyatt en la calidez de su programa de lealtad al estilo SPG(adquirido por Marriott y perdido).
  • IHG tiene a favor el factor costo/beneficio de su extendida marca Holiday Inn en sus diferentes sabores (incluso sus resorts).
  • Wyndham gana por extensión y en la cotización de una gran parte de su portafolio.
  • Hilton es probablemente EL lugar en donde ser élite aún hoy con propiedades de calidad similares a las de Marriott, pero un reconocimiento de la marca más pronunciado.
  • Radisson posee probablemente algunos de los hoteles boutique más interesantes por un nivel de precios relativamente accesible.

Las cadenas también tienen puntos negativos que pueden impactar en menor o mayor intensidad nuestras expectativas. En términos relativos, estos puntos negativos están orientados más al viajero frecuente y el de élite que aquel que sale de vacaciones y solo se aloja esporádicamente en ciertas cadenas.

  • La devaluación de los beneficios de élite medios Gold y Platino y la pérdida del toque que SPG tenía con sus clientes.
  • Hyatt pierde en la extensión relativa a Hilton, IHG, Wyndham o Marriott lo cual puede causar que la lealtad deje de funcionar cuando uno tiene tan solo una propiedad de Hyatt y de altísimo nivel, pero al lado encuentra 4 propiedades de Marriott con 2 o 3 puntos de precios diferentes.
  • IHG pierde terreno en la falta de hoteles de alto nivel en comparación al resto de las cadenas y en lo poco valioso de su categoría de élite basado en el respeto que le ofrecen sus propiedades.
  • Wyndham parece ocuparse más por la cantidad de propiedades que por la calidad. Además ser élite no garantiza nada en algunos países ya que el reconocimiento en la marca es prácticamente nulo.
  • Hilton podría ser todo lo que era SPG con un toque de Marriott, pero también pierde en extensión respecto de su mayor competidor.
  • Radisson tiene huecos importantes en algunos países y sus puntos muchas veces terminan siendo un sinsentido respecto del precio de las propiedades.

Ahora bien, es importante recordar que las tarjetas de crédito de estas cadenas hoteleras pueden acelerar no solo el acceso a la categoría de élite, sino proveernos de importantes beneficios que pueden realmente ahorrarnos dinero todos los años. En este punto es donde las tarjetas hoteleras se diferencian de todas las demás, sobre todo de las aerolíneas. No es necesario una tarjeta premium para obtener un beneficio real.

Tarjetas de crédito Marriott

En su nivel estándar, con valores de $99 y $125 Chase y AmEx se reparten las tarjetas personales y de negocios de Marriott Bonvoy. Si bien la acumulación no deja nada para la imaginación, a este nivel uno posee nivel de élite introductorio, Silver, y 15 noches de élite para llegar anticipadamente al siguiente piso (Gold, por ejemplo).

El beneficio de las 15 noches de élite SOLO es acumulable entre la posesión de al menos 1 tarjeta personal y una de negocios, algo que nos pone en 30 noches sin problema y a tiro de llegar a Platino.

La noche anual es simple, una vez al año recibimos un certificado o voucher por hasta 35.000 puntos para una noche. No se puede acumular con puntos pero a diferencia de otras cadenas, estos 35.000 puntos tienen un valor de canje que va de los $100 hasta los $350 en el lado más alto. Si comparamos este beneficio contra el costo anual, no hace falta explicar por qué uno tiene no solo garantizada la noche, sino que básicamente termina siendo un descuento anual que no es demasiado difícil de utilizar.

Algunas de las propiedades que ingresan en el voucher es el Marriott Resort de Cancún, The Laguna a Luxury Collection o incluso el Westin en Bali, Aloft en Dublin, The Warehouse en Singapur o el Sheraton Resort de Maldivas por dar algunos ejemplos.

Marriott Bonvoy Brilliant AMEX

En el lado de las tarjetas premium, Chase posee la tarjeta del Ritz Carlton de $450 anuales oculta para nuevos clientes pero con beneficios similares a Marriott Bonvoy Brilliant de AmEx que trae $300 de créditos en el ecosistema Marriott todos los años, un voucher anual por hasta 50.000 puntos, Priority Pass ilimitado, categoría de élite Gold, acumulación acelerada, 15 noches de élite, $100 de descuento cada dos noches en Ritz Carlton y todo el nivel de protecciones y seguros de AmEx.

A cambio de $450 no tiene desperdicio ya que viene con categoría Gold y Priority Pass ilimitado, siendo dos beneficios importantes que nos ahorran en viajes, aunque podríamos prescindir de ellos si poseemos otra tarjeta. Pero bien, los $300 anuales reembolsables en los gastos dentro del ecosistema Marriott (reservas, consumos, etc.) reduce el costo a $150, para luego agregarle un voucher de hasta 50.000 puntos que puede significar sin problemas una noche con un costo de $800 por noche como el Westin de Maldivas.

Tarjetas de crédito hoteleras de Hilton

Arrebatado del Citi por AmEx en su renacimiento, las tarjetas de crédito de Hilton están entre las más interesantes. Lamentablemente solo una tiene una noche anual garantizada, y es la versión premium que se lleva los ojos de muchos. Las versiones de negocios y personal solo reciben una noche sin cargo al gastar 15.000 dólares al año, algo que podría compararse con el voucher de vuelo 2×1 que algunas aerolíneas tienen en su portafolio.

Lo interesante de las tarjetas de Hilton medias es que traen categoría Gold, y este beneficio incorpora una hueste de beneficios como la 5ta noche gratis al canjear puntos, el check in temprano y check out de las 4 de la tarde ( a diferencia de Marriott que ahora ofrece 2pm para Gold), y el desayuno sin cargo para cada miembro gold y su acompañante en todas las propiedades.

Ahí estuve, en el Waldorf Astoria de Roma desayunando en el medio de la antigua ciudad sin pagar más que los puntos debido a que tenía Gold por la tarjeta de crédito. El ahorro era de más de $60 por día, con un promedio de $25 sin importar el país. La acumulación de puntos es interesante, pero no hay mucho más para resaltar, por lo que estas tarjetas no suelen quedarse en los bolsillos de los viajeros.

Ahora cuando hablamos de la tarjeta premium, Hilton Aspire, estamos hablando de una de las mejores tarjetas de crédito premium de los Estados Unidos. Esta incluye $200 en reembolso de gastos accesorios con aerolínea, $250 en créditos/reembolso en los resorts o propiedades de Hilton, Priority Pass ilimitado, una noche de fin de semana SIN CARGO en el ecosistema Hilton y categoría de élite top, Diamante con todo lo que esto significa respecto de upgrades a suites y beneficios dentro de las propiedades.

AMEX Hilton Honors Aspire
*100.000 puntos HH de bienvenida *$250 en credito de resort y $250 en gastos con las aerolíneas. *Estatus Diamond Elite *Noche gratis anual *14X puntos en hoteles Hilton *7X en vuelos, alquiler de autos y restaurantes *3X en todo lo demás Costo anual $450.- Obtenla siguiendo este enlace

Esa es una tarjeta para mantener año tras año, pero claro uno debe pagar los $450 sin dudarlo antes de recibir los beneficios.

IHG Club Rewards y sus tarjetas de Chase

Acá no hay tarjeta premium, solo dos niveles, una que no vale la pena y una que cuesta $89 al año y vale la pena mantener. De hecho, esta versión de $89 tiene una antecesora que aquel que aún la posee la mantiene activa ya que el costo anual es de tan solo $49 y ofrece beneficios similares.

¿Qué obtenemos por $89? La posibilidad de obtener una cuarta noche gratis al canjear tres consecutivas con puntos, excelente valor y únicamente disponible para quienes poseen la tarjeta. Una noche gratis por hasta 40.000 puntos con la renovación anual, fácil unos $200, que pueden llegar a ser $300 en algunos casos. Es decir, por $89 podemos obtener el descuento efectivo de canjear una noche anual que puede costar fácilmente el doble.

Además trae categoría de élite Platino, lo cual es relativamente poco útil en el ecosistema IHG por el poco esfuerzo de la marca en mantener un sistema de lealtad real aunque se puede beneficiar de pequeños gestos y descuentos. Como casi todas las tarjetas anteriores a excepción de las de Marriott estándar, $100 de reembolso en TSA Precheck/Global Entry cada 4 años.

IHG Premier por Chase
*80.000 puntos de bienvenida *10x puntos en IHG *1 noche sin cargo de renovación anual *4ta noche gratis en canje de puntos *Estatus de élite Platinum Costo anual $89.- Obtenla siguiendo este enlace

Uno de los mayores puntos de venta de este producto es el de los 140.000 puntos de bienvenida que está ofreciendo. Utilizados eficientemente uno puede alojarse en propiedades de alto nivel sin pagar un centavo por casi toda una semana.

Si tienen la suerte de haber obtenido la versión anterior de $49, cerrada a nuevos clientes, los 40.000 puntos anuales (que anteriormente no tenía límites) continúa vigente.

Las tarjetas de Wyndham Earners

Las renovadas tarjetas de Wyndham traen beneficios de élite, noches sin cargo y no mucho más en un ecosistema en donde el nivel de élite tiene poco beneficio, los puntos terminaron siendo devaluados hacia 3 categorías en donde la relación puntos/valor de mercado es muy estrecha y las propiedades muchas veces no tienen demasiado valor agregado.

Curiosamente la tarjeta más interesante es la de negocios, que viene con 45.000 puntos de bienvenida, el equivalente a entre 3 y 6 noches sin cargo por gastar $1.000 en 90 días, categoría Diamante, el nivel de élite más alto, y descuentos en tarifas especiales para miembros. No mucho más a cambio de $95 anuales que nos compran el beneficio de ser diamante (para un matcheo), una noche anual de 15.000 puntos asegurada y poco más.

El beneficio mayo está dado por el matcheo con Caesars que explicaré en otro artículo y puede ofrecer miles de dólares en tarifas de noches sin cargo.

U.S. Bank y Radisson Rewards

Anteriormente Club Carlson, las tarjetas de Radisson Rewards tienen el beneficio principal de obtener los 40.000 puntos anuales de renovación a cambio de un valor menor a $85 dependiendo la tarjeta. Adicionalmente conseguimos categoría de élite Gold que sí puede beneficiarnos para un check in temprano y un check in tardío en las propiedades.

Los 40.000 puntos terminaron siendo poco. En el pasado, estos puntos nos permitían justificar el costo anual de renovación sin dudas, pero con la devaluación encubierta y la falta de relación entre los puntos y los precios de mercado, Radisson queda a la deriva respecto de sus competidores.

USBank Radisson Rewards Premier
*Hasta 85.000 puntos de bienvenida *40.000 puntos de bono por renovación *1 noche gratis cada $10.000 gastados *Estatus de elite GOLD *10x puntos en Radisson *5X puntos en todo lo demas Costo anual $75.- Obtenla siguiendo este enlace

No tiene ninguna tarjeta de crédito que realmente valga la pena tener a largo plazo, aunque si uno la tiene quizá la mantenga de todas maneras debido a los bajos costos. Si es por el programa, las tarjetas no tienen sentido.

World of Hyatt

Esta tarjeta ha pasado a ser el fetiche de muchos viajeros frecuentes por la alianza de Hyatt y American Airlines, el nivel de servicio que ofrece esta cadena mediana (aproximadamente 1.000 propiedades mundialmente) y los beneficios de poseer la tarjeta a cambio de $95 anuales.

Usualmente el bono de bienvenida es el punto de venta, 50.000 en dos tramos de gastos que llegan a $6.000. El beneficio más importante es sin dudas la noche gratis que viene con la renovación de la tarjeta, un voucher que habilita al viajero a cualquier propiedades que esté entre la categoría 1 y la categoría 4. Algo similar a lo de Marriott, pero con muchas menos opciones.

Aquellos viajeros que gasten más de $15.000 pueden recibir una segunda noche, lo cual ya pone en el terreno de la necesidad individual la acumulación de puntos a través de un gasto relativamente importante. ¿Cuál es el rango de valor de este voucher? Potencialmente entre los $100 y los $350, algo similar a Marriott Bonvoy.

World of Hyatt por Chase
*60.000 puntos de bienvenida *1 noche sin cargo por renovación anual *4x puntos en Hyatt *2x puntos en restaurantes, gimnasios, transporte público y aerolíneas Costo anual $95.- Obtenla siguiendo este enlace

El nivel de élite Discoverist, el más bajo, posee pocos beneficios, pero significativos como el check in temprano y tardío que se ven ayudadas por la capacidad de obtener 2 noches adicionales de élite cada $5.000 consumidos en la tarjeta. Una persona debería gastar $50.000 para obtener 20 noches de élite y quedar a 10 adicionales del nivel medio. Difícil.

En el balance, la tarjeta de Chase y World of Hyatt ofrece valor y permite mantener la tarjeta año tras año sin dificultad. A diferencia de Radisson, es posible obtener un descuento efectivo en la noche anual.

¿Vale la pena mantener múltiples tarjetas de hoteles?

Sin lugar a dudas, siempre y cuando uno tenga sus finanzas en orden y viaje de manera repetida anualmente. Importa también el lugar a donde viajamos ya que si mi principal objeto de viaje sería dentro de los Estados Unidos, curiosamente no mantendría ninguna de estas tarjetas.

Pienso que el mejor valor se obtiene en Asia, África y el Caribe, y en segundo lugar en Europa. Latinoamérica continental tiene valores oscilantes y un gran hueco en el alcance geográfico de las propiedades.

A pesar de que en la lógica uno pensaría que no vale la pena tener múltiples tarjetas, con una estrategia basado en dos personas y tiempo para obtenerlas sin apuro uno puede armar un portafolio de tarjetas que le garantice anualmente cierta cantidad de noches en prácticamente cualquier rincón del planeta a cambio de un precio irrisorio y sin demasiado problema respecto de la disponibilidad.

Incluso la combinación de ciertas cadenas puede volverse extraño al principio, para luego ver que en algunos destinos las cadenas imponen sus propiedades de similar categoría una al lado de la otra por lo que el movimiento de un hotel o resort al otro puede significar nada más que armar las valijas y caminar unos pasos.

La noche gratis el gran beneficio

Sin dudas la noche gratis es el gran beneficio de poseer una tarjeta de crédito hotelera. Al final de cuentas la gratuidad de la misma no existe como tal ya que pagamos una membresía anual del plástico, pero sí podemos tomarlo como un descuento real y efectivo sobre una tarifa que casi irrestrictamente iríamos a utilizar. Es decir a cambio de mantenernos en el ecosistema de la cadena y no mirar a sus competidores nos encontramos con que podremos pagar $95 una noche de hotel que tiene un valor de $250, o $150 o $300.

No solo eso, no tendremos que pelear con el dueño del hotel porque decidió que el check in ahora es a las 5 pm, o a las 4pm o que no podemos llegar después de las 9 pm sin avisar porque cierra la puerta. La comodidad y plasticidad de alojarse en un hotel con una marca global tiene beneficios que en la práctica nos hacen la vida más fácil.

Esto se nota aún más en las propiedades en destinos de playa en donde puede que pasemos la mayor cantidad del tiempo.

2 Responses

  1. Franco dice:

    Hola, hay forma de sacar una de éstas tarjetas sin vivir en usa?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.