¿El cajero automático se tragó tu tarjeta de débito? ¿Qué hacer cuando el bancomat se traga la tarjeta?

Estamos ante un momento en el que necesitamos obtener dinero, buscamos en nuestro teléfono un cajero automático y al encontrarlo ingresamos la tarjeta de débito, pulsamos nuestro código PIN y toda la transacción se resuelve sin problemas. Sin embargo, al momento de retirar nuestra tarjeta notamos que esta no sale. ¡El cajero automático se tragó la tarjeta de débito! ¿Qué hacemos?

Esta situación es más común de lo que parece y tiene algunas aristas complicadas, es decir, que el cajero automático se quede con la tarjeta de débito o bien directamente la trague puede tener varios motivos. Uno de esos motivos es el robo calculado por parte de personas no gratas que desean vaciar nuestra cuenta bancaria. Otro de los motivos puede ser un mal funcionamiento del cajero automático, y en algunos casos sucede cuando ingresamos nuestros código PIN erróneamente unas cuantas veces.

Lo primero que voy a adelantarles es que decidir alejarse e irse del cajero automático que se comío o tragó tu tarjeta de débito es una decisión errónea.

Las razones por las cuales un cajero automático puede retener, comer o tragar su tarjeta de débito

A pesar de que la lista no deberá ser muy extensa, tras consultar a varias entidades financieras podemos confirmar que las razones por las cuales un cajero automático puede comerse o tragarse nuestra tarjeta de débito son las siguientes:

  • Intento malicioso por apoderarse de nuestros fondos
  • Demora en ingresar la información requerida
  • Ingresar una tarjeta expirada
  • Mal funcionamiento del cajero automático (una de las causas mas raras)
  • Ingreso erróneo de nuestro código PIN en reiteradas ocasiones
  • La tarjeta ha sido denunciada como robada o extraviada

Si bien el mal funcionamiento de un cajero automático que lleve a la situación de tragarnos o retenernos la tarjeta de débito es raro, esto es cierto para los cajeros de los bancos. Aquellas máquinas expendedoras de billetes de compañías privadas usualmente no cuentan con el mismo nivel de servicio y mantenimiento, sobre todo en comparación de aquellos localizados en la sucursal del mismo banco.

si cajero automático se tragó tu tarjeta debes seguir estos pasos

Qué hacer cuando el cajero automático retiene la tarjeta

Si el cajero automático nos retiene o traga la tarjeta puede que lo primero que venga a nuestra mente sea la ira y la desilusión conectada a la razón por la cual decidimos ir en búsqueda de dinero en efectivo como primera medida. Razonar y entender la causa de este problema es probablemente imposible para nosotros, pero lo que podemos hacer de manera proactiva es implementar algunas estrategias para evitar problemas mayores.

En caso de que esto nos suceda deberíamos como primera medida revisar que el cajero automático no tenga signos de haber sido alterado por personas con intenciones oscuras. Es decir, podemos intentar tirar hacia nosotros el plástico que incluye la ranura en donde ingresamos la tarjeta para comprobar si este sale fácilmente. Comprobar que alrededor del cajero, incluso pegado al plástico o metal no haya objetos sospechosos que estén registrando movimientos, sonido o video.

Lo más importante en ese momento es no abandonar el lugar, y mucho menos si tenemos a alguien presionandonos para utilizar el mismo cajero automático. Bajo ninguna circunstancia abandonen el lugar totalmente.

Si bien es claro que la primera reacción es llamar al banco, antes de ponerse en comunicación con el mismo nos convendrá tomar algunas medidas de precaución. Si estamos dentro de un cajero automático que requiere acceso con tarjeta y no poseemos ninguna otra tarjeta que nos permita reingresar, nos convendrá alejarnos lo suficientemente lejos como para evitar fugas de información en los micrófonos posiblemente instalados, o bien trabar la puerta y hablar fuera del mismo. En caso de estar en un cajero automático en un área pública, alejarnos lo suficiente sin perder de vista lo que sucede.

Llamar al banco urgentemente

Una vez que estamos en una posición segura en donde nadie nos está escuchando debemos llamar al banco urgentemente y avisar de lo sucedido. Denunciar la tarjeta de débito como perdida o extraviada como primera medida y ponerle un bloqueo total. Cuando nos referimos al banco, hablamos del banco que nos provee a nosotros de los servicios de cuenta corriente o caja de ahorros. En el caso de ser una tarjeta de crédito, al emisor de la tarjeta de crédito o al banco en cuestión.

Denunciar es el primer paso para protegerse de consecuencias más peligrosas. Recuerden, nuestra tarjeta de débito es el acceso directo a nuestros fondos líquidos. Esto no es lo mismo que una tarjeta de crédito, sin esos fondos líquidos es posible que no podamos pagar nuestra renta, hipoteca o incluso nuestras deudas por falta de fondos.

¿Sospecha de intento de robo de identidad o información bancaria?

En caso de que nuestra tarjeta de débito sea tragada por el cajero automático pero nos encontremos con artículos que nos ponga bajo sospecha de que alguien desea hacernos el mal, otro paso importante es llamar a la policía y aguardar en el lugar. Aunque parezca poca cosa, tener una denuncia en un caso como este puede ser la diferencia entre recuperar los fondos o nunca lograrlo en caso de que los problemas empeoren.

Esperar 10 o 15 minutos por si escupe la tarjeta

En caso de no poder comunicarnos con el banco, o bien si deseamos ser pacientes y mantener la calma; esperar 10 o 15 minutos frente al cajero automático puede recompensarnos con la posibilidad de que el cajero automático que nos tragó la tarjeta de débito la escupa y podamos seguir con nuestra vida.

Si así lo fuera, personalmente denunciaría al banco lo sucedido y pondría un alerta en la cuenta. Como medida poco ortodoxa en caso de que la tarjeta quede trabada y nos permita acceder con el PIN, obtener el máximo posible permitido por nuestro banco para evitar que alguien pueda hacerlo en el mismo día. Esto nos ofrecerá horas a nuestro favor en las cuales alguien con intenciones de hacer daño no podrá obtener el dinero a través de un cajero automático, permitiéndonos encontrar alguna solución con el banco.

Durante el día bancario y en una sucursal de cualquier banco

Si esto sucede durante el día de horario bancario y aún cuando sea en otro país, lo que podemos hacer es hablar directamente con el personal del banco (aunque sea utilizando Google Translate). El personal bancario tiene acceso a los cajeros y tienen además la obligación de retener por cierto tiempo las tarjetas que traga el cajero automático.

De todas maneras es importante notificar a nuestro banco, poner en pausa nuestra tarjeta con la aplicación del banco (en caso de estar disponible) o poner nuestros fondos en un lugar seguro.

cuando el  cajero automático se tragó tu tarjeta de débito debes tener precaución. Te expliicamos

Material probatorio

Sin importar la causa, en la era de las comunicaciones recolectar pruebas es la clave. Tomar fotos con geolocalización, escribir anotaciones sobre lo que vimos, escuchamos y/o encontramos. Todo servirá a la hora de que una simple tragada de tarjeta de débito se convierta en un problema de dimensiones financieras devastadoras.

cajero automático se tragó la tarjeta de débito

Cada uno de los involucrados intentarán poner el peso probatorio en nosotros para exculparse a sí mismos, por lo que cuanto mejor nos comuniquemos con las instituciones adecuadas, más eficientes seamos a la hora de actuar responsablemente, y sobre todo, mayor cantidad de pruebas tengamos, mejores serán nuestras chances de evitar un dolor de cabeza.

Consejos para evitar estos problemas

Algunas de las medidas básicas con las que podemos colaborar con ustedes, sobre todo aquellos que utilizan aún hoy su tarjeta de débito en múltiples y reiteradas ocasiones durante el día o viajes:

  • Utilicen cajeros automáticos de día
  • Eviten retirar dinero en máquinas localizadas en mini mercados o espacios no financieros
  • Pongan su mano (la que está libre) por encima del teclado numérico cada vez que ingresan su código PIN
  • Siempre contacta primero a tu banco y reporta los hechos
  • No utilices diariamente una tarjeta de débito con acceso a la gran mayoría de tus fondos, ahorros y otros productos financieros
  • Asegurate de cambiar la tarjeta de débito en caso de que el banco te envíe una nueva. No salgas con una que está expirada o llama a tu emisor.
  • Comienza a pensar en cambiarte a bancos que te permitan obtener mejores niveles de seguridad a través de APPS u otros métodos

Conclusiones

Es claro que obtener dinero en efectivo a través de una tarjeta de crédito es una receta para el desastre. Pero aquellos que aún hoy utilizan su tarjeta de débito a diario pueden encontrarse con sorpresas desagradables. Para los gastos y compras diarias recomendamos utilizar una tarjeta de crédito ya que en casi el 99.99%, estas cuentan con servicios antifraude por lo cual no seremos responsables por gastos no autorizados.

En caso de que el cajero automático nos trague la tarjeta de débito al retirar dinero en efectivo, lo primero que tenemos que pensar es en la seguridad de nuestros fondos y nuestra información privada. Evitar hablar con extraños, no realizar llamadas que comprometan aún más nuestra seguridad. Nunca aceptar ayuda a aquellos que repentinamente aparecen en la escena del problema para asistirnos a menos que sean personal del banco.

A todos nos puede pasar que el banco nos retenga o bien el cajero automático nos trague la tarjeta, sin embargo, la conclusión de dicho evento estará 100% basada en qué pasos decidimos seguir.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: