Este noviembre la mayoría del equipo de Puntos Globales pasó en algún u otro momento por el American Express Centurion Lounge DFW, uno de los mejores lounges de la lista de The Global Lounge Collection by AMEX. Obviamente no me perdí de pasar a comer algo por el Flagship Lounge de DFW accesible con OneWorld. Tras disfrutar de lo que será mi última visita al Flagship tras mi abandono de élite con American Airlines, nos hicimos una pasada de relax por el Centurion de AMEX, accesible con las tarjetas Platinum, Centurion, Black, entre algunas otras.

Usualmente los lounges de Centurion tienden a estar sobreocupados debido a la popularidad de sus espacios, sumado a lo que fue su generosa política de ingreso. Desde hace un tiempo, American Express tomó nota de la popularidad de los servicios en tierra y agregaron restricciones respecto de la cantidad de horas previo al vuelo para ingresar, la reducción de la cantidad de invitados, la cancelación del ingreso en arribo, entre otras cuestiones.

A pesar de dichas restricciones, los accesos a los Centurion Lounges ofrecen gran valor al cliente: acceso sin costo adicional, comidas calientes, platos fríos, snacks, duchas, espacios limpios y relajados, bebidas sin cargo e ilimitadas, masajes, y otros servicios.

Al final de cuentas, no hay dudas de por qué son tan populares.

Ingresando al Centurion Lounge DFW

El aeropuerto de DFW ha crecido respecto del tránsito de pasajeros rumbo a otros países o bien dentro de Estados Unidos. Este es uno de tres aeropuertos más transitados y más grandes del país. No solo eso, sino que es muy cómodo para transitar ya que es posible cambiar terminales de manera interna, lo que nos permite pasear por todos los lounges si así lo desearamos.

Cerca de la puerta D12, en la terminal D encontraremos el acceso al nuevo Centurion Lounge con casi 12.000 pies de cobertura. Tras tomar un ascensor, su clásico diseño que incluye madera y una pared verde de plantas vivas nos espera en donde tendremos que presentar nuestra tarjeta American Express Platinum y un boarding pass del día. Con esto estamos adentro.

El espacio Centurion

El Centurion Lounge de DFW tiene varias secciones, organizadas de acuerdo al tipo de estadía que busquemos en este salón fuera del alcance del ruido de la terminal. Una de los servicios complementarios ofrecidos por el Centurion DFW de AMEX es la posibilidad de utilizar los lockers que están justo detrás del mostrador de entrada.

Otra característica típica de la marca de AMEX es que hasta el momento el salón VIP sigue siendo kid friendly y hasta posee un área específica para las familias que viajan con niños.

Respecto de las áreas y sus servicios, podemos encontrar un área de conferencias al final hacia la derecha del ingreso tras enfrentar un largo pasillo, justo después del área de niños. Sobre el mismo ala del lounge también podemos encontrar el área tranquila en donde podemos ubicar los chaise lounges para acostarse y tomar una siesta, el SPA en donde podemos obtener masajes de hasta 10 minutos de manera complementaria, un sector un poco más pequeño con vista a la terminal en donde los asientos son un tanto más cómodos y unas cabinas semi privadas para descansar.

Hacia el ala izquierda del lugar nos encontramos con largos pasillos con pequeños sillones individuales en donde sentarse, barras largas de co-working, el ingreso al sector comedor con mesas y sillas adaptadas para la ocasión junto a una mesa-barra compartida de madera en donde podemos trabajar o bien comer junto a una barra de tragos atendida por hasta dos empleados.

Más hacia el fondo, y justo después de los baños, encontraremos una segunda área de trabajo en donde pudimos descansar como equipo y preparar el resto del viaje. Además, sillones de trabajo, salas de conferencias, computadoras, impresoras y algunas cabinas semi privadas como las que encontramos en el ala derecha.

La oferta culinaria de AMEX y Centurion

Hay una certeza para todos los Centurion, siempre encontraremos al menos dos platos calientes. Mientras que una gran cantidad de lounges apenas ofrecen snacks o cereales, tener ingreso a un Centurion de AMEX equivale a poder comer, no solo comer un snack. Esto se traduce en un ahorro real, sobre todo entre vuelos de conexión.

Pollo, vegetales salteados, pasta y papas al horno estaban entre las opciones calientes de la oferta gastronómica, mientras que del otro lado obtenemos algunos platos fríos, ensaladas, tabla de quesos y algunos cortes fríos de embutidos además de otros snacks.

Algo de variedad de frutas, dos postres, galletitas repartidas alrededor del lounge y algunas golosinas completan todo lo que es edible.

Respecto de las bebidas, barra libre para todos, máquina de café on demand y un dispenser de agua, y agua con gas para los que nos gusta esto último.

¿Está sobrepoblado?

Siendo un día clave y en una de las semanas más transitadas del año, el lounge tenía mucha gente, pero estaba lejos de estar sobrepoblado. Había suficiente lugar para sentarse y descansar, y al rato el espacio quedó a menos de la mitad de capacidad.

La comida estaba caliente y bien presentada en todo momento, los bartender no abandonaron jamás la barra por lo que no había filas esperando para ser atendidos y los masajes se podían obtener sin necesidad de esperar hasta la próxima vida. Todo funcionaba como debe. Las duchas, por otra parte, estuvieron disponibles prácticamente en cada uno de los minutos que tuvimos en nuestra visita.

AMEX Centurion DFW vs Flagship AA DFW

En el mismo día pasé por ambos y si bien el espacio es similar en cuanto a extensión, es claro que los Flagship llevan la ventaja de la restricción respecto del público que aceptan y la cantidad de invitados máximos. La comida me pareció no solo más abundante, sino que también más variada en el Flagship (pueden ver nuestro último artículo del paso por el mismo).

Flagship Lounge AA DFW Dallas
Variedad de comida en el Flagship

Respecto del servicio, Centurion Lounge ofrece una atención elevada con un bartender que no solo nos sirve una bebida, sino que nos arma los cócteles si es necesario. La posibilidad de obtener un masaje también es una ventaja del Centurion vs el Flagship.

En cuanto a los servicios para los viajeros de negocios, ambos ofrecen suficiente espacio y capacidad para realizar trabajos entre vuelos. Donde me parece que Centurion obtiene una ligera ventaja es en la cantidad de cabinas semi privadas que inventaron y desparramaron a lo largo de la propiedad.

Otros Centurion Lounges sobre los que hemos publicado un artículo:

Artículos sobre Flagship Lounges de American Airlines sobre los que ya escribimos:

Conclusiones

Los Centurion Lounges no dejan de sorprendernos, si bien ya habíamos pasado por este en reiteradas oportunidades, nos había quedado pendiente mostrarles la experiencia en detalle. Este acceso hace valer la anualidad que pagamos por nuestra tarjeta American Express Platinum, la cual no condiciona el ingreso a tan solo una cantidad limitada de visitas.

Creemos que algunas restricciones seguirán apareciendo a medida que AMEX continúe su expansión, lo cual deberá tener algún límite que no espante a los tarjetahabientes de sus productos premium.

Si pasan por el Centurion DFW, dejen un comentario y cuéntenos qué les pareció. ¿Ya has estado? ¿Estás de acuerdo con nuestra visión del lounge?

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: