¿Quiere comprar una garantía extendida por 2 años a cambio de (ponga su propio $)? Esta pregunta resuena en cada compra que realizamos, en Chile, México o Zambia. Nos prometen la cobertura total que en su gran mayoría no está siquiera garantizada por la misma compañía que la ofrece. Esto en sí mismo no es ni malo ni bueno, todo es relativo.

El punto que vamos a tocar es la necesidad real de una garantía extendida adicional, cuando una gran cantidad de tarjetas de crédito ya la incorpora como beneficio complementario, ¡Y lo vale!

Entendiendo el concepto de «garantía extendida» el dia de hoy

De la cantidad de papeles y promesas allá afuera, hay dos que se destacan entre el papelerío:

  • la garantía extendida oficial, aquella que nos promete extender la vida de nuestro reaseguro contra la pérdida funcional de lo que adquirimos por un tiempo adicional determinado.
  • el contrato de servicio con nombre de garantía extendida que no es más que un contrato de servicio o póliza de seguro masiva ofrecida por una tercera compañía que levantará el pago en caso de extinguirse la original.

En el primer caso, el servicio es simple. La compañía que manufactura o vende el artículo en cuestión se encargará de reparar o reemplazar el ítem por el tiempo original, más aquel ofrecido al momento de la compra (o posterior). El tipo de garantía oficial es generalmente más caro ya que apunta a aquellos que desean un resguardo total y paz mental para una compra grande.

Respecto del contrato de servicio (lo que nos ofrecen en casi el 99% de los casos), es una póliza que vale lo que diga el papel en sí. La compañía que la ofrecerá conseguirá una comisión por la venta y este contrato será mantenido por una compañía que impondrá sus condiciones en caso de un reclamo contra el contrato ofrecido.

¿Vale la pena la garantía extendida de la tarjeta de crédito?

En el terreno de lo especulativo, la garantía extendida tiene un valor de paz mental, aunque hay momentos en los cuales pagar por una puede tener un sentido financiero más justificable. Sobre todo cuando el costo está atando a un producto que necesitamos para hacer negocios, osea, un artículo productivo (nos generará dinero).

Si conocemos de antemano que el artículo que comparemos tiene historia de poco confiable, no deberíamos comprarlo en primer lugar. De hecho, lo mejor que podrían hacer es primero investigar en internet haciendo preguntas respecto del producto que intentan comprar, previo a ejecutar la transacción.

Para el rubro telefonía, es probable que la garantía extendida sí tenga un valor superior a otros artículos como puede ser una televisión, una computadora portátil o una licuadora.

A pesar de esto… hay una garantía extendida que vale la pena ya que está incluída en una gran cantidad de tarjetas de crédito. Estamos hablando de aquella por la que no pagamos por separado ante cada compra, sino que está incluída en nuestro costo anual de mantenimiento de la cuenta de crédito.

La garantía extendida de Visa, Mastercard y AMEX

Su tarjeta de crédito puede que tenga incluída el servicio de garantía extendida sin costo adicional y ni siquiera lo sepan. Deberían hablar con su emisor local, Visa, Mastercard o American Express y consultar respecto de su tarjeta en cuestión. Este beneficio es más que útil debido a que su costo está incluido en nuestros gastos mensuales o anuales que el banco nos cobra por tener esta tarjeta de crédito.

Una de las grandes diferencias que encontraremos es que la tarjeta de crédito o su emisor no nos cobrará un porcentaje del costo del artículo cada vez que compramos uno para extender la vida o protección del mismo. Por lo que no importa si compramos los artículos de toda la familia o tan solo los nuestros, todos estarán cubiertos de igual manera.

La falta de un pago adicional a cada compra termina dándonos la paz mental o tranquilidad que buscamos respecto de la confiabilidad de un producto y la seguridad de que en líneas generales, el reclamo es bastante sencillo.

¿Cómo funciona la garantía ofrecida por la tarjeta de crédito ?

A diferencia de otras garantías, aquella ofrecida por la tarjeta no requiere registración, sino que solicita que tengamos la información básica de la compra y el producto guardada en algún lado por si acaso debemos hacer una solicitud de reclamo. Me refiero a factura, copia o detalle de la garantía oficial y original, y resumen de la tarjeta de crédito como mínimo.

La garantía extendida de la tarjeta de crédito puede tener una resolución de dos maneras. Nos solicitará toda la información además de uno o dos estimados ofrecidos por un centro de reparación pertinente detallando el tipo de reparación que necesita y el costo. Una vez confirmado y aprobado puede que tengamos uno de estos dos finales, la tarjeta de crédito pagará por la reparación de la misma, o como alternativa nos pagará el costo de la reparación directamente a nosotros (o del reemplazo en caso de no ser reparable) y nosotros decidiremos cómo utilizar ese dinero.

En algunos países las tarjetas de crédito solicitan que una vez aprobado el reclamo, el cliente realice la reparación correspondiente para luego emitir un reembolso del mismo. Los casos en donde la reparación no sea viable, el máximo que podremos recibir es el costo original total del artículo, excluyendo costo de envío e impuestos.

La garantía extendida de la tarjeta de crédito nos ofrecen una extensión de la misma por hasta 1 año adicional posterior a la expiración de la oficial.

¿Todo está cubierto por la tarjeta de crédito?

No todo está cubierto. Artículos que están destinados al desgaste y la falla como los automóviles quedan excluídos. También joyas finas, accesorios para autos y motos, artículos usados, productos que se compran para reventa, software de computadora, algunas tarjetas excluye muebles, y una lista de cosas que deberían consultar con su emisor.

Otra cuestión es que no nos cubrirán el teléfono si se nos cae. La rotura accidental está cubierta por hasta 60, 90 o 120 días por la protección de compra, otro beneficio adicional de su tarjeta de crédito.

También hay un límite anual respecto del monto total de cada compra, por lo que antes de comprar ese televisor de USD 20.000, consulten con su emisor de tarjeta de crédito respecto de la cobertura del mismo.

¿Qué requieren para hacer un reclamo?

La documentación básica para un reclamo es la siguiente:

  • Factura original o copia de la misma
  • Copia de la garantía oficial u original mostrando que está expirada
  • Resumen de la tarjeta de crédito en donde se detalla la compra
  • Estimado de reparación o factura de reparación efectuado
  • Documentos adicionales de acuerdo al caso

Conclusiones sobre la garantía extendida

Este producto es complementario con nuestro costo anual. Si tenemos más de una tarjeta de crédito deberíamos ser intencionales a la hora de utilizar aquella que mejores coberturas nos ofrece. Cada compra que realizamos, desde una tostadora hasta una afeitadora puede ahorrarnos dinero en compras de garantías extendidas, pero también ante un desperfecto nos permite evitar una pérdida total. Todo sin un costo adicional al que ya pagamos. Estoy en contra de decir que es «gratis», ya que no lo es.

En mi caso personal, he tenido que utilizar el servicio con los tres emisores, VISA, Mastercard y American Express y en todos los casos la respuesta fue satisfactoria. Auriculares, teléfonos e impresoras por dar algunos ejemplos en donde tuve que utilizarlo. Vale la pena, la garantía extendida de su tarjeta de crédito tiene valor.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: