Las nuevas restricciones para viajar a Estados Unidos, las millas canjeadas y el turismo en pandemia

Esto es pura opinión, 100%, pero vista desde alguien que reside en los Estados Unidos. En el día de ayer se anunciaron posibles restricciones que incluían el ya determinado PCR para todos los que ingresan, lo cual incluye a todos, pero también salió la obligatoriedad de hacer cuarentena al llegar al país.

No opino respecto de si está bien o está mal, lo cierto es que aún no se conocen los detalles y la práctica de lo que está a punto de suceder, pero la cantidad de desinformación que he visto en redes, sitios y hasta de periodistas me hizo romper un poco el hielo para hablar del tema.

Lo primero que hay que entender es que el decreto emitido por El Presidente es claro en lo que respecta a las reglas, simplemente anuncia que todos estarán obligados a seguir la lo que diga la CDC de ahora en más.

restricciones para viajar a Estados Unidos en enero 2021
Extracto del decreto presidencial del 21 de enero de 2021.

La CDC ha tenido un impacto directo en la prohibición de desalojos por falta de pago respecto del COVID, imagínense si no tendrá injerencia en el ingreso de individuos en el momento en que los muertos se calculan de a miles por día. El 12 de enero se dió aviso que a partir del 26 se requiere PCR, algo ya casi estándar en cualquier destino, lo avisaron con tiempo y hubo tiempo para cumplir con el requisito.

El segundo, y nuevo requerimiento parece no tener fecha aún, pero no está nada alejado de lo que otros países o incluso un continente entero como el Europeo ha impuesto. Incluso es mucho más liviano ya que en principio uno solo deberá hacer cuarentena que después se verá si es de 7 días, 10 días o 14. ¿Le pedirán un PCR negativo a los 3 o 5 días y listo? No se sabe, pero está en la potestad de cualquier país decidir qué es lo mejor para con aquellos que viven dentro del país.

Sin ir muy lejos, he visto innumerables quejas por las vacaciones, sobre todo en redes. Canadá nunca abrió sus fronteras, el 90% de los países de Sudamérica están cerrados, las islas del caribe tan solo han abierto a un puñado de países y ni hablar de Europa, China, y prácticamente el 100% del Sudeste Asiático, además claro de Nueva Zelanda y Australia.

Incluso muchas quejan provenían de individuos con origen en países con ALTAS restricciones actuales, que en su momento incluyeron a sus coterráneos, pusieron restricciones entre jurisdicciones y mucho más. La realidad es que al día de hoy NO se sabe cómo se implementará, y si finalmente se hará efectiva la cuarentena. Aparentemente está atado a la voluntad política y a la decisión que quedará en manos de la CDC y otros expertos, empoderados por la decisión de El Presidente.

Si en 10 días la CDC dice que es cuarentena obligatoria, es obligatoria. Los Estados tienen independencia en múltiples áreas, pero todo lo que respecta a las fronteras es potestad exclusiva del Gobierno Federal -como en cualquier otro país-, por lo tanto, no serán los estados quienes dicten la cuarentena. Eso sí, pueden incorporar reglas adicionales y hacerlo más difícil. Acá no entra en discusión lo que diga o piensen en NY o en Miami, estamos hablando de una decisión a nivel país con viajeros internacionales.

Comparar lo que hace Australia o algún país de Asia no es entender que Estados Unidos posee cientos de aeropuertos internacionales mayores por donde pueden ingresar vuelos internacionales, tan solo Texas tiene 3 aeropuertos enormes, Austin, Dallas y Houston, sin contar los secundarios que también son grandes. El control de semejante flujo de vuelos y restricciones aparece, a priori, como imposible.

¿Qué creo que sucederá si implementan una cuarentena? Seguramente será obligatoria pero requerirá del cumplimiento auto impuesto, algo que no es raro de encontrar por estos lugares. Ingresarán y quedarán atados a seguir las reglas, quizá firmen algo o acepten las reglas de manera digital o no. No lo sé, pero si se impone como obligatorio, será obligatorio, aún cuando no los estén controlando 24/7.

No era poco común ver que durante 2020 algunos empleadores solicitaban la obligatoriedad de la cuarentena al volver de un viaje internacional. ¿Por qué sería extraño que se aplicara a cualquier otro viajero?

El problema vendrá para los que quieran jugar con ello y tengan la mala suerte de que los agarren con el IG mostrando cómo están en la playa mientras deberían estar en cuarentena obligatoria. Es ahí donde se van a encontrar la parte más fea de este país, y habrá que ver cómo salen del embrollo legal, porque créanme que no les brindarán simpatía en ninguna corte.

A pesar de las quejas, no es ni una porción de lo estricto que puede ser en países como Noruega, Corea, Australia y algunos asiáticos en donde no solo los llevarán a un centro de cuarentena gubernamental u hotel designado, sino que en algunos casos tendrán que pagar por el mismo. ¿Suena duro?

Acá murieron ya 400.000 personas y seguimos contando. Estos cambios que se anunciaron eran claros desde el momento en que la elección se acabó hace un mes y medio atrás. Estaba anunciado, aunque muchos no escucharon que iría a suceder. No meto la política en el sitio, simplemente hablo de que quién ganó la elección dijo en palabas claras y simples quiénes irían a tomar las riendas del control de la pandemia y nombró algunos de los planes.

Viajar en pandemia fue siempre un riesgo, uno grande. Yo viajé, acá cerca, pero cancelé el viaje a Maldivas. Tenía todo pago con millas, puntos, vouchers de noches, viajaba en business y me alojaba en una isla remota un poco más alejado que en el medio de una ciudad. Así y todo decidí cancelarlo ante la inmensa cantidad de modificaciones que tuve que realizar dia tras dia durante semanas. Pero no me enojé, ya que ante tanto caos, soy un privilegiado de poder siquiera pensar en viajar.

Pero viajar hoy es justamente eso, un privilegio, y entre los viajeros la peor parte se la llevan aquellos que no recuperaron el dinero de sus viajes en 2020, los que re-emitieron para 2021 hacia Europa, USA, etc, y también quienes se cargaron hasta el techo de millas y están desesperados por sacarlas del portafolio ya que tienen miedo a perderlas.

Organizar cualquier viaje, desde marzo de 2020 se sabía cuanto menos riesgoso, y uno debía asumir cambios en todo momento, y la posibilidad lisa y llana de que todo se cancelara. Hay paises que nunca jamás volvieron a abrir, algunos hablan de reabrir recién en 2022, ¿Está bien? ¿Está mal? no soy quien para juzgar la decisiones, pero era claro como el agua de que viajar quedaba en un 3er, 5to o decimonoveno orden con todo lo que sucedía.

Los que compraron millas tienen miedo de que las millas que necesitaban para el viaje de febrero no sean las mismas que las de noviembre, tienen razón, es muy posible que veamos grandes devaluaciones o pequeñas y seguidas. ¿Qué va a pasar con aerolíneas en gravísimos problemas como LATAM y Avianca? No lo sé, pero el 2021 está trayendo más problemas.

Aquellos que acumularon millas y puntos hasta la saturación puede que estén ansiosos, ¿Pero podemos hacer algo? Lo único que se puede hacer es emitir para las fechas que encontremos y creamos que son potables para viajar, y asegurarnos de hacerlo con una aerolínea o tarifa que ofrezca flexibilidad. Eso es todo.

Si tienen que comprar el ticket con la aerolínea, háganlo con las aerolíneas que están relativamente solventes y ofrecen flexibilidad. American, United y Delta son casos, quizá hasta si llaman telefónicamente puedan conseguir vuelos en LATAM, Avianca o Aeroméxico en codeshare con alguno de sus socios estadounidenses, pero con la seguridad de que podrán reclamar su dinero con las big 3 en caso de tener que cambiar de plan. Siempre y cuando mantengan la política de devolución garantizada sin costo.

Habrá que ser creativo, tendrán que buscar destinos alternativos y ¿Por qué no? ¡viajar más domésticamente! Qué mejor que volver a poner el dinero en el lugar donde uno reside y fomentar la recuperación interna.

Estamos en territorio semi desconocido, si termina habiendo una cuarentena obligatoria seguramente deban solicitar más de 15 días de tiempo libre o simplemente guardar las ganas para otro momento. Después de todo hay una innumerable cantidad de lugares a los que simplemente no se puede ir y no es un escándalo.

Emitan solo con las compañías que ofrecen flexibilidad real y la cumplen, cualquier viaje en 2021 debe tomarse como potencialmente cancelado hasta último momento. La lista de países a donde se puede viajar es realmente ínfima, y quizá continúe reduciéndose.

Si tienen miedo de perder todo lo gastado, compren un seguro con cancelación sin motivo necesario o cancelación por cualquier motivo, este debe ser obtenido en los primeros 21 días posteriores a la primera reserva de viaje. Algunas pólizas pueden ser más generosas y ofrecerlas hasta 30 días después, pero el promedio es de 7 a 14 días.

Con o sin restricciones en Estados Unidos, viajar en pandemia requiere un seguro médico de viajero. Obtengan uno con al menos $200.000 de cobertura y $100.000 de evacuación médica en montos separados. En lo posible busquen $500.000, y si vienen a Estados Unidos, asegúrense de tener una cobertura alta, porque una internación de emergencia puede pasar esos $200.000 fácilmente, no es un chiste.

Coticen sus seguros en múltiples espacios, buscadores de pólizas de su propio país, región y también internacional. Puede que saquen una póliza de seguro médico por $30 o $40 que los cubra sin problemas. Visa Latinoamérica está ofreciendo cobertura de COVID bajo algunas restricciones que explicamos, pero no es suficiente, no me confiaría. El seguro es siempre para asegurarnos de que en caso de que suceda algo no tengamos que pagar algo que no queremos pagar o simplemente no podríamos pagar. En muchos casos es para algo improbable, con el COVID… no sabemos.

Van a continuar viendo ofertas todos los días, vuelos, millas, hoteles, descuentos y tours, todo a precio vil. Si deciden embarcarse en una de ellas, no se enojen luego cuando aparecen cancelaciones o nuevas restricciones, es un momento para ser más flexible que nunca. Cuando llega el final del día, tenemos que entender de que si estamos pensando en viajar es porque estamos en un pequeño porcentaje de la humanidad que entra en el privilegio de tener recursos, tiempo y salud para hacerlo.

10 Responses

  1. Tuto dice:

    Excelente posteo. Muy baja a tierra las cosas!

  2. Alejandro dice:

    Fenomenal post Gastón. Amo viajar como nada en este mundo pero lo más importante son otras cosas. Aplaudo el post. Y los cabeza de termo (Stanley) qué se indignan porque un país toma una medida en protección de sus intereses, allá ellos. Abrazo Gastón.

    • Gastón dice:

      Hola Ale, un placer verte pasar por aquí y agradecido por el elogio. Creo que al final me salió una mezcla de explicación con tips. Muchas gracias y un abrazo!

  3. Pablo dice:

    Me acaba de pasar el Post Adrian de Ratamundo. Impecable. Aplausos y Saludos

    Pablo

  4. Maximiliano dice:

    Muchas Gracias.

  5. Maximiliano dice:

    Estimado: Vivo en Argentina y las compañías de seguros médicos, que se comercializan en este mercado (AXA, AsistCArd, etc) siempre tiene limites muy bajos (por debajo de los 200.000 en general no mas de 150.000 ) sin que implique ningún tipo de compromiso, podes comentar sobre alguna compañía internacional, que conozcas solvente en donde pueda adquirir un seguro por 500.000 como recomiendas? muchas gracias.

    • Gastón dice:

      Hola Maximiliano, Seven Corners debería funcionar. Pero cotiza con squaremouth o insuremytrip. Son consolidadores de seguros. No todos cubren a extranjeros, pero es fácil filtrarlo. No tengo ningún tipo de afiliación con ellos, pero nosotros lo utilizamos, amigos de otras partes del continente lo han utilizado en el pasado y hay múltiples opciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.