Comienza la cuenta regresiva tras tres semanas en el viejo continente y hay algo que me dejó pensando y decidí compartir con los lectores, la pregunta fue la siguiente: ¿Qué diferencias encontré entre alojarme en hoteles globales al tener estatus de élite, versus las estadías en hoteles independientes?

La diferencia entre este viaje y todos los demás fué la cantidad, calidad y tipos de hoteles en los que me alojé uno tras otro. Es decir, he tenido períodos de viajero en los que un hostel me bastaba. En otros momentos tan solo encontrar un hotel céntrico pero con solo una cama era suficiente, ya sea con puntos o no.

Eso me llevó a tener años en los que mis viajes me encontraban en hoteles independientes, y otras en las cuales me recorría las propiedades de las cadenas globales como Marriott, Starwood, Hilton, Wyndham, Best Western, Ibis, Choice, entre otras.

Lo extraño es que recuerdo pocas veces en las cuales me he alojado en tanta cantidad de propiedades, pero con servicios dispares como sucedió en este viaje que está a punto de terminar. Esto me llevó a reflexionar sobre los puntos a favor y en contra de alojarse en hoteles globales con estatus de élite versus hoteles independientes, sus beneficios.

Aquí les dejo el artículo respecto de qué tarjetas de crédito ofrecen estatus de élite.

El viaje de 21 días, 9 hoteles y 3 cancelados

Este viaje, del que ya escribiremos un artículo con Stephy, tuvo 9 hoteles confirmados, 3 cancelados y más de 2.000 kilómetros manejados nos dejó impresiones de todo tipo.

Estas vacaciones fueron pagadas completamente con puntos y millas, a excepción de nuestros gastos corriente:

Lo interesante fué pasar por hoteles boutique 5 estrellas, resorts de renombre internacional, pequeños bed and breakfast administrados por alguien que podría ser mi abuela, propiedades en donde las tierras no pueden distinguirse con los ojos, hoteles en la playa, otros en el centro de la ciudad, etc.

La experiencia back to back de esta sopa de hoteles nos dejó pensando en los pros y contras de alojarse en hoteles globales con estatus de élite versus hoteles independientes.

Hoteles globales con estatus de élite

Alojarse en las cadenas globales siempre nos asegura una cuestión, la estandarización de sus servicios. Es por eso que al utilizar hoteles globales, y más aún cuando poseemos estatus de élite tiene algunos beneficios que no encontraremos, ni podremos acomodar en otros casos.

Si bien las categorías de élite son obtenidas a partir de la lealtad con la marca, existen múltiples tarjetas de crédito que ofrecen estos beneficios. En algunos países hay variedad para elegir, en otros menos. La tarjeta de crédito con categoría de élite hotelera más famosa es la American Express Platinum.

American Express The Platinum Card Argentina

Esta es una manera de acelerar nuestros beneficios al alojarnos en ciertas cadenas hoteleras.

Beneficios en cadenas globales de hoteles

Si nos alojaremos en hoteles de las cadenas globales los beneficios serán los siguientes:

  • Servicio de atención 24 horas
  • Horario de check in irrestricto (en el 90% de los casos)
  • Estandarización de los servicios
  • Acumulación de puntos redimibles (siempre y cuando hagamos la reserva con ellos)

A pesar de que parece una obviedad, no es frecuente que los hoteles independientes, y mucho menos los bed and breakfast permitan hacer un check in a cualquier hora, ni mucho menos que tengan personal disponible las 24 horas.

La acumulación de puntos (que luego podremos utilizar para noches de recompensa) suena como algo ilógico, pero cuando miran los buscadores, las tarifas mostradas no siempre reflejan el precio final y muchas veces ahorramos dinero tan solo con realizar la reserva directamente a través de la cadena, lo cual incluirá el costo de obtener los puntos por la estadía.

Marriott y Starwood avisan del hackeo a 500 millones de personas

Si los precios son equivalentes entre Expedia y Hilton, al realizar la reserva por el primero estaremos dejando dinero en el camino debido a que Hilton no ofrecerá ningún beneficio como por ejemplo, la obtención de puntos.

Hablando de puntos, canjear puntos y certificados de noches puede hacernos la vida más fácil. Las restricciones son menores y la posibilidad de ahorrar se incrementa si somos estratégicos. En este viaje decidí no pasar por Venecia otra vez y por ende cancelé la propiedad provista por IHG con tan solo un día de anticipación, y sin perder mi certificado de noche sin cargo.

La estandarización no es menor, generalmente la foto que vemos será -sacando el filtro- lo que obtengamos. Los hoteles independientes en muchos casos nos hacen mantener el aire hasta llegar a destino y ver realmente qué reservamos a 7.000 km de distancia. Al que nunca le pasó de elegir un hotel y encontrarse en algo totalmente diferente, que levante la mano.

Estatus de élite en los hoteles globales

La gran diferencia con las cadenas independientes se pone en evidencia al alojarse en hoteles globales con estatus de élite, algo que obviamente los hoteles independientes no poseen.

El check in temprano es uno de esos beneficios intangibles que es prácticamente imposible en hoteles locales. Es decir, nuestro vuelo arriba a las 7, llegamos al hotel a las 9, o quizá 10 de la mañana y a menudo es muy probable que podamos ingresar a nuestra habitación por el estatus de élite. De lo contrario, estaríamos esperando hasta las 15 o 16 horas.

Courtyard Hong Kong Lobby

Lo mismo sucede con el late check out, es decir, el check out tardío. Prácticamente todas las cadenas globales le permiten a los miembros con categoría de élite media y alta hacer late check out entre las 14 y las 16 horas. Esto nos permite disfrutar una mañana extendida en la ciudad, dormir hasta tarde o disfrutar de la relajación del hotel sin tener que pensar o moverse con el equipaje, o incluso, sentirnos obligados a irnos al aeropuerto antes de lo necesario.

Upgrades hacia habitaciones superiores, lo cual no es precisamente algo que nos cambiará la vida, pero está siempre la posibilidad de que obtengamos un producto superior del que pagamos.

cadenas de hoteles globales con estatus de élite vs hoteles independientes

Desayuno complementario sin cargo adicional. No es un dato menor el hecho de que ciertas categorías de élite nos permiten obtener de manera complementaria un beneficio que a menudo se cobra por separado. Dependiendo el país y el tipo de propiedad, el desayuno puede ahorrarnos entre $10 y $40 por persona, por día.

desayuno complementario Marriott hoteles globales con estatus de élite
Embutidos, Quesos y Fiambres

Descuentos en consumos dentro de la propiedad. Otro dato no menor es la posibilidad de obtener descuentos en todos los consumos realizados en los restaurantes de la propiedad. Ya sea un 5%, o bien un 20% por una categoría superior, es dinero que si iríamos a gastar, en parte volvió a nuestro bolsillo.

La posibilidad de ahorrar dinero en impuestos y cargos adicionales que los hoteles suelen incluir al canjear puntos, algo que los hoteles independientes no pueden ofrecer.

Beneficios de hoteles independientes vs hoteles globales

Alojarse en hoteles independientes, incluyendo bed and breakfast, tiene beneficios que no requieren lealtad o servicios complementarios que muchos no utilizan.

Amplitud de precio. Alojarnos en hoteles independiente implica, en parte, libertad. Libertad de elección entre cientos o miles de posibilidades tan cerca uno del otro, cómo lejos en cuanto a precio. Las cadenas globales, en cambio, son mucho más rígidas respecto de los precios, ya que además compiten en categorías una con las otras, creando una suerte de cartel para la fijación de precios.

Ubicación privilegiada. La posibilidad de encontrar cualquier hotel, filtrado por precio y necesidad, pero específicamente en la ubicación que deseamos es posible si elegimos un espacio independiente.

Alojarse en el Waldorf Astoria de Roma cerca del Vaticano nos costará unos $450 en el caso de la habitación más barata y en un día de poco movimiento. En cambio, podemos encontrar una habitación disponible de un hotel independiente por un 20% del mismo, a cambio de renegar lujos, ya que Hilton, en este caso, no posee otra propiedad más cerca. Lo mismo sucede con Marriott y otras cadenas de hoteles globales. En este caso, incluso en el verano, podemos encontrar mejores opciones y ahorrar con un hotel independiente.

El ambiente local. Para aquellos que desean un ambiente local, con un toque de familiaridad, los hoteles independientes serán su opción.

La opción culinaria fresca. En los Bed and Breakfast es probable que tengamos la oportunidad de disfrutar un desayuno o comida preparada localmente por un individuo local, permitiéndonos evitar la variedad y abundancia de un desayuno continental, por una versión preparada in house.

desayuno Hotel & Resort Le Axidie

Los desafíos de los hoteles independientes

Algunos de los desafíos ponen nuestra paciencia, nuestros planes y nuestras intenciones respecto del viaje.

Un problema importante se presenta al horario del check in y check out, lo cual reduce de manera efectiva el tiempo por el que pagamos. A veces, personalmente, me cuesta entender cómo el check out de un hotel independiente (y algunos bed and breakfast) puede ser las 10 de la mañana.

Eso sumado a que el check in es probablemente alrededor de las 16 horas, lo cual si lo ponen en la perspectiva económica, pagamos por 18 horas de las 24 del día.

Otra cuestión no menor es que a menudo los hoteles independientes limitan el horario de check in. Incluso en mi viaje actual me he encontrado con casos que requerían un check in previo a las 18 horas. Otras opciones que analicé antes de generar la reserva cobraban incrementos de 15 Euros por cada hora pasadas las 18 horas para el check in con un límite en las 21 hs.

Los resorts independientes que ya incorporaron el maldito hábito de cobrar un cargo de resort (muy común en Las Vegas, por ejemplo), no ofrecer manera de evitarlo. Algo que sí está disponible en algunas grandes cadenas de hoteles globales al poseer categoría de élite y/o canjeando puntos.

Conclusiones hoteleras

Ambas opciones son bienvenidas y este último viaje me dejó muchas conclusiones respecto de aspectos del viaje y la vida en los hoteles que no había puesto a prueba dentro del mismo viaje.

La flexibilidad y servicios complementarios de los hoteles globales tienden a tener un costo superior, al mismo tiempo que podemos tener en cuenta qué nos encontraremos en todo momento.

Por otra parte, la posibilidad de alojarnos precisamente en la mejor área o la zona específica que deseamos le pertenece prácticamente a los hoteles independientes, a excepción de algunos países o regiones geográficas en donde estos lideran el rubro.

Tener categoría de élite, que por momentos puede ser obtenida complementariamente a través de una tarjeta de crédito, abre las puertas a beneficios intangibles, pero que tienen sin lugar a dudas impacto sobre nuestra estadía y planes.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: