Los cargos que LATAM Airlines cobra al modificar vuelos ¿Una reliquia del pasado?

La ventaja de canjear vuelos con millas es la flexibilidad respecto de pagar una tarifa de mercado, sobre todo cuando la compra está realizada en las tarifas económicas con descuento, las mas baratas. Las penalidades por cambios de pasajes, cancelaciones, devoluciones y demás siempre estuvieron mas cerca de los pasajes pagos que de las millas, sin embargo, LATAM se aferra a una estructura de cargos adicionales que se asemeja a una reliquia del pasado viajero.

Me refiero específicamente a todos los cargos de penalidad por emitir o solicitar la devolución de un vuelo. El cobro del reembolso de las millas al cancelar o modificar un vuelo emitido con millas es una medida que desalienta el uso libre de las millas. No solo las monedas virtuales que son las millas no nos pertenecen como clientes, sino que además están siempre expuestas a los cambios que deseen las aerolíneas, y si además tenemos que pagar adicional por usarlas o devolverlas tras emitirlas, resulta que la flexibilidad se queda en la teoría y se aleja de la práctica.

LATAM Airlines cree que es una buena política ya que mantiene la idea de cobrarlos a pesar de la flexibilidad que ofreció por apenas un puñado de meses al comienzo de la pandemia.

Por ejemplo, los costos por emitir a través del teléfono ya son un problema en sí mismo que usualmente llevan un rango de entre $16 y $60 dólares por intento, algo que a veces es sumamente necesario debido a la no aparición de algunas aerolíneas socias en el portal en línea de LATAM.

No solo eso, sino que tras emitir y ante algún inconveniente o cambio de planes, seguramente no tengamos suerte al momento de realizar modificaciones en línea y tendremos que caer otra vez en el contact center para solucionar nuestra cancelación, modificación y reembolso de millas.

Los únicos que se salvan de los cargos son los élites de las tres categorías mas altas: Platinum, Black y Black Signature. El resto deberá pagar cargos por devoluciones que rondan entre los $15 y los $60 para vuelos internos dependiendo el país, o entre 2.400 millas y 6.000 millas, pero que para vuelos internacionales llega a casi $200 dólares o 23.400 millas de penalidad de «cargo de servicio».

cargos por cambios y reembolsos de millas LATAM Pass

Y por si no fuera poco, hay que tener en cuenta que las millas que nos devolverán pueden desaparecer en medio de la transacción si es que estas tenían fecha de expiración anterior al día en que realizamos la modificación y la solicitud de reembolso.

Es decir, ¿canjeas un vuelo entre 90 y 120 días previo al viaje? ¡Paga más! ¿No te ofrecen el vuelo en línea y tienes que llamar al contact center? ¡Paga más! ¿Te cambiaron los planes y deseas hacer una modificación? ¡Paga! ¿Y si quiero el reembolso de mis millas? ¡Paga… y asegúrate de que las millas no estaban vencidas al día de hoy!

¿Cuál es la ventaja entonces que ofrecen por sobre pagar con nuestro dinero por lo que deseamos? A esta altura no lo se, ya no acumulo mas millas LATAM, pero hay millones que aún están ligados.

4 Responses

  1. Armando dice:

    ezequiel, y cambiarás esa caja de alfajores x 35.000 millas + 35 dolari de costes de envio…
    Todos esta situación del programa LATAM es tambien reflejo de su chapter 11, están en quiebra tecnica…
    una pena, tan PODEROSOS que parecían cuando Lan absorvió a tam y se volvío LATAM, fue alla x el 2012?

  2. Ezequiel dice:

    Cuanta razón !!! desde hace años (incluso años antes de la pandemia) que LATAM viene perjudicando a su «pasajeros fieles». Pero el zarpazo final lo día con la pandemia: devaluación demencial de los valores en millas, eliminación de beneficios a su socios elite (por ejemplo no poder hacer mas upgrade con millas al momento de emitir, ahora solo puedes ‘postularte’), cobrarte por emitir, etc. A eso le sumamos un PESIMO call center, en donde si tenés la suerte que un agente que te atienda, este no hace otra cosa que leerte lo que vos mismo podes ver en pantalla, en fin un sinnúmero de barbaridades. En mi caso particular, hace mas de cuatro años que dejé de ‘comprar’ cuando aparecían promos de compra de millas y solo me dediqué a acumular aquellas que venían «sin costo». Mi punto de quiebre con la fidelidad con LATAM fué cuando cambiaron del sistema de kilómetros a millas. No porque fuera peor o mejor contabilizar en millas o kms. sino porque enmascaró un verdadero downgrade del programa entero, y en particular con sus socios Platinum. Finalmente pude emitir las millas que me quedaron y viajar durante el 2021. Lamento que me hayan quedado 35.000 millas atrapadas que residiendo en Argentina, no me sirven para nada. Las terminaré canjeando por una caja de alfajores y finiquitaré el divorcio vincular con LATAM. Como se te extraña LAN !!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.