El puntaje crediticio es cada vez más importante. El score FICO tiene diferentes variantes y algoritmos que calculan, pesan y devalúan ciertas características de la información disponible para poder poner un valor numérico a lo que llamamos el score crediticio.

 Existen 5 categorías bien definidas que impactan el modelo y existe una regla general, aunque cada modelo tiene variaciones, sobre la importancia de cada una. En este articulo vamos a traer un poco de luz y proveer a modo ilustrativo y en forma de opinión cada una de estas categorías que impactan los modelos crediticios. En definitiva, sin un buen puntaje crediticio, no podríamos obtener las mejores ofertas en tarjetas de recompensas tales como Santander Aeroméxico Infinite  o ScotiaTravel World Elite Mastercard.

Puntaje crediticio de acuerdo a experian
La escala de puntaje de Experian y sus categorías

La categoría que mas importancia o peso tiene en el scoring es la historia de pagos. 

No debería sorprender a nadie que cuanto mejor es tu historial de pagos, mejor sería el puntaje. Pensemos en esto en términos personales, si tuviéramos que prestarle dinero a un familiar, ¿se lo prestaríamos más confiados a quien ya nos ha cumplido en todas las ocasiones? o ¿se lo prestaríamos a aquel que nos ha devuelto la mitad del dinero que ya debería habernos pagado hace un año?

 Los bancos están mejor predispuestos a prestarle dinero a aquellos que tienen el mejor historial de pago, y al mismo tiempo, se lo prestarán a la menor tasa, debido a que el riesgo de prestar y recuperarlo es mayor.

 La segunda categoría en importancia es el total adeudado. Aquí es donde muchos se complican la vida y hacen cosas que parecen lógicas y de sentido común, pero que no lo son.

 Veamos, uno pensaría que no tener ninguna tarjeta de crédito debería ayudarnos, dado que no tenemos deuda. Lamentablemente, aunque haya aún un gran porcentaje de gente que cree esto, no tener crédito, justamente, no permite evaluar tu capacidad de manejar crédito. Por lo tanto, tener tarjetas de crédito es positivo para el scoring, siempre y cuando mantengamos el balance utilizado en un porcentaje menor al 10%. Si tengo $10.000 de límite, lo ideal sería tener menos de $900 al momento que se reporte a los burós de credito.

 Por otro lado, el problema no es tener una hipoteca de $500.000 o de $1.000.000, como tampoco es beneficioso tener una de $50.000. Todo es relativo al balance. Por ejemplo, deber $200.000 en una hipoteca de $500.000, nos proveerá de mejor resultados y puntos que si tuviéramos un balance de $49.000 en una hipoteca de $50.000.

 Nuevamente, el scoring crediticio intenta mostrar una foto de que tan bien o tan mal manejamos nuestras finanzas. Por lo tanto, utilizar el crédito, contribuye a tener un mejor scoring. Luego están los matices.

 Tiempo desde que el crédito se ha establecido. Esta categoría, que cuenta aproximadamente por el 15%, es sobre la que menos control tenemos. Básicamente, cuanto más sazonado y más horas hayamos cocinado nuestra historia financiera, más puntos obtendremos.

 Lo que hace esta categoría es hacer un promedio de todos los productos financieros que hemos sacado desde que comenzamos a manejar productos financieros. Si tenemos una tarjeta hace 15 años, un credito prendario desde hace 2 y una hipoteca desde hace 4, nuestra historia crediticia es de 15 años, pero nuestro promedio de cuentas es de 7 ((15+2+4) /3). Cuanto mas alto el número, mejor la puntuación. Ahora, si sacamos muchas tarjetas o productos en corto tiempo, esto se va a promediar en meses y como consecuencia, nos bajará sustancialmente nuestra edad crediticia promedio.

 Tipos de crédito es otra de las categorías. Esta es fácil de entender. Lo que busca el modelo de puntuación es que hayamos manejado con éxito varios tipos de productos. Si solo hemos tenido tarjetas de crédito, esto es crédito inseguro, y no nos dará la puntuación máxima. Lo ideal sería tener varios tipos de crédito en nuestro historial. Préstamos y tarjetas sin respaldo, hipotecas, préstamos de negocios garantizados personalmente, préstamos prendarios, y otros.

 En nuestra opinión, y es solo eso, las deudas no son malas ni buenas, dependiendo que tipo de deudas sean y para que se las haya utilizado. Ejemplo, si nuestra deuda es hipotecaria o de negocio con garantía personal porque compramos una propiedad que nos generará ingreso pasivo, esta, nosotros personalmente la consideramos una deuda productiva. Ahora, si tenemos 5 tarjetas y 1 préstamos personal, con balances a gran interés porque nos fuimos de viaje o compramos la tienda entera, esto, a nuestro criterio, es una pesima decision. Ustedes son artífices de su propio destino, elijan con educación.

 Por último está la cantidad de nuevo crédito con otro 10%. El modelo penaliza la cantidad de crédito nuevo, con la idea de que si uno solicita mucho credito nuevo en poco tiempo, uno se vuelve mas riesgoso. Esta es una de esas categorías que genera muchas discusiones. Sin embargo, el problema -en general- no es obtener una tarjeta, o cambiar el auto, sino cuando la gente sale de shopping financiero y obtiene múltiples tarjetas y préstamos en un corto periodo de tiempo, perdiendo puntos y volviéndose más riesgoso a los ojos de las entidades crediticias.

 
 
 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: