¿Interesado en una tarjeta de crédito? Los bancos están ajustando las aprobaciones

No es un secreto a voces que los bancos están ajustando sus balances contra las pérdidas que se vendrán. Ningún país es inmune a esta catástrofe y la gente ha perdido sus trabajos o se ha visto imposibilitada de continuar en su vida normal. Algunos aún hoy están buscando un nuevo producto, una nueva tarjeta de crédito o un préstamo personal, para un gran sector de la población esto parecería que se está volviendo más complicado.

Tenemos varios reportes de al menos seis países del continente en donde los bancos han mostrado los dientes y le han dicho hasta luego vuelva pronto a individuos con buen historial crediticio, ingresos que no se han visto afectados y relaciones extensas con las instituciones bancarias.

Cuando uno consulta con los bancos, nada cambió, nada cambiará y tan solo es una decisión financiera basada en la información provista. Lo cierto es que demasiada es la casualidad respecto a rechazos que en cualquier otro momento sería aprobaciones.

Están quienes buscan bonos de bienvenida en nuevas tarjetas de crédito para aprovechar lo que se viene, mientras que otros simplemente querían ampliar sus beneficios o acumulación de puntos/millas. Lo cierto es que tenemos muchos lectores frustrados respecto de esta situación inédita.

Es común ver que el crédito queda estrangulado cuando los bancos huelen problema. Están en el negocio de hacer dinero y justamente son quienes absorben el primer golpe comercial cuando la gente deja de pagar. Pero justamente este momento es cuando los individuos se dan cuenta que necesitarán recurrir a deuda de alguna u otra forma si no han establecido un fondo de seguridad de algunos meses en sus cajas de ahorro.

Los pocos reportes de lectores a quienes les preguntamos respecto de nuevas líneas de crédito tienen algo en común: puntajes crediticios super altos, relaciones bancarias profundas y que muchas veces incluye hipotecas, prestamos prendarios o cuentas de negocios. Muchos de estos son personas que tienen cuentas en la banca premium de la institución.

Mientras en algunos países los bancos están cerrados, en otros están completamente saturados y a menos que podamos tener una aceptación de un préstamo o tarjeta de crédito de manera digital y en línea, el problema incrementa hacia otro nivel de dificultad, llegar a pedirlo.

¿Es un buen momento para obtener una tarjeta de crédito?

Pregunta repetitiva de aquellos que no están en un pozo actualmente. Es decir, personas que aún tienen su trabajo virtualmente o bien tienen forma de mantenerse en pie y que están pensando en el futuro.

Obtener una tarjeta de crédito en este momento puede ser una muy mala idea si lo que buscamos en un producto premium que lleve consigo una anualidad alta a cambio de servicios y beneficios de viajero. Lo más probable es que ni los utilicemos durante el primer año. Ejemplo: salir a buscar una American Express Platinum equivaldrá en este momento a regalar el dinero en la anualidad.

Sí puede ser una buena idea obtener una nueva tarjeta de crédito si creemos que obtenemos un buen bono de bienvenida para viajar en los próximos 18 meses. Sin creerme Nostradamus ni mucho menos, creo que hay mas chances de que en 12 o 18 meses tengamos cierto nivel de normalidad, por lo que un suculento bono de bienvenida en puntos/millas en CIERTAS aerolíneas (no en cualquiera), puede funcionar. Es arriesgado, en lo posible enfóquense en puntos múltiples o transferibles a más de una aerolínea.

La segunda opción en donde convendría obtener una tarjeta nueva sería en el caso de aquellas con Cash Back y/o descuentos específicos en categorías de primera necesidad bajo la pandemia: supermercados, delivery, telefonía, etc. Jugar con todas las cartas disponibles, pero antes de obtenerla habrá que hacer una cuenta: calcular cuánto dinero tenemos que gastar para obtener al menos la misma cantidad de reembolsos de lo que pagamos por ella anualmente.

Para ser claro: Si la tarjeta de crédito tiene un costo anual de $50 y nos ofrece 2% de reembolso en todas las compras, necesitamos gastar $2.500 para recibir $50 en reembolso. A partir del $2.501 comenzamos con la «ganancia». Esta cuenta es importante para no dejarnos llevar por el solo hecho del cash back o el descuento del 10, 20 o 30% en el supermercado el día jueves a las 3 de la tarde y cuando llueve… ¿Me explico?

Para todo lo demás… existe Mastercard, pero mejor dejarla donde está. No creo que sea un buen momento.

Conclusiones

Los bancos se están preparando subiendo la guardia en términos de acumulación de dinero previsto como pérdidas, pero también aumentando la pared que separa a los individuos del acceso al crédito. ¿Será temporario? De acuerdo a muchos bancos, esto que estoy diciendo no existe (pero todos sabemos que es así).

Para obtener hoy una tarjeta de crédito nueva hay que tener una estrategia detrás, de lo contrario, no lo recomiendo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: