No has perdido el dinero hasta que no vendes. Cuando el pánico del mercado bursátil te fulmina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.