Algunas recomendaciones para la gente varada en Estados Unidos

Actualmente hay una gran cantidad de personas que quizá no pueden llegar a sus países debido a la cancelación de vuelos internacionales, por el cierre de fronteras o una combinación de esos factores y otros adicionales que se acumulan y generaron que mucha gente haya quedado varada en Estados Unidos.

Imagino que no es justamente un chiste quedarse atrapado en otro país, y sobre todo si el dinero comienza a escasear. Conociendo bastante bien el país y su economía y habiendo vivido o pasado tiempo en prácticamente todos los estados menos cuatro, pondré a su disposición algunos consejos básicos hasta que puedan retornar.

Mudarse a otro estado más barato

Uno de mis primeros consejos es que salgan de los estados altos ingresos como Nueva York, Washington o California cuando tengan la primera opción. Si no conocen cómo funcionan los estados en el país, el resumen es el siguiente: cada estado funciona mas o menos como un país independiente, por lo que cada estado tiene una economía y un costo de vida completamente irrelevante respecto de aquel en el que estamos visitando.

Este movimiento puede requerir que se vayan a un estado que no sea turístico, pero puede salvarlos en estos tiempos de necesidad. Aún hay vuelos desde las ciudades más importantes, por lo que tienen la opción de movilizarse y bajar su nivel de gasto en dólares. Los estados del sur y centro son probablemente la mejor opción en cuanto a costos si están en la costa este (Nueva York, Las Carolinas, Washington DC, etc), Y lo mismo sirve de ejemplo si están atrapados en la costa oeste como California, Washington, Oregon, Colorado.

¿Estados de bajo costo? Texas, Nebraska, Louisiana, Kansas, Nuevo México, Arizona, Georgia, Alabama, Mississippi, Arkansas, incluso Florida (no confundir con Orlando o South Beach por favor). Agarren un mapa y comparen costos de vuelos o autobuses y estados cercanos.

Confirmen apertura de hoteles o alojamientos a través de AirBnB antes de hacer el movimiento, con el Coronavirus, no se sabe exactamente qué está impactado porque las decisiones muchas veces caen en los gobiernos locales (municipalidades o condados).

¿Cómo movilizarse? Uber o Lyft. No alquilen automóvil.

Comida y compras esenciales

Si no tienen movilidad, recuerden que Walmart, Target y Costco (requieren membresía USD 60 anual y si están un mes varados quizá les convenga pagarla), hacen envíos a domicilio sin costo adicional para compras de alimentos y artículos de supermercado superiores a USD 35 (No hay Walmart en NYC). Es decir, se protegen del movimiento, compran a un click y reciben precios bajos.

Dollar General usualmente tiene precios bajísimos, pero es difícil encontrar productos frescos (frutas, verduras, etc). CVS, la cadena de farmacias está ofreciendo envíos sin cargo para compras esenciales. Para compras generales manténganse con las cadenas grandes, por variedad y precio.

La porción a continuación va en contra de todos mis consejos respecto del uso de la tarjeta de crédito, pero entiendo que muchos de ustedes pueden estar en una situación desesperante. Si en casa, cualquiera sea el país que llaman hogar, tienen fondos y un trabajo que los espera, es posible que el único recurso por las siguientes semanas sea su tarjeta de crédito. Lamentablemente puede que sea el único método de supervivencia que tengan en este momento aunque no puedan pagarla 100% a fín de mes. Ojalá que no sea el caso. Por suerte en Estados Unidos se puede pagar con plástico prácticamente todo. Guarden el dinero físico para emergencias que lo requieran.

Si no van a cocinar, lo cual les recomendaría para ahorrar dinero, comer en un restaurante puede resultarles caro. En caso de depender del fast food, es probable que deban refugiarse en los menú de USD 1 y no en los combos, el dinero les rendirá más. Espero que tomen la decisión de cocinar en sus AirBnb u hoteles. Recuerda que si salen a comer a un restaurante, no solo deberán pagar el precio de la comida, sino que deben agregar los impuestos y la propina. El delivery es caro, están avisados. Por lo pronto, las compras de bienes comestibles básicos están exceptuados de impuestos en una gran porción de los estados, lo cual además reduce su costo.

Dónde alojarse

Si encuentran un AirBnb, será su elección y puede que encuentren lugares perfectos a un precio cómodo, sobre todo en las casas de los suburbios. Respecto de los hoteles o moteles, la opción que incluye desayuno puede ayudarlos a ahorrar, y hay hoteles de múltiples compañías que están ofreciendo descuentos especiales por estadías semanales, aprovechen.

Algunas de las marcas que conozco bien y que ofrecen tarifas semanales son: In Town Suites, Extended Stay America, Candlewood Suites, Towneplace Suites, Staybridge Suites, Homewood suites by Hilton, Residence inn by Marriott, Element by Westin, Home2Suites by Hilton. Incluso si tienen puntos es posible ahorrar mucho dinero.

Un hostel puede ser una opción accesible, pero si viajamos con la familia quizá no tenga sentido al sumar el costo por persona en comparación a la posibilidad de obtener una estadía extendida en un hotel como los mencionados arriba.

Respecto del alojamiento: en estos momentos no hagan reservas a través de compañías intermediarias (Booking.com, Expedia, Priceline, etc, etc, etc). Evitense un dolor de cabeza, agregar un intermediario -esas compañías- no les ahorrará dinero y les traerá justamente una persona más con quien hablar ante un problema. Hagan la reserva directamente con las compañías.

Seguro médico

El punto más importante aunque parezca mentira. Obtengan un seguro médico o extiendan el que actualmente poseen. Bajo ninguna circunstancias ustedes querrán afrontar los costos de la medicina en Estados Unidos. Las definiciones y nombres de las clínicas u hospicios tampoco ayudan demasiado.

Para que entiendan con lo que pueden enfrentarse, les dejo algunos ejemplos de las definiciones hospitalarias y una orientación de qué tipo de servicios prestan:

  • Primary care: usualmente el médico primario de uno al que le realiza una consulta durante el día on con quien uno obtiene un turno inicial. Si están de visita, probablemente no tengan un médico primario, pero su seguro de viajero puede enviarlos a uno.
  • Urgent care: estas son clínicas pequeñas o medianas que pueden tratarnos cuando nos enfermamos o tenemos síntomas de cuestiones tales como: dolor de garganta, gripe, infecciones de oído, rotura de huesos, y otras cuestiones más (muchas). Algunas están abiertas las 24 horas, otras no.
  • Emergency room: esto es lo que ven en las series (ER), y si llegan a ir a un ER por síntomas de gripe, prepárense para pagar la aspirina más cara del mundo. Fuera de chiste, los ER están diseñados en teoría para atender problemas que son realmente una emergencia como golpes en la cabeza, accidentes automovilísticos, heridas por disparos, dolor de pecho, derrame cerebral, y que se yo cuantas otras cuestiones de emergencia. Claro que pueden atendernos por una gripe o por un dolor de oído, no soy médico para explicar que tienen, pero usualmente ER se reserva para emergencias que hacen peligrar nuestra vida o condición saludable permanentemente.

Esto es una guía básica, no pretende ser una guía oficial ni exclusiva, sino que está hecha a modo de orientación. Ante la duda, llamen al seguro médico o directamente a la clínica para hablar con el médico.

Volviendo al seguro médico, obtengan uno y que los cubra por no menos de USD 200.000. No querrán estar sin seguro médico en Estados Unidos.

¿Consejo? Nunca firmen algo que no entienden. Pidan traductor o tómense su tiempo. Los hospitales están obligados a atenderlos, no pueden simplemente tirarlos a la calle, pero si firman algo y no entienden lo que firman, estarán atados para siempre con su propio consentimiento. No soy abogado, hablen con uno o con su seguro médico para aclarar cualquier papel que no entiendan. No firmar algo que no entienden es lógico.

Sigan las reglas locales

Cada ciudad, pueblo o condado tiene reglas diferentes y únicas. Ante la duda acerca de la validez de una acción, Google puede ser su mejor amigo para encontrar la respuesta y para traducirla.

Al final de cuentas, si están en este país esperando a volver a su lugar de origen ya están de por sí con mucho stress e incertidumbre. No querrán agregar otros problemas a su situación, y mucho menos uno legal.

NYC o San Francisco es muy lindo hasta que deja de serlo en nuestro bolsillo. No son las únicas dos ciudades con costos de vida estratosféricos. Con esto quiero decirles lo siguiente: si entienden que su situación va para largo, busquen una solución proactiva, múdense y bajen los costos y el stress.

Les deseo lo mejor y si necesitan algún consejo sobre cómo sobrevivir aquí mientras arreglan su regreso, aquí estamos.

1 Response

  1. Luis Butten dice:

    En México, distintos bancos (Banorte, Santander, Scotiabank, por mencionar algunos) están lanzando iniciativas para reprogramar el pago de los créditos de sus clientes. Eso incluye tarjetas, hipotecarios, préstamos y autos. Cada banco tiene propuestas distintas, pero tienen en común que la deuda se puede dividir a cuotas e incluso «retrasar» su pago hasta por 4 meses. Cada quién deberá investigar con su respectivo banco si cuenta con algún programa similar y que obedece a la coyuntura actual. Pero, si fuera el caso, y quizá de manera excepcional, «no sería tan malo» utilizar la tarjeta de crédito si, por el momento, es imposible pagarla al 100% al final del mes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.