Experiencia: Aruba Marriott Resort & Stellaris Casino

Pasamos por Marriott Resort & Stellaris Casino en Aruba utilizando puntos Marriott Bonvoy y un upgrade al nivel Tradewinds. En medio de la pandemia, la experiencia fue extremadamente relajante y por lo tanto voy a dividirla en dos partes, el hotel-resort de Marriott y la experiencia tradewinds.

En un principio la idea era canjear los puntos para ir al hotel Renaissance de Marriott en el centro de Aruba, pero pandemia de por medio nos encontramos con una oferta que reducía al 50% el Renaissance, y ponía a tiro, incluso con reembolso de puntos un hotel categoría 7 como el Aruba Marriott Resort.

Este hotel está en Palm Beach, justo al lado del Ritz Carlton como era de esperarse. Siendo un hotel que ingresa en la segunda categoría más alta dentro del sistema Bonvoy, era de esperarse una propiedad bien mantenida y un servicio completo. Marriott Aruba no decepcionó.

Para llegar hubo que abonar el seguro obligatorio de $30 por persona, el seguro médico que contratamos de hasta 1 millón por persona por otros 30 dólares, $300 de testeos PCR y cruzar los dedos de que nada pase en el medio. Las vacaciones, aun en puntos y millas, salieron caras.

Aruba Marriott Resort

Aruba Marriott Resort temporada normal

Estamos hablando de un hotel que en una temporada regular puede costar de $400 por noche de base y que usualmente tiene una ocupación de casi el 100%. Sí, una propiedad que recibe clientes todo el tiempo y no requiere más que su nombre para continuar atrayéndolos.

Aruba Marriott Resort vista al mar tradewinds

La pandemia no ayudó, nadie podía creer lo que se veia. Espacio, tranquilidad y tiempo. Claro, pasar de un 100% a un 40% o menos es todo un desafío visual y monetario. La palabra de los empleados refería siempre a que el gobierno de Holanda estaba pagando los salarios, o una gran parte, como contrapartida de que no despidieran a sus empleados. Ellos respondieron con un gran nivel de servicio.

El hotel tiene 8 pisos, y nosotros nos alojamos justamente en el piso más alto. Por suerte todas las habitaciones tienen vista al mar, algunas desde el costado y sin interrupción visual, otras de manera directa con palmeras y la piscina entre medio. En términos generales no hay demasiada diferencia en las habitaciones, para eso está el Ritz Carlton justo al lado.

El hotel de Marriott en Aruba por dentro

Esta propiedad tenía Gelateria, Starbucks, restaurante, casino, bar propio, dos piscinas, un enorme gimnasio, otros negocios disponibles y una hermosa playa con un restaurante emplazado en medio de los accesos del Aruba Resort by Marriott. No podían faltar las cadenas americanas entre las ofertas gastronómicas, en este caso una churrascaría muy conocida llamada Ruth and Chris.

La vecindad no ofrece demasiado a menos que caminemos al menos 5 minutos por la playa hasta el IHG Holiday Inn Resort. A partir de ese punto podremos encontrar una pequeña zona de restaurantes y tiendas en donde encontraremos una amplia gama de opciones, pero a precios definitivamente orientados a aquellos con dólares.

Vacaciones en Aruba ¿Costos?

Fuera del hotel tuvimos tres experiencias para dos:

  • Una pizzería napolitana, Gianni, que ofreció una buena pizza napolitana. Dos pizzas unas bebidas y una ensalada hablamos de $80 dólares más propina.
  • Una cena en un restaurant en la playa, pez espada, entrada, algo más de comida de mar, ensaladas y bebidas y nos llevamos más de $120 dólares con propina.
  • Un restaurante argentino: dos platos con vacío y entraña, bebidas, una ensalada y una entrada y también hablamos de más de $120 dólares con propina.

El resultado es que los costos son altos y casi prohibitivos para muchos otros mercados. Por suerte tuvimos una excelente experiencia con el upgrade de Marriott Tradewinds que veremos en la parte 2 de este artículo.

Amenities en Marriott Bonvoy Aruba Resort y Casino

La habitación de Aruba Marriott Resort era sin lugar a dudas amplia. Una cama tamaño King que dejaba no menos de un 70% del espacio disponible, un baño completo y un balcón que aún se extraña cada mañana al horario del desayuno y desde donde escribí todos los días.

La habitación daba a la piscina de adultos y el gimnasio, localizada directamente opuesta a uno de los tiempos compartidos ofrecidos por Marriott.

A diferencia de los tiempos compartidos, verán en las siguientes fotos, Marriott Aruba Resort está completamente actualizado y se mantiene en perfecto estado, adentro y afuera. Lo mismo sucede con el Ritz Carlton, que a diferencia de este Marriott posee una amplia gama de habitaciones disponibles que incluyen hasta un penthouse.

El hecho de tener servicio completo, en contraposición de lo que vimos en el Courtyard Marriott Resort Aruba, hace la diferencia en horarios extraños, en cuanto a la calidad y rapidez del servicio, pero también a la preparación que pone el resort a disposición del cliente. Al final de cuentas uno va de vacaciones a relajarse, y al llegar a una propiedad categoría 7, espera justamente un servicio acorde.

Las piscinas eran dos, aquella en donde la mayoría de las personas se pasaban el día rodeados de ruidos y gritos de familias con niños, y la opción de adultos que usualmente no llegaba ni a 1/4 de su capacidad y respiraba silencio y relajación. Claro que frente a ambas piscinas estaba el hermoso Mar Caribe que no pensaba perdérmelo.

Las Palopas, osea la sombrilla natural hecha de madera y hojas secas tiene un costo de $35 por día. De acuerdo a casi 10 empleados de Marriott Aruba Resort, en tiempos normales a las 7 am es imposible conseguir espacio disponible. Nosotros lo teníamos asignado sin costo por el Tradewinds, pero nunca lo vimos ni siquiera al 50%. Tiempos de pandemia.

La playa está en estado inmaculado, cero basura, cero problemas, y en una arena blanca como mi piel sin broncear. Eso sí, 10 minutos bajo el sol y uno termina rojo. Me cansé de ver individuos de color tostada sobrecalentada pasar todo el día bajo el sol, todo un misterio.

Hay que prestar atención a no engancharse con el discurso de Marriott Vacations. Uno está de vacaciones, meterse a negociar o charlar sobre un tiempo compartido saca tiempo de descanso de las vacaciones, no vale la pena. Acepten los descuentos y sigan su día.

Por las noches, bares, música y comida en el lobby del hotel. Algo divertido si uno quiere quedarse dentro de la propiedad y relajarse sin preocuparse siquiera de tener que movilizarse en taxi. El resto de los hoteles están accesibles a través de la playa y ofrecen noches similares.

El casino estaba prácticamente vacío por obvias razones, algo común en otras propiedades. No es que esperaba lo contrario, pero fue significativamente importante ver un casino completamente ocupado por empleados, esto se replicaba incluso en el Ritz Carlton. Solo la pandemia podría lograrlo.

Si tienen puntos, noches gratis o bien quieren relajarse no pueden estar equivocados con Aruba Marriott Resort. Después de años y años recorriendo hoteles y resorts de bajo, medio y alto nivel, esta propiedad simplemente ofrece un gran producto para relajarse y olvidarse del día a día.

No se si será el mejor lugar para ir con un automóvil de alquiler, pero de seguro no tendrán problema en sentirse en el paraíso si lo que buscan es un momento de relajación. Después de todo, si quiero cultura o cuestiones históricas tengo el otro 99% del mundo para elegir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.