Cómo construir tu historial crediticio si te estás mudando a Estados Unidos y qué bancos nos ofrecen tarjetas de crédito.

Construir un historial crediticio, es decir un archivo con todos nuestra información financiera y de comportamiento en otros ámbitos es fundamental en Estados Unidos. No es que en otros países no lo sea, sino que aquellos con un buen puntaje de crédito tienen las puertas abiertas al crecimiento, pero existen demasiados mitos y escollos que confunden a aquellos que se mudan a Estados Unidos todos los años.

El reporte de crédito en sí es simplemente una acumulación enorme de información que toman los buró de crédito Equifax, Transunion y Experian (disponibles en prácticamente en todo el mundo), además de otros jugadores menores. Este reporte no solo incluye nuestro historial de pago de todo lo referido a crédito, sino que reporta información negativa fiscal y civil, como también marcas de descargos de productos financieros pasados.

El puntaje en sí mismo está dado por un algoritmo que utiliza la compañía FICO (Fair Isaac Corporation) y que vende a los prácticamente todos los jugadores financieros, desde un pequeño negocio de venta de automóviles, hasta un banco multinacional. Nuestro puntaje, basado en nuestro reporte, indicará si nos prestarán u ofrecerán algún producto, y en caso de estar aprobado, cuánto pagaremos por el (en forma de interés).

Lo interesante es que muchas compañías revisan en reporte crediticio de los interesados ya que aparentemente ven una correlación entre la manera en que administran su vida crediticia y su ¿responsabilidad profesional? Vaya uno a saber.

En definitiva, en el país del crédito y oportunidades, tener crédito es fundamental para crecer, generar riqueza y mejorar las expectativas de confort o calidad de vida. Lamentablemente, este proceso es árduo y para comenzar a ver los primeros resultados es posible que necesitemos algunos años hasta que podamos ver los primeros brotes.

Al final de cuentas el puntaje crediticio afecta el precio que pagamos por los seguros, nuestros automóviles (interés), las tarjetas de crédito, los depósitos que nos solicitarán para activar servicios como la electricidad o telefonía, entre muchos otros aspectos que irán descubriendo.

Los primeros pasos al mudarse a Estados Unidos y el crédito

Esta es una guía informal y no intenta reemplazar el consejo legal de un abogado, siempre, siempre, consulten los detalles con los organismos oficiales.

Aquellos que tienen la posibilidad de mudarse con una visa de trabajo deben comenzar por obtener lo que sea llama el Número de Seguro Social. Este código de identificación personal e intransferible es el blanco perfecto de aquellos que intentan robar la identidad de otros, por lo tanto, deben mantenerlo seguro y secreto. Lo cierto es que su oficial de inmigración les podrá informar sobre los derechos y obligaciones de su visa y en caso de poder trabajar, deberán obtenerlo.

El método más fácil es solicitarlo con el paquete de inmigración tal como informa SSA.GOV. De lo contrario tendrán que hacerlo en una oficina de Social Security en el estado en donde se encuentren. Entre algunos documentos que le pedirán: documentos que prueben su identidad, documentación respecto de la autorización de trabajo legal, fotos, y más.

Obtener el número es vital no solo para poder trabajar, de lo contrario no nos contratarán, sino que además es clave para poder comenzar nuestro viaje hacia la creación de un archivo de crédito positivo.

¿Hay bancos que ofrecen tarjetas de crédito sin numero de seguro social?

Sí, muy pocos. El más conocido es Bank of America y lo deben realizar en persona. Los requerimientos básicos usualmente requiere que el cliente abra una cuenta de cheques básica y deposite un monto establecido. Luego le ofrecerán la apertura de una tarjeta de crédito de una corta variedad de opciones. Obtener una tarjeta de crédito es un gran paso para generar nuestro reporte crediticio eficientemente.

American Express puede que le permita comenzar su historial crediticio con ellos, de hecho, actualmente está ofreciendo a individuos que se mudan a Estados Unidos con pasados en Canadá, Australia y otros países, la posibilidad de utilizar dicho crédito.

Citibank y Barclays son dos bancos que ocasionalmente han ofrecido tarjetas de crédito a personas sin número de seguro social o estudiantes con un reporte crediticio reciente.

Su experiencia será única, pero al menos saben por dónde comenzar a buscar.

Cómo comienzo a armar mi archivo de crédito en USA

Una vez que estén asentados, con número de seguro social y con la documentación aprobada, lo primero que deben hacer es comenzar a crear su historial crediticio. Actualmente hay nuevos sistemas que permiten adicionar los pagos positivos de cable, rentas, telefonía, entre otros. Pero aún así, para alguien recién llegado, esto también será inexistente.

El método más efectivo es abrir una tarjeta de crédito segura. Prácticamente cualquier banco o cooperativa de crédito local les permitirá tomar ese camino. Esta tarjeta es simplemente un producto que funciona igual que una tarjeta de débito, pero que tiene las características de una tarjeta de crédito, y por cierto, reporta su historia a los buró de crédito.

Funciona de manera simple, nos solicitarán que depositemos cierta cantidad de dinero en esa tarjeta, y ese depósito funcionará como el límite. Este bajará a medida que gastamos y volverá a lo normal cada vez que paguemos. La diferencia con la tarjeta de débito, es que esta última no reporta nada. El deposito quedará congelado en esa tarjeta, por lo que tenemos que planear olvidarnos de ese dinero por un tiempo.

Pagar todo con dinero físico no genera ningún tipo de beneficio en el reporte de crédito, hay que tener historial de utilización.

La tarjeta segura nos servirá para comenzar a generar historial de responsabilidad crediticia que luego nos abrirá la puerta a tarjetas de crédito y préstamos sin un dinero de colateral.

La segunda tarjeta de crédito y el primer auto

Tras seis meses a un año de utilizar la tarjeta segura y pagarla a fin de mes, estaremos en condiciones de solicitarle al banco la posibilidad de obtener una tarjeta insegura, es decir, una tarjeta de crédito regular. No se sorprendan si el límite que le ofrecen es bajo, es parte del proceso.

A esta altura ya deberíamos estar familiarizados con los métodos disponibles para revisar nuestro puntaje crediticio y el reporte. Credit Karma es gratuito y completo o Freecreditscore.com es otro diréctamente ofrecido por Experian. Con estos reportes tendremos una visión básica de cómo está funcionando nuestra estrategia, qué está siendo reportado de nosotros y un puntaje (que puede ser muy diferente al que ven los bancos).

Un error que puede costarle al principio y más adelante es salir como desesperados a pedir crédito, ya que cada vez que lo hacemos dejamos una marca que todos los otros verán por 24 meses, y que nos baja 5 puntos durante algunos meses por cada solicitud.

Al año o año y medio podemos ya intentar obtener una segunda tarjeta ofrecida por el mismo banco y quizá una tercera en algún competidor. Uno de los factores que termina impactando en nuestro puntaje es la cantidad utilizada total vs. la cantidad de límite, por lo que tener más límite disponible nos favorece. Además, la extensión en el tiempo de nuestro historial pesará, por lo que tener cuentas abiertas y mantenerlas durante décadas es probablemente la mejor opción. (Lo explicaré más adelante en el artículo)

Obtener un préstamo automotor y las dificultades

Con las excepciones de algunas ciudades ultra metropolitanas, en Estados Unidos necesitarán un automóvil para moverse de manera eficiente. El proceso de compra puede ser tedioso, pero sin crédito será aún peor. La gente recién llegada o con mal puntaje crediticio tiende a caer en lugares de poca reputación que bien les venderán productos deplorables, o bien les cobrarán en intereses más que una tarjeta de crédito.

Mi recomendación es intentar que los aprueben para un préstamo prendario en una cooperativa de crédito local (Credit Union) en donde tienden a ofrecer los mismos servicios que los bancos, a un costo mucho más bajo y con estándares más relajados. Esto se debe a que su principal objetivo es el beneficio de sus miembros y no la ganancia de los accionistas. Una vez aprobados (ojalá) pueden salir a buscar algo mejor sin que los buitres se aprovechen. De todas maneras, prepárense para pagar un interés más alto por algún tiempo, al menos hasta que su puntaje supere los 660.

Obtener un préstamo automotor es importante para aumentar nuestra mezcla de crédito, uno de los condimentos que afecta a nuestro puntaje y explicaré abajo.

El efecto del tiempo y el puntaje crediticio

Una vez que mantenemos la tarjeta segura, dos tarjetas de crédito y un préstamo automotor abierto y en buenos términos, es decir pagos a tiempo siempre y los límites de las tarjetas de crédito prácticamente sin ocupar todos los meses, el otro factor que hará de las suyas es el que no podemos manipular, el tiempo…

Lo cierto es que con estos pasos básicos, es posible que en menos de 4 años comiencen a ver como su puntaje aumenta a niveles decentes y puedan refinanciar su automóvil, comenzar a explorar la compra de una casa, obtener prestamos para comenzar negocios, entre otros objetivos.

Las seis características que afectan nuestro crédito

Existen seis características o factores que afectarán a nuestro puntaje crediticio basándose en lo que está en nuestro reporte. Cada uno de estos factores nos permite accionar de maneras inteligentes y estratégicas para mejorar nuestra puntuación, a excepción de uno, el tiempo.

Historial de pago

El historial de pago es el factor de riesgo e ingrediente fundamental de nuestro puntaje crediticio. Se toma toda la historia crediticia en donde ha existido un pago de por medio. Mantener pagos a tiempo en un 100% no solo es fácil en 2020, sino imperativo. Hoy es imposible pagar fuera de tiempo con las oportunidades de pagos digitales y pagos automáticos, actívenlos.

Tan solo un pago tardío reportado a su historial puede tardar e impactar negativamente su puntaje durante 7 años. Sí, un pago de 90 días por el que se fueron de vacaciones y el cheque quedó en el escritorio puede costarles mucho dinero por los siguientes 7 años. Recuerden, menor puntaje, mayor interés y costos, además de que quedaremos afuera de muchos productos superiores.

Este componente tiene un peso de un 35% aproximadamente, por lo que mantenerlo saludable y al 100% es fundamental.

Utilización del crédito disponible

Este es el más difícil de entender para muchos. El mito dice que cerrar una tarjeta de crédito es bueno para el puntaje, y los que lo siguen repitiendo en 2020 continúan generando daño en el reporte de la gente. No tendremos mejor puntaje por no tener deudas, sino que tendremos mejor puntaje por nuestra historia de utilización responsable.

La cantidad de límites abiertos tiene un impacto fundamental y es ahí donde el usuario puede jugar con el sistema para mejorar su situación. A pesar de que se vienen cambios en junio, justamente esta parte es la que más atención debemos prestarle.

El factor de la utilización de crédito disponible se refiere a cuánto dinero está reportado en nuestro historial como adeudado, versus el límite disponible. Se computa de manera individual y global. Es decir, si tenemos dos tarjetas de crédito por 10.000 de límite, ambas de 5.000, y una de ellas reporta tener 4.800 en el resumen, esto afectará negativamente nuestro puntaje.

Para obtener el mejor puntaje en esta categoría el cliente debe tener menos del 9% de utilización de su límite disponible, por tarjeta y en el total de sus deudas y límites. Es por eso, que cerrar una tarjeta termina afectando negativamente al reducir nuestro límite disponible total.

Con esto quiero decir que alguien que debe 9.000 entre 9 tarjetas de 1.000 cada una, pero que tiene 10 tarjetas de crédito con límites totales de 100.000 tendrá mejor puntaje crediticio basado en esto que aquel que tan solo debe 500 pero su límite total entre dos tarjetas es 1.000.

Los bancos reportan una vez al mes nuestro balance del resumen de cuenta y luego nos ofrecen 15, 20, 25 días para pagarlo sin interés. La clave está en saber qué día reporta cada banco y pagar el total antes de tiempo para que en nuestro reporte siempre figure $0 o lo más cercano posible.

Si la tarjeta de crédito que tenemos nos cobra un costo sin sentido todos los años, en vez de darla de baja debemos solicitar un cambio de producto a uno sin costo anual y recordar hacer al menos una compra de $1 todos los años para evitar a toda costa que nos cierren la tarjeta.

Diferentes tipos de crédito ¿Recuerdan el automóvil?

El 10% de nuestro puntaje crediticio está afectado por el factor diversidad, diversidad de tipos de crédito utilizado. Tener tan solo tarjetas de crédito solo nos da crédito revolving, uno de los más riesgosos. Este factor es fácil de influenciar en una vida ya establecida.

Tan solo con tener una hipoteca, un préstamo automotor y dos tarjetas de crédito nos da la posibilidad de tener un buen mix de crédito que estará bien visto. Ahora quizá entienden por qué nuestra opinión está atada a la mezcla de tarjetas y automóvil en la primera etapa, necesitan esos puntos de la mezcla o diversidad.

Los pedidos de productos de crédito

Cada vez que pedimos algo que necesita la información de nuestro reporte nos dejan una marca. Aquellas del seguro, la compañía eléctrica o de telefonía no tiene un impacto, pero aquellas en las que solicitamos financiar el teléfono, sacar una tarjeta de crédito o un préstamo sí tienen uno.

El impacto usualmente nos baja 5 puntos por única vez y el efecto dura algunos meses. Es por eso que si un banco solicita nuestro reporte y ve 40 solicitudes de crédito, no solo queda claro de que nadie nos quiere prestar, sino que estamos desesperados. No solo habremos afectado el puntaje por los próximos 2 años, sino que nos estamos disparando a nosotros mismos.

Espaciar los pedidos, mantener un balance, y cuando estamos formando el historial, minimizar las solicitudes. Abstenerse de sacar tarjetas de tiendas pequeñas en donde ahorramos 10% hoy para quedar con esa tarjeta atada.

El tiempo de nuestro historial

El vil tiempo es el que termina haciendo de nuestro reporte crediticio uno deseable o indeseable. Este es el único que no podemos manipular. Lo único que podemos hacer para afectarlo es asegurarnos de mantener nuestras tarjetas viejas abiertas y en buen estado.

El factor tiempo de establecimiento factoriza todas las cuentas de crédito reportadas y genera un promedio de edad. Un 15% de nuestro puntaje está alcanzado por esto y puede ser cuesta arriba. Cerrar una tarjeta no la elimina completo de la cuenta, pero sí caerá de la consideración tras 10 años.

Reportes civiles negativos

Esta última categoría se refiere a todo tipo de información de carácter civil como puede ser un embargo, una deuda que pasó a cobranzas, bancarrotas, y problemas con las entidades de impuestos.

El impacto de marcas negativas de este tipo puede llevar nuestro puntaje a la calificación basura en un día.

Conclusiones

Si se están mudando o por mudar a Estados Unidos de manera legal, formar el historial crediticio es la base para el desarrollo en este país. La curva de aprendizaje puede estar demasiada inclinada, pero siguiendo algunos de los pasos respecto del historial es posible que en menos de cuatro años ya estén mejor asentados. En definitiva, recuerden que el factor tiempo es el determinante.

2 Responses

  1. Samanta Montero dice:

    Me encanta, muchas gracias por la información. Realmente me sirvió mucho contrastarla con otros datos que había leído antes: https://red5g.com/como-crear-mi-historial-crediticio/ y así poder obtener muchos más beneficios y mejores prestaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.