Finanzas personales: Evitar caer en los fraudes piramidales como el juego del avión

Un viejo amigo o conocido los llama o los contacta por su cuenta de redes sociales favorita, les dice que tiene una propuesta de inversión o algún cuento similar invocando la liberación o empoderamiento personal o característico de cómo ustedes se auto identifican. Esto les llama la atención, es fácil, requiere dinero y les aseguran que ellos ya ganaron y ahora es tu turno. ¿Suena bien? Claro, como todo cuento de hadas y promesa de dinero fácil, la historia suena como un win-win.

Lo que le están proponiendo no es un negocio, no tendrán que vender nada y ni siquiera pasará un producto por sus manos. ¿Esto no les llama la atención? Son millones los que caen a diario con esto y sobre todo se vuelven a quemar en décadas por venir. Siempre resurgen, son las estafas piramidales, fraudes a todas luces que simplemente requieren sangre nueva para alimentar al monstruo que las agita desde el inicio. ¿El objetivo? Una suma zero en el que quienes comenzaron se llevan todo.

Fraudes piramidales, el esquema para perder todo su dinero
Que la cara del señor con sus billetes no los engañe, está a punto de ofrecerles un camino a la pérdida de dinero

Con la amplitud de conocimientos disponibles gracias a internet, gran cantidad de estafadores con cierto nivel de conocimiento matemático pueden recrear estos fraudes piramidales con esquemas mucho más elaborados y difíciles de dejar al descubierto. Lo cierto es que todas las formas apelan de una u otra manera a dos simples conceptos: ninguna requiere una inversión en un negocio o requiere una venta de productos, y siempre necesita que del reclutamiento de gente nueva.

El punto crítico de estas estafas y cómo llegan a explotar ciertas vulnerabilidades se debe a que usualmente el punto de contacto para ingresar es una persona familiar, a veces demasiado familiar. Si creen que el nivel de educación tiene algo que ver, no tanto como creen. Gente de todos los niveles de educación caen en estos esquemas, aunque es cierto que una gran porción tiene como meta aquellos con menos recursos educativos, dejando un agujero emocional y financiero en los más vulnerables.

Durante el año pasado y alrededor de marzo de 2020, dos de estos modelos de fraude volvieron a la primera plana: el telar de la abundancia y el juego de 8 bolas mejor conocido como el juego del avión. Esquemas que existen desde al menos 3 décadas. Con diferentes nombres para disfrazar el mismo esquema, todos terminan igual, colapsando en los últimos en ingresar.

El juego del avión o de las ocho bolas. Les hablarán de un Capitán (el que se lo llevará todo una y otra vez), dos copilotos, cuatro miembros de la tripulación y 8 pasajeros, de ahí el nombre alternativo de las 8 bolas. Estas 8 personas tendrán que pagar un dinero específico que va enteramente al capitán. Este se va con todo el dinero (potencialmente abriendo otro esquema de fraude en otro lado) y todos subirán un nivel. Al haber ahora dos capitanes, el avión se divide en dos y el fraude se perpetúa… al menos por un tiempo.

Estos esquemas de fraudes han resurgido en el último tiempo como consecuencia del aburrimiento de la gente en su hogar, la necesidad de dinero, el frágil estado mental de una enorme parte de la población y la siempre falta de escrúpulos de muchos individuos. Si creen que tan solo ocurre en el país en donde ustedes residen, deben entender que esto ha resurgido con aún más fuerza en todos los países del continente… y fuera.

Incluso se ha visto resurgir en Instagram con alusiones a un club de ahorros. Estos fraudes, que es lo que son, lejos están de ser cualquier tipo de instrumento del ahorro o la inversión. Hasta aquellos juegos fraudulentos de matriz en donde existe un producto inocuo pero por el cual la pirámide paga un monto ridículo, es un juego de una papa caliente por el que alguien está dispuesto a pagar siempre creyendo que habrá alguien más que pagará aún más por pura codicia para llegar al tope de la pirámide.

Con las redes sociales penetrando cada hogar, cada familia y todos los estratos sociales en cualquier rincón del mundo, es cada vez más fácil para estos inescrupulosos llegar a cada uno de ustedes. Pero claro, el que tiene la llave para desbloquear o bloquear el intento es usted mismo, tomará algunas oraciones del primer mensaje que reciba para darse uno cuenta de qué es lo que vendrá.

¿Cuántos Jeff Bezos han salido por salas de chat en los 90 a buscar inversores? Piensen en la empresa más popular de la ciudad en donde residen y muchos de los otros pequeños negocios. ¿Cuántos de ellos creen que salieron a buscar inversores enviando cartas a cada domicilio? -aunque podría ser una buena idea para empezar uno legítimo ¿no?- No se ha conocido ni un caso de un esquema para hacer tanto dinero en el cual no existe un producto o servicio. Mucho menos uno en el cual individuos sin hacer nada pueden darle dinero a desconocidos y sin un medio legal -lease contrato- que los regule. ¿Si ustedes tienen la fórmula de Coca Cola, saldrán a regalarla a quienes se crucen?

En estos momentos, poner el cerebro en remojo antes de tomar una decisión de inversión puede ser el mejor paso para tomar decisiones con la cabeza… ¿Fría? Estos fraudes piramidales no son inversiones y tampoco juegos, son simplemente un método para robarles el dinero por el cual dejaron horas de sus vidas para obtenerlo.

5 Responses

  1. Jose Alberto dice:

    Tenia 18 años , hoy tengo 72 cuando en mi epoca llego el dueño de la empresa en la que trabajabamos cerca de 50 personas a las que embaucaron con este maravilloso invento, hay que ser cortito de mente como para creer que si pones un dolar vas a cobrar millones sin hacer nada…
    La cuestion siempre es y sera en que si no consiguen personas que inviertan ellos no suben y no van hacia la piramide.
    A casi todos los engañaron, YO siempre he sido desconfiado…Ahora esta Mi Hija que ha puesto 1.000€ pensando que en menos de poco tiempo recogera 6.000 €, pobre tonta.

  2. Luis Noguera dice:

    Muchas de estas personas te hablan de «Su compañia» y que ellos son grandes socios inversionistas,pero se desplazan en metro y de paso t dicen paga tu el café,ahora no dispongo de efectivo.Jajajajajajajajajajaja

    • Gastón dice:

      Luis, ¡El suyo es uno de los comentarios más acertados del año! El negocio del que solo necesitan que les invites el café, la cuenta y les pagues el hotel para que cuando sean millonarios puedan devolvérselo…

  3. walmmed dice:

    Muchas de las personas que se meten en ese tipo de «negocios» no salen más. Entran a uno, se quedan unos meses y cambian a otro.. Similar a la lotería.. El que nunca pierde es uno solo, sino no habría «negocio»..
    Saludos, Gastón!!

    • Gastón dice:

      Lamentablemente algunos ingresan en el círculo para no salir alegando mala suerte por no haber llegado al tope. Eso si, el que gana es siempre el que inicia el fraude o llega temprano como bien dices.

      Un saludo grande!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.