American Airlines 737 proyecto Oasis, Main Cabin Extra vs. Main Cabin.

Volvimos a viajar y nos tocó un 737 con cabina renovada en Main Cabin Extra y en la cabina regular. American Airlines utiliza estos pájaros para llegar al Caribe y al norte de Sudamérica, Colombia por ejemplo.

La cabina de este avión está totalmente renovada con nuevos asientos de cuero y por supuesto, más asientos. Esto es parte de lo que AA llamó proyecto Oasis en donde están tratando de armonizar las cabinas en parte como método de estandarizar y mejorar la eficiencia de las operaciones, por otro, agregar más asientos.

Hoy voy a poner en contraste la diferencia de viajar en la misma cabina, pero en una clasificación diferente en cuanto a los asientos. Me refiero al contraste entre la sección de Main Cabin Extra y el resto de los asientos de la clase económica. Dependiendo la extensión de su vuelo, su contextura física y otras características, es probable que hacer el salto hacia MCE valga la pena.

AA proyecto oasis y el impacto en la cabina del 737
Proyecto Oasis y el impacto en el 737.

Cabina económica de AA 737 en asientos regulares

En líneas generales la cabina renovada se sintió incluso más incómoda que antes. Hay dos puntos que tengo en cuenta, uno que estoy en una transición sin categoría de élite con AA ya que Alaska aún no ingresó a One World, segundo hacía tiempo que no viajaba en el medio de la cabina en American, y esto también afecta la percepción.

No hace falta aclarar que uno se siente apretado, aún para poco menos de 5 horas, la cabina se siente pequeña y más aún cuando el tercero en discordia en la línea de asientos es una persona verdaderamente grande o de una importante contextura física. En esta experiencia, esto fue una realidad.

A un lado la pelea por el apoyabrazos con una persona que estaba sufriendo por estar en estos asientos y de frente la sensación de estar tocando la nariz contra el respaldo del vecino. No existe otra forma de definir el estado de la cabina para una persona de contextura media y alta, es la vertiginosa aventura de estar al borde del golpe por parte del asiento delantero en todo momento.

El acolchonamiento del asiento en este 737 de American es patético, y si bien no llega al nivel Low Cost de Asia u Oceanía, cada vez se me hace más difícil entender como ninguna compañía ha logrado imponer un producto con mejor comfort en alguna aerolínea.

Siempre hablando de cabinas economy, hasta el momento los asientos hechos por Recaro de Qatar, Qantas y otras aerolíneas están entre las mejores opciones que he experimentado en los últimos años. Japan Airlines por su parte tiene una cabina cómoda en espacio y en calidad de los asientos también y recomiendo que lo disfruten mientras dure.

Con una contracción desde todas las direcciones, el espacio para las piernas juega un papel fundamental, la única alternativa a mejorar la situación en AA es tener Main Cabin Extra. No cambia en nada el asiento, pero sí la distancia al frente, por lo que dependiendo el nivel de élite con AA o One World, uno puede obtenerlo gratuitamente al momento de hacer la reserva o con ciertas horas de anticipación.

Sin servicio por la pandemia, y sin pantallas, la aerolínea se ahorró dinero y uno queda obligado a comprar su propio refrigerio y a traer sus artículos electrónicos. Para esto sí hubo una pequeña innovación por parte de AA, la adición de un plástico sujetador de teléfonos o tablets.

Probé simplemente poner la computadora en modo 180 grados, parada en el apoya tablet y rezar que la pasajera del frente no se reclinara o decidiera utilizar el asiento como hamaca. Con un poco de equilibrio, funcionó para mí, mi laptop sobrevivió y pude ver una película a través de la conexión de wifi local que ofrece el avión.

Entretenimiento abordo del 737 de AA

Los enchufes estaban funcionando bien y no hacían bailar la conexión por lo que imagino que tuvimos la suerte de agarrar uno que fue totalmente reacondicionado. Incluso el puerto USB que está en cada asiento funcionaba perfectamente para la carga de dispositivos.

A pesar de haber sido tan solo 5 horas, la experiencia resultó incómoda en todo sentido, máscara, nada de servicio, asiento incómodo, poca flexibilidad y el tercer pasajero de la fila de asientos que se sentía peor que yo dada su contextura física, lo cual reducía mi espacio en el asiento del medio por debajo y por encima del apoyabrazos.

737 Main Cabin Extra, proyecto Oasis

A la vuelta ya tenía designado asientos de Main Cabin Extra en el mismo avión, un 737. La opción era pagar $78 o canjear 8.000 millas, y siendo que éstas eran ya un remanente tras canjes masivos, decidimos conservar el dinero y utilizar millas que estaban a punto de quedar inutilizables. Fue un acierto aunque claro, el valor que obtuve por su uso es de apenas 1 centavo por unidad, pésimo desde ese punto de vista.

Apenas llegué al espacio asignado sentí la diferencia, la memoria viajera del cuerpo tenía claro qué esperar: espacio de equipaje reservado para MCE y asientos con suficiente espacio de piernas para un humano promedio. El resto es exactamente lo mismo, pero el espacio de piernas hace la diferencia.

El retorno sumaba 1 hora adicional al tiempo de vuelo por ser un viaje hacia el oeste por lo que estaríamos en el aire por casi 6 horas. En realidad tomó poco más de 5 horas de punta a punta, mientras que la ida con un tiempo estimado de 5 horas realmente finalizó en aproximadamente cuatro hora y media.

La gran diferencia entre ambas experiencias con 7 días de distancia fue el servicio. Sí, mientras que en la ida no hubo ningún tipo de servicio abordo, la vuelta era piedra libre para todos. Servicio de snacks, venta de productos, bebidas alcohólicas y todo lo que usualmente sucede en un vuelo. Nosotros ya estábamos preparados desde el salón VIP así que viajamos con la máscara puesta de punta a punta.

Debido a la falta de pantallas de entretenimiento, decidí volar en la segunda fila ya que sería imposible ubicar mi computadora en la pared divisoria entre primera clase y Main Cabin Extra. Y por experiencia les cuento que a menos que el avión tenga la pantalla en la pared divisoria, es preferible una segunda fila ya que aquella que sale del asiento es de lo más incómodo y anti ergonómico que puede existir.

Claro que para un vuelo de 15 horas… tener el asiento del frente puede significar una cantidad importante de espacio adicional. Lo notable de esta nueva cabina en la primera fila era la posibilidad de pasar los pies por debajo de la pared divisoria, algo que previamente no se podía.

La diferencia se notó mas allá de los dos individuos sentados a mi lado que decidieron viajar con artículos personales de gran tamaño y llenos de comida. Pasé mi viaje pateando bolsas de comida ya consumidas, equipaje adicional y Tupperware de la señora del asiento contiguo. El sistema de Wifi o de electricidad está localizado entre los asientos del medio, por lo que su espacio de piernas al frente puede quedar comprimido.

Conclusiones

Ya sea que lo obtengan con categoría de élite o pagando con millas o dinero, la diferencia entre Main Cabin Extra y económica vale la pena. Si pasan por Estados Unidos y viajan entre Miami y otra ciudad en un vuelo de 2 horas, no tiene sentido a menos que lo reciban sin cargo. Pero cualquier vuelo superior a 4 o 5 horas tiene un impacto, y si hablamos de destinos internacionales intercontinentales, la decisión es fácil de comprender.

Al momento de hacer la reserva, pueden revisar la flota de American Airlines y decidir qué camino tomar. Lo cierto es que incluso dentro del mismo avión, sea o no un 737, Main Cabin Extra ofrece una diferencia en el comfort puede mejorar la experiencia… centímetro a centímetro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.