Puntos Globales pasó por el lounge del aeropuerto de Dublin llamado «Dublin Airport Lounge» y salimos de lugar de alguna manera sorprendidos por este espacio multi-aerolínea que también es accesible a través de Priority Pass.

Como no puede ser de otra manera, lo que encontramos una y otra vez es que algunos aeropuertos con menos diversidad de aerolíneas tienden a agrupar lounges que incorporan a las aerolíneas y también a Priority Pass. El aeropuerto también cuenta con la sala oficial de Aer Lingus, pero siendo que aún no está confirmado su ingreso a la alianza OneWorld, esta no es accesible en vuelos de British Airways, Iberia o American Airlines.

El ingreso a Dublin Airport Lounge

A pesar de no ser un aeropuerto enorme, nos encontramos con que el lounge estaba precisamente a la salida de la revisión de seguridad. Una vez que pasamos por ella, de frente nos encontraremos con un cartel y la izquierda la puerta de ingreso al salón VIP.

No les voy a mentir si dudé en ingresar creyendo que me iba a encontrar con otro lounge multipropósito en el cual nada pasa, pero a mi prejuicio se lo vió salir por la puerta apenas llegué a la recepción del espacio en donde fuí recibido por las recepcionistas de manera muy amable.

A pesar de esto, en un momento me pidieron que dejara de sacar fotos. No les agradó demasiado que diera vueltas por el lugar para mostrarlo aquí, pero una vez terminada la ronda de fotos, me ubiqué en un espacio cómodo a disfrutar de algo de comer.

Dublin Airport Lounge, el espacio interno

El lounge tiene una forma de letra C, en el centro encontramos la recepción, el espacio de la barra larga compartido para trabajar en nuestra laptop y algunos sillones.

En los extremos encontramos dos áreas bien definidas. Por un lado podemos hallar la sección comedor en donde encontraremos la mayoría de las mesas individuales al mismo tiempo que nos toparemos con áreas de trabajo.

Al otro lado de la recepción encontramos la mayor cantidad de mesas rígidas, tablas rectangulares compartidas y algunos sillones adicionales de tipo relax. Además, el mini bar y el área más relajada, por estar lejos del sector gastronómico, fué el área elegida para pasar nuestro rato.

La oferta gastronómica

Llegamos algunas horas previo al mediodia, por lo que no esperaba encontrar gran cantidad de comida caliente. No les podría mentir si les diría que al saber que no era un lounge exclusivo de la aerolínea esperaba que la oferta gastronómica fuera extremadamente limitada. Estaba completamente equivocado.

No tenía el mismo nivel que los lounges de British Airways Gallerias o el Flagship de American Airlines, pero el Dublin Airport Lounge proveía suficiente variedad para un desayuno.

Variedad de quesos en buen estado, nada de derretidos o transpirados me esperaban en el centro del salón VIP acompañados de rodajas de pan y varias opciones de galletitas para acompañar dicho snack.

Miel y mermelada, jugos y peculiares panificaciones europeas dulces también formaban parte de las opciones. Imposible evitar decir que los amantes del cereal tenían su cuota disponible junto al yogurt o leche. La joya de la corona, las galletitas dulces de manteca europeas, escondidas en un jarro, me miraban con amor.

Ya sobre el mediodía, el menú comenzó a cambiar y encontramos ensalada de pasta, sandwiches en dos variedades diferentes y unos arrollados rellenos. Sinceramente no es una gran oferta, pero si miramos lo que nos da como un paquete, el producto va acorde al precio y la accesibilidad.

La oferta de bebidas

Usualmente los lounges de poca calidad tienden a ofrecer una diminuta selección de bebidas que queda acotada a tan solo algunas bebidas azucaradas, una o dos marcas de cerveza y aguas.

En este caso, teníamos una heladera con la linea completa de bebidas azucaradas, aguas gasificadas, jugos y dos expendedoras de cerveza de tirada disponible para los viajeros.

Además, en el sector bar teníamos alguna selección de bebidas espirituosas, Baileys como no podía faltar y dos o tres vinos. Nuevamente, si buscamos el balance entre precio y calidad, Dublin Airport Lounge no queda en el olvido.

Conclusiones sobre Dublin Airport Lounge

El lounge es accesible de múltiples maneras, lo cual nos permite una posibilidad real de evitar la locura del aeropuerto por un rato, o varias horas. El costo para aquellos que no tienen membresía también es motivo de interés, 29 Euros no es un precio demasiado elevado pensando en los costos del aeropuerto. Ahora bien, si tenemos una familia, probablemente sea un inconveniente en el caso de no tener accesos Priority Pass o a través de categoría de élite.

Personalmente quedé satisfecho y volvería a ingresar si tuviera la oportunidad aunque fuera por un rato. Una vez más esto me demuestra que hay muchos lounges aún disponibles por Priority Pass en donde uno no se queda tan solo con una galletita y una botella de agua, mientras camina a los empujones con otras cientos de personas.

Aún tenemos valor en Priority Pass

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: