Podría ser un nombre de película pero no lo es, British Airways sirvió la peor comida del mundo en el 747 rumbo a Londres. Creo que tengo que remontarme a un vuelo de Air China rumbo a Beijing para recordar una comida con menos… ¿Todo? que lo que me sirvieron en British Airways.

El Boeing 747 es conocida como la reina de los cielos, y es un avión bastante antiguo que sigue en operaciones en algunas aerolíneas. British Airways es una de ellas y si bien el resto del servicio puedo anticipar que fué superior, la comida fue sinceramente lo peor que he probado.

Los asientos del 747-400 de British Airways

Cuando uno sube al 747 de BA lo primero que nota es la antigua cabina ejecutiva con poca privacidad y un diseño un tanto anticuado respecto de las nuevas cabinas, como podría ser la Zodiac de American Airlines. Siendo que British fué en algún momento una vara a seguir por los demás, creo que es claro que se quedaron un tanto en el tiempo.

En cuanto a la cabina económica puedo decir que los asientos están completamente gastados. Piden por favor que los cambien, ayer… pero no deja de ser curioso que el asiento a primera vista parecería mucho más robusto que otros.

Lo interesante del 747 de British Airways es que el apoya cabeza es realmente mucho más eficiente ya que se compone de dos partes reclinables que debido a su fijación, no permite que el apoyo se corra y nos cambie la posición al intentar dormir.

Los amenities ofrecidos no pasan de una almohada ultra fina y descartable y una manta que se asemeja a aquellas ofrecidas en primera clase doméstica. ¿Podría esperar más? Claro que sí, después de mis experiencias con las aerolíneas del golfo, Qatar es actualmente el que pone la vara, y bien alta.

El espacio de piernas era un tanto limitado, y la caja de entretenimiento debajo de los asientos no ayudaba a ampliar demasiado el hueco disponible bajo el asiento que elegimos.

La atención de British Airways en cabina económica

En Latinoamérica, LATAM lleva la ventaja respecto del nivel de atención al cliente abordo. Sin lugar a dudas, y en parte seguido por Aeroméxico, creo que tenemos dos de las aerolíneas más atentas.

Luego en NorteAmérica tenemos aquellas en las cuales uno se siente ganado de feedlot, y otra en la que uno se puede sentir ganado de pastoreo. Bueno, para ser sincero también está Southwest y Jet Blue en donde uno vuelve a sentirse persona. Podemos decir que recibimos un upgrade a gallina en gallinero al tener categoría de élite, pero no mucho más.

Ahora, cuando uno piensa en British Airways e Iberia, dos compañías del mismo grupo empresario, podemos hablar de dos servicios diametralmente opuestos. British Airways se acerca al servicio de Qatar en el sentido de que el personal de abordo te recibe, te atiende y te trata como una persona y no como ganado.

En nuestro caso, el avión de American Airlines salió con casi 3 horas de demora, por lo que no perdimos el vuelo hacia Londres gracias a la amabilidad de British Airways y la paciencia que tuvieron. Sinceramente esto me sorprendió. Conociendo bien a mi querida AA, tengo claro que nos hubieses dejado a todos en el aeropuerto hasta el próximo día.

En la cabina podemos esperar atención al detalle y servicio rotativo y atento a las necesidades. Intenté probar el botón para llamar al personal de la cabina y con una sonrisa y gran amabilidad me consultaron acerca de mis necesidades, y respondieron con mi requerimiento a los pocos minutos. No quiero justificar a aquellas aerolíneas que no atienden de esta manera, sino que hoy x hoy es la norma en muchas.

La comida en British Airways 747-400

Tenía hambre, mucha. No había comido en todo el día, contaba con llegar al lounge, relajarme y comer. Pero por decisión de mi otra aerolínea, un vuelo que llegaba a las 3 pm llegó a las 6 pm; ¿Nuestro vuelo? Salía a las 6:15. Imagínense…

Cuando me ofrecen vegetales o pollo, simplemente elijo lo segundo porque es realmente… pero realmente muy difícil hacer que un plato de pollo tenga un sabor desagradable. Podrá tener poco sabor, sazón o bien el acompañamiento podrá ser deplorable. Pero que el pollo en sí sea incomible, es dificil. Es más, cuando ofrecen pasta, sin dudarlo elijo esta por la misma razón.

Ví mi ensalada y me preparé a disfrutar lo que iría a ser mi entrada. El olor de mi pollo no era alentador, de hecho, mis fosas nasales no podían realmente reconocer que había dentro y eso no me dejaban del todo tranquilo, pero me dije a mi mismo, no puede fallar un pollo con arroz. ¡Que errado que estaba!

British Airways 747-400 comida la peor

Al abrirlo me encontré con una mancha marrón que tenía la apariencia de haber sido recalentada unas 15 veces, con un olor poco amigable y difícil de reconocer su contenido. A su lado, un arroz blanco y aburrido que emanaba un aroma a sazón del medio oriente, pero que no podía reconocer.

British Airways 747 la peor comida de avion del mundo

Al llegar al pollo, me encontré con una salsa anaranjada con olor a un curry mezclado con salsa filetto, extremadamente espesa, en parte pegada al plástico de la bandeja y un pollo que pedía perdón por haber pasado por una cocina. No me quedaba otra que intentarlo, pero no duré más que un bocado.

El sabor del pollo era el de uno hervido junto a una naranja mezclada con curry, duro como un pan de dos días olvidado fuera de la heladera y la textura de un terrario de salón de ciencias. ¿Debo seguir?

Se ganó mi galador especial a la peor comida de avión de la historia. Acepto (y espero) que si tuvieron experiencias similares, las compartan en los comentarios o en las redes sociales con nosotros.

Snacks y cabina durante el vuelo

Por suerte, ya pasado de sueño por la cachetada del pollo violento que me sirvieron decidí ver una película. Pero tenía hambre. Solicité snacks y la respuesta fue lo que verán debajo:

Por último, para lo que equivaldría al desayuno, un croissant redondo con un queso crema de tomate que lo comí como si fuera la gloria misma. Es más, Stephie tuvo suerte de que no le haya comido el suyo del hambre que tenía a esa altura. Mi llegada al lounge Gallerias de British Airways fué voraz.

Respecto de la cabina, La Reina de los Cielos muestra su antigüedad en la falta de luz de ambientación apropiada y acorde a los estándares actuales para viajes intercontinentales.

Conclusiones sobre British Airways 747-400

British Airways aún propone un servicio de valor agregado dentro de la cabina, a excepción de la comida. El personal no perdió la sonrisa, la atención es adecuada y su amabilidad supera a la de su par Iberia.

Por otra parte, la vejez de algunos de sus aviones más utilizados rebajan la experiencia a niveles subpar. Me costaría aceptar un canje de millas en esa cabina business cuando incluso Iberia, Finnair y Aer Lingus tienen mejores propuesta.

Voy a seguir viajando por British hasta el día que finalmente me cambie de alianza, pero hasta entonces, evitaré los 747 cuando pueda y donde sea posible.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: