Nos alojamos en el Four Points by Sheraton en Sydney durante el mes de noviembre a cambio de 30.000 puntos Marriott Bonvoy, aunque en parte fue puntos y en parte certificado anual de noche complementaria. Los hoteles Four Points son una nueva marca de Sheraton que ofrece propiedades categoría 4 al estilo Courtyard, pero en un ambiente más moderno y joven.

En este viaje éramos cuatro personas por lo que mientras Sebastián reservó con puntos acumulados de sus tarjetas de crédito Marriott Bonvoy, por mi parte decidí utilizar mi certificado de noche gratuita anual, también a través de una de las tarjetas de crédito de Marriott. En principio la propiedad requería 35.000 puntos, pero al llegar el momento de ejecutar la reserva descubrimos que los puntos requeridos habían sido reducidos a 30.000. Imaginamos que fué algo relacionado a los fuegos y el humo que cubría la ciudad en esos días.

De cierta manera, el canje por 30.000 puntos o por el certificado de hasta 35.000 no fue uno que no tenga comparación o nos haya obsequiado una ganancia sin igual en términos del valor de mercado, sin embargo, teniendo en cuenta que el promedio de la noche era de USD 260 en la fecha en que fuimos, el valor por punto es de 0.9 centavos, lo cual estaría bien cuando hablamos de Marriott.

Esto es sobre todo una realidad cuando explico que el certificado anual de noche complementaria que me permite alojarme en cualquier hotel que tenga un costo de 35.000 puntos máximo, lo obtengo a cambio de mantener la tarjeta de crédito por solo USD 99, un ahorro de USD 161 sobre la tarifa de mercado de esta experiencia.

A veces las razones para mantener un producto de crédito puede ser ni más ni menos que aprovechar estos beneficios, o incluso, Priority Pass ilimitado a cambio de un precio muy inferior o nulo en comparación a pagar la membresía o cada ingreso por separado. A veces, los costos anuales de las tarjetas de crédito pueden justificarse con los servicios/productos accesorios, en este caso, me ahorró más de USD 160 por noche en el Four Points Sydney.

four points sydney by Sheraton
Una búsqueda al azar arroja un precio fluctuante que puede bajar incluso hasta los USD 100 por noche

Aún cuando en su país no posean tarjeta de crédito hotelera con beneficio de noche gratis, la idea genérica de analizar los beneficios o productos que la tarjeta les puede dar versus el costo anual (muchas veces bonificado), es algo que tienen que considerar para su propio beneficio. Hay tarjetas que ofrecen más de lo que pagamos por ella.

Four Points Sydney en el centro de la ciudad

Esta propiedad de la marca Sheraton by Marriott Bonvoy está emplazada en un nuevo desarrollo en el corazón de Sydney. No precisamente en la bahía con vista al agua, sino más bien en el corazón del Central Park de Sydney.

Aquellos que desean manejarse con transporte público, la estación central de trenes está unos pocos minutos a pie y verdaderamente uno siente que está a 10 minutos de algunas de las atracciones más importantes del área central.

Para todo lo demás, Uber es eficiente y accesible. Ese fue nuestro principal método de transporte e incluso lo utilizamos para irnos a Bondi Beach en el medio del viaje.

Volviendo al Four Points Sydney, nos encontramos con un personal amable y super servicial, lo cual comenzamos a evaluar como una gran conspiración de bondad y gente sonriente por parte de Australia ¿Es así siempre? ¿Cómo puede ser que cueste tanto encontrar un servicio relativamente similar en donde vivimos?

En definitiva, nos reconocieron el estatus con Marriott y nos ofrecieron varios vouchers para utilizar en el bar del hotel los cuales agradecimos. El lobby está a pocos metros de los ascensores y justo al lado encontramos el bar y un área para distenderse en donde incluso llegamos a ver algunas reuniones laborales distentidas.

Al final del primer piso, el restaurante del lugar, el cual esta vez decidimos evitar.

Las habitaciones de la propiedad

En esta oportunidad no estuvimos en el mismo piso, por lo cual fue interesante ver las diferencias en dos reservaciones realizadas de la misma manera y bajo el mismo nivel de élite. Fuí yo quien organizó la reserva en dos tramos a través de canjes separados y de alguna manera terminó perjudicado. Al llegar al check in me ofrecieron un upgrade para la segunda noche y tendría que cambiar de habitación, decidí evitarlo y lo que recibí estaba más que aceptable.

Al final de cuentas, es difícil encontrarse ante una situación negativa en este nivel de hoteles. Si bien Four Points no es una propiedad o marca de lujo de Marriott Bonvoy, a comparación de hoteles independientes o marcas pequeñas, es menos probable encontrarse con una situación inesperada dada la estandarización de servicio.

Habitación 1, Studio Suite

La habitación que recibió Sebastián tenía más decoración industrial y era al menos un 25% más amplia, lo cual incluía un sillón frente a la televisión y un baño para dos personas. Incluso el área de trabajo tenía un espacio dedicado en vez de ofrecer simplemente un escritorio.

Lo que recibieron fue una Studio Suite y la habitación debaja ver el upgrade que habían recibido ellos respecto de la reserva general. Incluso el área del closet era lo suficientemente espaciosa como para sentir que si dos personas duermen en la habitación, ambas pueden tener espacio personal.

En donde uno podía notar la diferencia entre ambas habitaciones del Four Points Sydney era en el baño, ya que esta primera poseía doble vanity, ducha y tina de baño, además de una amplitud de espacio importante.

Habitación 2, Premium Guest

En el caso de la que nos tocó a Steph y a mí, podíamos describirla como un rectángulo sin demasiada sofisticación. Teníamos un sillón similar al que Sebastián recibió en su Suite, pero el espacio en general dejaba la privacidad del espacio personal fuera de la imagen.

Four Points Sydney Premium Guest Room

El baño era una fracción de lo que encontramos en la habitación 1, con tan solo un vanity una ducha, pero estimo que todo esto acomodado en un 25% del espacio de la primera y la decoración en general demostraba que estábamos alojados en una categoría menor de habitación.

¿La cama era cómoda? Por supuesto ¿La propiedad estaba bien mantenida y limpia? Sin lugar a dudas ¿Las habitaciones son cómodas? . Four Points Sydney es una gran propuesta por el lugar y el espacio que ofrece, por lo que ninguna de mis críticas en la comparación de habitaciones se refieren a una mala experiencia, sino todo lo contrario. Al final de cuentas, debe haber espacio para todos los presupuestos y en temporada baja y reservas de último momento uno quizá puede encontrar la noche a poco más de USD 100.

Conclusiones sobre Four Points by Sheraton

Sydney fue una ciudad que nos enamoró por esta vibra positiva que combina la típica ciudad anglosajona con la liviandad de un isleño, combinado en un espacio en donde tenemos ciudad y playa a 20 minutos separadas por 20 minutos.

La zona en donde está emplazado el Four Points Sydney considero que es eficiente ya que está justo al lado de la terminal de transporte más grande de Sydney, hay vida diurna y nocturna para recorrer a pié todos los días e incluso es cómodo hasta para pedir Uber, a diferencia de lo que fue nuestra experiencia alojándonos en el corazón del distrito financiero de Melbourne, un cáos.

Si encuentran el precio indicado para su presupuesto, o si pagarán con puntos, Four Points es una gran marca para tener en cuenta por su renovada vibra y propuesta.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: