American Airlines compra parte de Gol y Jet Smart, ¡Los élites en Sudamérica festejan!

American Airlines compró una porción minoritaria en Jet Smart y Gol, dos aerolíneas low cost. Al principio podrá parecer extraño, pero AA no tiene muchas mas opciones si quiere mantener su liderazgo en vuelos desde Sudamérica, y la urgencia es grande desde que LATAM abandonó la alianza One World.

¿Pero que busca American Airlines adquiriendo pequeñas porciones de dos aerolíneas pequeñas, low cost y muy alejadas del servicio completo que para bien o para mal, ofrece AA en todo el mundo?

Pongámoslo en contexto juntos, ustedes y yo. United y Delta probablemente haya sido una de las últimas opciones de vuelo si están ubicados en Sudamérica, LATAM y AA estaban al tope de la lista en todo lo que respecta a vuelos hacia Norteamérica. Muy lejos estaban Aerolíneas Argentinas, Aeroméxico, Copa y Avianca, algunas de ellas con muchas limitaciones en la zona 2 de Sudamérica, o restringidas prácticamente a una porción de la zona 1 (norte).

Aunque no les guste el personal de abordo de AA desde y hacia Sudamérica, el cual yo también coincido que es pésimo el 99% de las veces, American tiene mejores rutas, mas frecuencias, un programa con presencia en todos los países y una alianza mucho mas homogénea para viajar a todo el mundo. ¿Quién desea viajar a Atlanta o Houston como Hub? American es Rey en Miami, LAX, JFK y DFW, este último su base y conexión estratégica desde el centro de Estados Unidos y hacia el mundo.

Sucede que Delta se llevó a LATAM y American perdió toda la conectividad interna dentro de Sudamérica, y la pandemia llegó… y todo quedó colgando de un hilo.

American Airlines vs los competidores en Sudamérica (Delta y United)

American tenía realmente pocas opciones para expandir su red de conectividad en una de las regiones en donde más adeptos tiene, Sudamérica. ¿Cómo hacer AA para conectar ciudades internas, secundarias o terciarias en sus rutas internacionales? Si se imponen las nuevas redes de United y Delta, American correría el riesgo de perder sus décadas de ventaja en estos mercados… y vaya que sus competidores aumentaron su red.

United tiene sus vuelos a Sudamérica que incluyen socios en Copa Airlines, Avianca y Azul. Copa Airlines no provee muchas mas profundidad que la que existe en la zona 1 de Sudamérica, pero agrega algunos kilómetros de conectividad a ciudades que no son primarias debido a su posición central en el continente.

Avianca tenía la posibilidad de expandirse dentro del subcontinente pero todo se fue a foja cero con el despilfarro que realizó, y en parte se superpone con Copa. Es Azul quien le da a United cierto nivel de profundidad dentro de la zona 2, pero muy lejos de lo que LATAM prometía para AA.

El otro competidor, Delta, debería tener profundidad a través de Aerolíneas Argentinas en el segundo país mas grande de Sudamérica, y con conexión hacia terceros países linderos… pero los problemas propios de AR coinciden con una aerolínea en donde uno nunca sabe que sucederá.

Por otro lado LATAM pasa a ser el aliado de Delta y las posibilidades se vuelven una realidad. LATAM tiene acceso propio a ciudades primarias, secundarias y terciarias en prácticamente todos los países de Sudamérica, un servicio completo que incluye cabinas premium, tarjetas de crédito, salas VIP y mucho más. La sinergia que LATAM le da a Delta, no puede compararse. Además tiene a Aeroméxico en Norte y Centro América y sus JV con Virgin, Air France y Korean hacia fuera del continente. Delta se propone ser la nueva AA en Sudamérica.

¿Qué opciones tenía AA? Abrir nuevas rutas regionales o domésticas, o asociarse con un puñado de aerolíneas y mejorar la interconectividad. Ahí es a donde se dirige.

American Airlines, Gol, Jet Smart y BoA en una alianza dispar

American Airlines pone en juego su territorialidad y el acceso a One World para millones de personas en Sudamérica con la ida de LATAM. Para la suerte de AA, LATAM jugó pesimamente el juego de la pandemia y la cantidad de clientes que se quemaron es increíble por lo que habrá que ver qué aerolínea encontramos tras el chapter 11.

Lo que se es que AA compró una porción minoritaria en Jet Smart originaria de Chile, y Gol originaria de Brasil, y la intención superficial es simple: incrementar el alcance de American hacia adentro de la región y salirse de la estrategia de llegar a todas las capitales. Donde siento que existe evidencia de esto es en el hecho de que AA se retiró de Bolivia pero ahora lanza un acuerdo de cooperación con Boliviana de Aviación que podrá cubrir rutas desde Paraguay, Argentina, Bolivia y otros países que comparten fronteras, y las ciudades que no son capitales pero necesitan conectividad.

La intención también se deja ver al analizar el acercamiento repentino y final con Alaska Airlines y la extraña relación con Jet Blue en Estados Unidos.

En la práctica, Jet Smart no es nada cercano a LATAM y Gol tampoco. LATAM tiene una red de servicios que estas dos low cost juntas no pueden comparar: salas VIP premium, programas de élite que mantenían valor hasta hace poco, tarjetas de crédito co-esponsoreadas en todo el continente, una flota extensa con todo tipo de servicio y una historia de excelencia en el servicio… que comenzó a decaer tras la fusión con TAM.

Sin embargo al final del día LATAM es mas que Gol y Jet Smart juntos. Le toca el turno a American Airlines de convencer a sus viajeros frecuentes y a sus élites de que uno puede subirse a Jet Smart solo para llegar en un vuelo de American a Estados Unidos, y que estos no decidan hacer la combinación LATAM+Delta con mucha mejor sinergia como producto.

En algunos casos esta fusión puede imponer una gran incomodidad como es el caso de Chile y Argentina con Jet Smart si la conexión requiere un cambio de aeropuerto como podría ser el ejemplo de los viajeros que vayan a Buenos Aires y deban conectar de Aeroparque hacia Ezeiza, un trayecto que no es precisamente cómodo y requiere que el cliente se lleve su equipaje. Además tenemos que tener en cuenta que Jet Smart no vuela todo los días a todos los destinos… ¿Cambiará?

Gol tiene la posibilidad de completar el hueco en rutas desde múltiples ciudades en donde tiene presencia en Chile, Paraguay, Uruguay y Argentina, pero también en Perú. No hace falta aclarar que Brasil es su fuerte y trae una gran porción de lo perdido con LATAM para los viajeros de ocio internacionales y regionales, pero ¿Alcanza?

Aquellos élites de Gol probablemente se lleven la mejor parte de todo con beneficios recíprocos en American Airlines, y muy poco para los élites de AA que usualmente necesitan una incontable cantidad de dinero extra por sobre los élite de Gol para obtener paridad en niveles.

El beneficio que aquellos élite de Gol se llevarán será un regalo: equipaje adicional sin costo, acceso a salas VIP, check in prioritario, acceso a la cabina prioritario, ¿acceso a seguridad prioritario? y lo mas ventajoso… el acceso preferencial a los asientos preferentes. Claro que los miembros de AAdvantage podrán canjear en Gol… ¿Pero lo necesitan? Mientras que los miembros de Gol se llevarán todo el premio al poder canjear a en AA, aunque está por verse como se reajustan los canjes en términos de millas.

Conclusiones

Los miembros de Gol se llevan una gran noticia y acumularán beneficios realmente difíciles de obtener como podría ser el equivalente a Executive Platinum, pero a través de Gol. Recuerden mis queridos lectores que aquellos que tengan el nivel de élite mas alto, en caso de que AA decida aceptar la equivalencia, les permite ingresar a los Flagship Lounges, incluyendo los de primera clase que tienen cena a la carta.

American ganará profundidad pero a cambio recibe una disparidad increíble en servicio respecto de lo que obtenía con LATAM, y es innegable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *