Hertz ingresa en bancarrota ¿Qué pasa con las reservas?

Hertz ingresa a la bancarrota como era de esperarse, golpeada por la crisis turística mundial y con una deuda importante que superaba los 17 mil millones de dólares en una industria en la cual los autos compartidos comienzan a disputarle terreno, este desenlace era obvio.

La bancarrota no supone la desaparición automática de la empresa, ni en el caso de las personas quedar atado a sus acreedores para siempre. Acogerse bajo el capitulo 11 le permite a una entidad buscar métodos de sobrevivir de alguna manera a cambio de una quita importante de la cara que no le permitió continuar normalmente.

Al mismo tiempo, la reorganización por bancarrota puede terminar con la compañía como se la conoce. Por el momento la empresa asegura que todos sus puntos, niveles de élite, vouchers, cupones y descuentos continúan siendo válidos. Esto parece un tanto decorativo ya que los viajeros de negocios están guardados bajo las garras de Zoom y los viajeros de placer están atrapados dentro de sus fronteras (ciudad, estado o país).

Lo cierto es que lo casi casi 17.000 empleados quedarán fuera del sistema laboral mientras tanto, y los pocos que aún queden activos deberán lidiar con una merma casi total de los negocios. La otra carga pesada que tiene que soportar es la falta de venta de autos usados. Para los que no conocen cómo funciona, Hertz tiene a la venta prácticamente todos los autos que alquilamos, algunos ofrecidos a un descuento importante y con millajes que pueden ir desde los 15.000 hasta los 80.000 en autos que cada vez tienen más años de vida útil y con garantía incluida por algunos meses.

¿Qué pasa con nuestras reservas pre pagadas en Hertz, Dollar o Thrifty?

En principio no pasa nada. Sus reservas continúan estando activas y serían honradas, claro que para esto la empresa debe sobrevivir. Si piensan en obtener un seguro de viajero que los cubra en este momento, ya es tarde, el hecho ha sido nombrado y no quedarán a cubierto. En caso de haberse anticipado y olido la situación, siempre y cuando el seguro de viajero los cubra contra cese de operaciones y bancarrota de la empresa, deberían quedar del lado luminoso de esta catástrofe y recuperar su dinero.

Si pagaron con alguna tarjeta de crédito, deberían comenzar a hablar con el banco acerca de sus posibilidades aunque no podrán realizar un movimiento hasta que su reserva quede cancelada en caso de desaparición de la empresa.

Cómo hacer reservas turísticas de acá en mas

Aquellos que tienen asumido el riesgo financiero de pagar por servicios turísticos en este momento y poseen estomago y reservas para cubrir un hecho negativo seguramente pasen la página y vayan a otro artículo. Este no es el caso mayoritario.

Siempre hablando de la incertidumbre financiera de viajar a partir de ahora y hasta que la pandemia finalice, recomendamos hacer reservas reembolsables y directamente con las compañías. Nada de intermediarios. En el caso de los hoteles, quedarán mejor parados con cadenas globales que con hoteles independientes. El ingreso a la bancarrota de aerolíneas, hoteless, intermediarios, agencias de viajes, incluso de Hertz, nos habla de un ambiente en el cual podemos perder todo nuestro dinero fácilmente.

Es un buen momento para preguntar e intentar obtener algún nivel de élite con las cadenas hoteleras que les ofrezcan beneficios adicionales, preguntar no tiene costo, pero no lo hagan con demasiada anticipación ya que altamente probable que les ofrezcan un status challenge en el cual el nivel les dura 3 meses y tendrán que completar ciertas noches.

Respecto de los vuelos, las tarifas reembolsables no son precisamente las publicadas abiertamente en todos lados. Elijan aerolíneas con respaldo financiero y hagan las reservas en el sitio en vez de utilizar un OTA.

El seguro de viajero será clave, pero es un buen momento para explorar el uso de seguros de viajero con cláusula de cancelación por cualquier motivo. Uno puede utilizarlo como estrategia y terminar ahorrando y viajando con tranquilidad sabiendo que en el peor de los casos el seguro reembolsa entre un 75 y un 90% del viaje.

¿Cómo? Podemos sacar el seguro de cancelación por cualquier motivo y en vez de ir por las reservas hoteleras reembolsables, cotizar aquellas tarifas NO reembolsables que suelen tener un descuento superior al 20%. El ahorro de obtener tarifas no reembolsables probablemente termine superando al costo de obtener un seguro y parte de lo que el seguro no paga en caso de hacerse efectivo.

Esta cláusula debe obtenerse dentro de los primeros 14 días de haber realizado la primera reserva (usualmente el vuelo). Consulten con su compañía de seguro previo a comenzar las reservas.

Si implementan esta estrategia quedarán a cubierto para prácticamente la totalidad de su viaje y la diferencia en el bolsillo puede que no se note.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: