Experiencia Courtyard Marriott Hong Kong con certificado de noche sin cargo by Chase

En mi último viaje tuve la oportunidad de alojarme en el Courtyard Marriot de Hong Kong sin costo alguno utilizando mi certificado anual que obtengo todos los años a través de mi tarjeta Chase Marriott Rewards. Decir que no tiene cargo es más lenguaje figurativo que realidad, todo tiene un costo y esto no es la excepción. La tarjeta en cuestión trae un costo de renovación anual de $99, por lo que en realidad el costo es al menos el de la renovación anual de la tarjeta. 

Tarjeta Marriott Chase Business

Obtención del certificado por una noche en un hotel de hasta 35.000 puntos

Como bien mencioné anteriormente, esto fue posible a través de mi tarjeta Chase Marriott Rewards. ¿Por qué es una tarjeta que vale la pena quedarse a pesar del costo anual? Si uno viaja, además del ahora nivel de elite más bajo que te ofrece y las noches de élite de bonus para subir de categoría, la tarjeta trae un certificado para un hotel de categoría 5 o hasta 35.000 puntos. Aquí es donde tuve un problema con la fusión de Marriott y Starwood debido a que mi certificado dejó de permitirme obtener un hotel categoría 5 como era anteriormente. Por esta razón, elegí el Courtyard Marriott en la isla de Hong Kong.

Obtengo una «ganancia» al pagar $99 por el certificado que me permite quedarme sin problemas en un hotel que puede costar al menos $200 la noche o más sin problemas de fechas para elegir. Esto además evita los picos en los precios en caso de haber alta demanda ya que no tiene limitaciones en cuanto a cuando puedo canjearlo, mas allá de su fecha de expiración.

Courtyard Marriott Certificado Chase

 

La llegada a Courtyard Marriott Hong Kong

Llegué muy temprano, aterrizando aproximadamente a las 8 de la mañana. Lo primero en que pensé era en que iba a tener que dejar mis cosas en el lobby mientras me iba a caminar por la ciudad. No podía estar más equivocado. Yo había solicitado a través de la aplicación el check in temprano y puse justamente que llegaba aproximadamente a las 9:30.

Me encontré con un hotel frente a un tipo de puente conector de la autopista pegado a la marina. Al principio tuve un segundo pensamiento acerca de la ubicación, sin embargo, a pesar de no estar en el centro, estaba en una zona bastante occidental. 

Courtyard Hong Kong
Vista a la calle, varios autobuses paran justo frente al hotel
Courtyard Hong Kong Lobby
Lobby de Courtyard Marriott Hong Kong

El hotel está cuidado e impecable por donde se lo mire. Me sorprendí gratamente al saber que me iban a dar la habitación a las 9:40 de la mañana. Esto si que era nuevo. No había tenido la grata experiencia de poder ingresar tan temprano, y sobre todo tras un viaje brutal de 15 horas. El personal hablaba inglés sin problemas y la experiencia fue muy grata. Me dieron un upgrade por el estatus de élite, pero no incluía el desayuno. No me preocupé por ninguna de las dos cosas sinceramente.

La habitación Courtyard Marriott Hong Kong

Al llegar al piso correspondiente me di cuenta que el hotel estaba organizado de una manera un tanto extraña, en realidad los pisos no tenían tantas habitaciones como uno estaría acostumbrado. Aunque no me gusta tener la habitación cerca de los ascensores, en este caso no me molestó. La cama King size dejó de lado mis pensamientos respecto a la ubicación del ascensor.

Courtyard Hong Kong King Size
La habitación tenía cama King Size
Courtyard Hong Kong Vista de la habitación
City View de Hong Kong… hay mejores

La habitación tenía una cama King Size, una televisión 32 pulgadas sin muchas opciones para ver, espacio para trabajar y un baño. Bastante estándar para lo que esperaría de Courtyard Marriott. Personalmente para un viaje esto me es suficiente, después de todo, este era un viaje de ciudad y no un resort en la playa.

Interesantemente el baño de la suite era casi tan grande como el resto de la habitación. Por momentos me hizo acordar a los del Admiral’s Flagship Lounge de American Airlines todo revestido en piedra con una ducha completamente personalizable. Courtyard incluyó un amenity Kit bastante completo para el que se le olvida algunos ítems de higiene y aseo personal.

Courtyard Hong Kong baño
El baño totalmente revestido en piedra
Courtyard Hong Kong baño
Courtyard Hong Kong baño
Amenity kits con peines, cepillos de diente, pasta dental, kit de afeitado, cremas y más. No tan estándar en muchos hoteles.

Desayuno

El lugar del desayuno (almuerzo y cena también) se llamaba Momo Café. Solo decidí tomar un desayuno en el lugar ya que era muy temprano y Hong Kong es una ciudad que despierta tarde, generalmente después de las 10 am. El lugar contaba con una cocina completa al estilo buffet de hotel para los huéspedes que desean un omelette hecho en el momento además de otras comidas similares típicas de un desayuno.

Courtyard Marriott Hong Kong Momo Cafe
Ingreso a Momo Café
Courtyard Marriott Hong Kong Momo Cafe
¿Quién no se habrá comido un buen omelette recién hecho al pasar por un hotel extranjero?

Más allá de la parte de cocina, el buffet tenía una buena mezcla de comidas occidentales y asiáticas. Podíamos encontrar los típicos hashbrowns americanos, el bowl de tocino (bacon), los salames, quesos duros y blandos, croissants y mermeladas. Por otro lado teníamos una gran variedad de sopas asiáticas, carnes, especias y comidas secas, ramen, fideos, frutas y verduras que tenían que ver mucho menos con lo occidental. En definitiva, uno no iría a comer un desayuno gourmet, pero por $20 uno podía tener un buen desayuno.

Courtyard Marriott Hong Kong Momo Cafe
Courtyard Marriott Hong Kong Momo Cafe
Courtyard Marriott Hong Kong Momo Cafe
Courtyard Marriott Hong Kong Momo Cafe

Otros amenities

El hotel tenía su clásico gimnasio, limitado tanto como lo permite una ciudad completamente sobrepoblada como lo es Hong Kong. Contenía todo lo necesario para tener una rutina de ejercicios alejado de nuestro hogar.

Conclusiones

¿Volvería? Sí, es un hotel que está bien ubicado en cuanto al transporte público. Los autobuses que nos llevan para la península están ubicados frente a la propiedad y el subte (metro) a unas 6 cuadras aproximadamente. Hay una zona de restaurantes occidentales y algunos asiáticos subiendo una colina a unas 8 cuadras del lugar. Más allá de eso, para moverse por la ciudad el transporte público es eficiente.

Aún espero que Marriott me responda de por qué cambiaron la valuación de mi certificado. Estimo que es un problema a raíz de la fusión con SPG. De lo contrario hubiera podido acceder a un hotel de mayor categoría y mejor ubicado.

La experiencia en Courtyard Marriott fue satisfactoria, sobre todo al enterarme del early check in. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.