DoubleTree Lisboa by Hilton 100% con puntos Hilton Honors y élite Gold

El último viaje pre-pandemia me depositó en Portugal y me alojé en el Double Tree de Lisboa y obtuve la reserva 100% con puntos de Hilton en donde obtuve la quinta noche sin cargo al reservar cuatro consecutivas. Al tener Hilton Gold nos ahorramos EUR 20 por persona por día por lo que tener mi AMEX Platinum me reportó un ahorro de EUR 100. Nada mal.

Este es mi segunda estadía en un renovado DoubleTree en los últimos 6 meses, el anterior fue en Melbourne y me sorprendió por la renovación y la simplicidad ofrecida. Ubicado en un area centralizada de Lisboa, próximo al transporte público y con accesos cómodos para un turista, esta propiedad me dejó satisfecha.

Lamentablemente tuve que cambiar habitación al segundo día debido a que la habitación que nos dieron tenía olor a cigarrillo. Salvando ese problema, mi experiencia fue grata. Para tener en cuenta, la mayoría de las atracciones requerirán que tomen el transporte público en viajes relativamente cortos.

Ambientado con notas de color negro por todos lados y contrastes en blanco, el hotel me dejó pensando aunque es algo que DoubleTree tiene como firma y característica.

Durante mi estadía me encontré con un hotel semi vacío ya que llegué en la temporada en donde algunos países comenzaron a explotar con Coronavirus, esto me sorprendió volando casi en soledad, disfrutando de los salones VIP con poca gente y en un hotel semi vacío.

A pesar de ser un hotel relativamente boutique y no un cinco estrellas, este incluía un gimnasio tamaño Europa, pero bien equipado que pude usar para mantenerme activa en mi estadía. A menudo siento que los gimnasios no son considerados pero cuando las vacaciones se extienden uno puede mantenerse activo con su rutina a pesar de estar fuera de ella.

Otro amenity con el que el hotel cuenta es un restaurante propio llamado Saldanha Mar con precios aceptables y buena calidad. Las áreas comunes del DoubleTree Lisbon son modernas y sin ponerme en el lugar del gusto personal de cada uno, el espacio es vibrante para un hotel de gama media.

La habitación del DoubleTree Lisboa

No me dieron una suite, no tuve suerte. De hecho me sucedió que cuando fuí a pedir el cambio de habitación por el olor a un fumador previo, el personal de la mesa de entrada me ensalzó con lo mucho que me iría a gustar la nueva habitación y que estaba en un piso más alto y todo un cuento para el cual terminamos en una habitación exáctamente igual a la que teníamos…

La habitación respiraba simpleza bajo el mismo nivel de oscuridad que nos daba la ambientación del hotel, negro y más negro con acentos blancos. A decir verdad, el espacio se sentía un poco estrecho en el área principal y la vista desde la habitación no fué justamente lo que más me atrajo. En la foto se puede apreciar que la maravillosa vista era la de un edificio que necesitaba al menos algunas manos de pintura.

El snack bar de la habitación estaba lleno lo cual me llamó la atención. Me llamó la atención porque cada vez más hoteles de cadena dejan vacío el refrigerador privado y despachan sus pedidos a través del servicio a la habitación o en tiendas internas en donde uno entra, agarra lo que necesita y se lo cobran a la habitación.

El baño mantuvo la idea de todo el hotel, pero me resultó aún más pequeño de lo normal ya que la ducha estaba metida en un espacio pequeño en el mismo área del toilet y el bidet.

¿Cómo obtuve los 130.000 puntos para la reserva?

En este caso los puntos para la reserva fueron a través de una mezcla de apertura de tarjeta de crédito American Express Hilton Honors y el consumo para el bono de bienvenida. La estadía de 5 noches 6 días tuvo un costo total de 130.000 puntos que a un promedio de 5 centavos de dólar por punto me da un valor de USD 650.

Si cotizo las noches en medio de la pandemia encuentro precios que rondan los USD 130 por noche con lo cual empato versus el valor de mercado del hotel. Al momento de hacer la reserva el costo estaba rondando los USD 180 por lo cual me ahorraría USD 50 por noche o USD 250 en toda la estadía.

Si descontara el costo anual de la tarjeta de USD 99 aún tendría un beneficio de USD 150 sin contar los 10 pases de Priority Pass que incluye en la misma valuados en USD 320.

No fue uno de los mejores canjes pero no quería gastar mi dinero en este viaje. Los vuelos fueron 100% con millas transferidos desde el banco y el hotel pagado con puntos. Mis vacaciones incluyeron tan solo el costo de pasear por algunas ciudades de Portugal y pasar tiempo con mi mejor amiga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.