Las protecciones de las tarjetas de crédito que más hemos usado para ahorrar dinero

Uno de los puntos altos de las tarjetas de crédito son las protecciones y beneficios complementarios que ofrecen sin costo adicional. Es decir, en las tarjetas premium o de gama media, el costo que pagamos por ella año tras año es precisamente lo que nos habilita a tener una cantidad de beneficios y protecciones que pueden ahorrarnos dinero año tras año.

Estas protecciones o beneficios adicionales van desde la responsabilidad financiera al 0% de gastos no autorizados, hasta seguros de cancelación o interrupción de viaje que podrían costarnos varias decenas o cientos de dólares en un seguro de terceros. Es decir, estas protecciones ofrecidas por las tarjetas de crédito tienden a ofrecer servicios dispares, pero que pueden tener un valor superior que nos ahorramos por tan solo poseerla.

Hicimos una suerte de encuesta interna para elegir las cinco protecciones de las tarjetas de crédito que más valoramos y que en muchos casos hemos utilizado una y otra vez, y que realmente pueden ahorrarle dinero y salvarles una compra en caso de que todo salga mal.

Seguro de garantía extendida

Las tarjetas de crédito Visa, Mastercard y American Express ofrecen prácticamente en todos sus niveles este servicio complementario. Podríamos decir que en todas las tarjetas Gold en adelante es posible encontrar el beneficio, y vaya si es útil.

El beneficio de la garantía extendida de la tarjeta de crédito es el beneficio o protección más simple de entender. Simplemente adiciona tiempo a la cobertura oficial del producto adquirido. Es decir, si compramos un producto nuevo o remanufacturado (refurbished para los que compran online en Estados Unidos) y la tarjeta de crédito ofrece este beneficio de garantía extendida, una vez ejecutada la compra el producto queda automáticamente alcanzado por un año adicional a la vigencia de la garantía oficial.

Lo que quiero decir es que si nuestro nuevo teléfono tiene una garantía de 1 año por el fabricante, el beneficio se extiende un año adicional pero por parte de la tarjeta de crédito. En ya cuantiosas ocasiones hemos utilizado este beneficio para productos que van desde laptops, pasando por teléfonos, pero que incluyen heladeras y otros artículos del hogar.

En líneas generales el reclamo requiere hacer efectivo el pedido, proveer de información básica como puede ser el resumen de cuenta en donde muestra la compra, la factura de compra del artículo, la póliza de garantía oficial y algún tipo de diagnóstico realizado por personal adecuado. Esto último es importante, no podemos pedirle a nuestro tío que haga el diagnóstico, necesitamos algo por escrito.

La tarjeta de crédito, el emisor, ni el banco nos arreglarán el producto, sino que nos cubirirán el costo de hacerlo a modo de reembolso. En caso de ser imposible de reparar, y siempre y cuando no haya sido un daño intencional (arrojar la TV desde un tercer piso… por ejemplo), el máximo a reembolsar será el costo original de compra.

Importante para recordar, siempre revisen qué tarjeta de crédito utilizar para maximizar su cobertura respecto de las protecciones de las tarjetas.

Protección de compra garantizada y devolución

¿Nos arrepentimos de la compra? ¿El producto comenzó a funcionar de manera errática al mes y no nos aceptan la devolución? ¿Aprendimos de algo irreparable que el fabricante nunca aceptará tras experimentar con la compra? Para eso está el seguro de devolución garantizada o compra garantizada ofrecido como protección de las tarjetas de crédito.

Este beneficio usualmente se encuentra en los productos de nivel alto o medio-alto, y sobre todo en American Express. El funcionamiento es simple, si no estamos conformes o simplemente queremos devolver el producto y el vendedor no acepta la devolución, una vez realizado el reclamo podremos obtener el dinero por nuestra compra tras devolver el producto.

Dependiendo el costo y el tipo de producto, muchas veces los emisores no requieren el envío, pero nuestras experiencias han sido variadas. Claro que si compramos un producto de USD 2.000 y el límite del beneficio en cuestión arroja USD 300, seguramente no nos soliciten la devolución, sino que nos devolverán un reembolso hasta el máximo del beneficio.

Sin embargo, su experiencia puede variar. En alguna experiencia nos han solicitado devolver el sillón que tenía un problema, sí, un sillón de dos cuerpos… el envío simplemente tenía un valor superior al reembolso.

Valoramos altamente esta protección de la tarjeta de crédito porque lo que nos asegura es de que ante un producto nuevo o con el que experimentaremos por primera vez, nuestra decisión está de alguna manera cubierta contra malas experiencias. Aquellos que obtienen una tarjeta de crédito con este beneficio, recomendamos utilizar dicho producto para comprar artículos semi durables de alto valor.

Seguro médico de viajero

Esta protección tiene aristas importantes. Aquellas tarjetas de crédito con seguro médico de viajero de USD 30.000 es prácticamente inservible. Es decir, 30.000 es mejor que nada, pero ante una emergencia, este monto significará la nada misma en el medio de un viaje. Nosotros recomendamos un valor mínimo de 200.000 para viajes internacionales.

Una gran cantidad de tarjetas de crédito Mastercard Black y Visa Signature/Visa Infinite de Latinoamérica ofrecen un límite de 200.000 en seguro médico de viajero. Este beneficio puede ahorrarle a los pasajeros entre USD 50 y USD 300 fácilmente en cobertura.

La diferencia principal y el por qué entró en nuestra lista es que en varias oportunidades hemos tenido experiencias en donde utilizarlas y los resultados han sido positivos. Ninguno ha llegado al nivel de tener que recurrir a una evacuación desde un lugar extremadamente lejano a casa, pero la cobertura médico siempre respondió.

Hay que entender lo siguiente, viajar al extranjero significa un desconocimiento de las reglas locales y muchas veces del idioma. Además, como extranjeros y turistas, estamos expuestos a ser blancos fáciles para el abuso, y en una situación de vulnerabilidad total, simplemente no estamos a cargo de la situación.

En caso de que su tarjeta de crédito no ofrezca la cantidad mínima recomendable, buscar opciones internacionales que pueden costarle tan solo algunas decenas de dólares y estarán asegurados respecto de un viaje sin sorpresas.

Protección de compra

Si pido a los lectores que levanten la mano aquellos que tienen un teléfono celular, probablemente lo dejen caer y romper en pedazos. En la consecuencia misma de mi requerimiento se encuentra la razón principal de por qué la protección de compra es probablemente el seguro o beneficio de tarjeta de crédito más importante de todos. No solo eso, sino que es el que más disponible se encuentra ya que incluso algunas tarjetas de crédito clásicas lo ofrecen.

La protección de compra es un seguro ofrecido contra roturas, robo, pérdidas y accidentes que causen un daño reparable o irreparable contra el producto que compramos con nuestra tarjeta de crédito.

Los muchos teléfonos que hemos tenido han pasado por el filtro de este beneficio, laptops defectuosas de fábrica, la instalación de llantas automovilísticas, e incluso incumplimientos respecto del envío por parte del fabricante o vendedor de los productos acertados han ingresado en este beneficio de acuerdo al colectivo de colaboradores que aportaron a este artículo.

Importante para hacer el reclamo, mantener toda la documentación y hacerlo a tiempo. Sí, hacer el reclamo a tiempo. Cada tarjeta tiene un tiempo diferente que va desde los 30 hasta los 120 días, con cualquier combinación de números en el medio. Revisar su portafolio de tarjetas previo a realizar las compras y comprender las condiciones aplicables.

Este beneficio es muy importante para las compras de productos altamente portátiles que pueden ser robados o extraviados fácilmente, y claramente los teléfonos están primeros en la lista de aquellos que cumplen con estos requisitos.

Seguro de protección de teléfono celular Visa/Mastercard

Un seguro o protección de las tarjetas de crédito que comenzó en Estados Unidos y poco a poco comienza a extenderse por el continente. El servicio funciona de alguna manera como la protección de compra, es decir, protege el teléfono contra roturas, daños, robo o pérdida del producto, pero en vez de limitar la compra a 30, 45, 60, 90 o 120 días, el seguro de protección de teléfono celular Visa o Mastercard provee una protección permanente con una condición.

La condición indispensable es que nuestra factura de telefonía sea pagada en su totalidad con la tarjeta de crédito que provee la protección. Es decir, si nuestro proveedor de telefonía celular nos cobra a la tarjeta Visa con el beneficio, automáticamente quedamos cubiertos contra las razones especificadas por el emisor todo el año y el siguiente y el siguiente hasta que decidan cancelar el beneficio.

La protección de teléfono celular tiene un límite monetario al año y de cantidad de reclamos cada 12 meses. Es decir, usualmente el reclamo es válido por hasta 3 reclamos y con un límite de USD 600 por cada reclamo, aunque algunos pueden ofrecer un límite inferior o superior. Las tarjetas Mastercard pueden requerir un copago de USD 50 por reclamo, mientras que Visa solicita USD 100.

El reclamo requiere algunas piezas de documentación que ya son conocidas: factura de compra, factura de pago de telefonía celular, resumen de cuenta en donde se muestra la factura mensual y un diagnóstico de reparación de alguna compañía que pueda dar fe de qué pasó y cuánto cuesta repararlo.

Claro que ni Visa, ni Mastercard repararán nuestro producto, simplemente, tras ser aprobados por el reclamo nos enviarán el dinero correspondiente para pagar el arreglo o reposición del teléfono.

Conclusiones

Uno de los beneficios claros de pagar con tarjeta de crédito nuestras compras importantes y los viajes es que a pesar de todo lo malo que se le impone a la idea de bancos y tarjetas de crédito, siempre referido a deudas, al día de hoy los beneficios ofrecidos terminan ahorrándole mucho dinero al cliente frugal que no gasta más de lo que debe o puede.

Es decir, podemos viajar tranquilos conociendo que tenemos seguros variados como cancelación, interrupción o seguro médico, mientras que nuestras compras seguramente estén protegidas por una variedad de niveles que incluyen los primeros 120 días y la garantía extendida que extiende 1 año más la oficial.

Si esto no fuera poco, existen productos (ver nuestra sección de ofertas de tarjetas de crédito) que tienen la posibilidad de ofrecer en beneficios y protecciones mucho más de lo que pagamos por ellas. Entonces, ser estratégicos y poseer las tarjeta de crédito correcta para nuestro patrón de consumo puede ahorrarnos dinero año tras año.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: