Si eres nuevo en este ¿juego? De los puntos y millas, estás en el lugar correcto. Los puntos y las millas pueden ser aliados de gran calibre para los viajeros, pero también para aquellos buscando descuentos en todas sus transacciones.

Existen varios tipos de puntos y millas.

Los puntos de aerolíneas y hoteles

Están lógicamente atados a sus aerolíneas y buscan recompensar la lealtad de los usuarios con esas compañías. Si bien el tipo de cambio –o valor- se puede percibir como fijo, depende el canal por donde obtengamos estos puntos, su valor puede fluctuar. De la misma manera, el valor de redención será diferente de acuerdo a la utilización que le demos tal como explicamos en el artículo relacionado a como valuar las millas y puntos.

Si bien estas millas o puntos tienen cierta flexibilidad, como por ejemplo pueden ser transferidos de hoteles a aerolíneas o viceversa, el objetivo de acumularlos es, casi irrestrictamente, el canjearlos por experiencias en esas marcas y sus productos. Utilizar millas AAdvantage para alquilar un auto con Hertz o una noche de hotel a través de sus socios comerciales nos dará un valor de canje inferior al de una redención por un boleto de avión en casi el 99% de los casos.

Ejemplos de tarjetas de aerolíneas y hoteles:

Puntos de valor fijo

Las tarjetas con puntos de valor fijo pueden ser valiosas, dependiendo como se las utilice y cual sea nuestro objetivo. Estas pueden venir en forma de reembolso a nuestra cuenta bancaria o a nuestro resumen mensual. También pueden tener valores diferentes si se quieren ejecutar por dinero físico en vez de por viajes. Por ejemplo la tarjeta Bank Of America Travel Rewards te ofrece 0.6 centavos por cada punto si pedimos un cheque, pero los puntos valen 1 centavo si lo canjeamos por pasajes. El costo está establecido y generalmente no se actualiza a menos que exista una reorganización del programa de recompensas.

El valor fijo de estos puntos es dispar, tenemos tarjetas de crédito que obtendrán un valor de 0.5 centavos por dólar mientras que otras pueden llegar a los 2 centavos tal es la tarjeta Citi Double Cash que ofrece 2 centavos en todas las compras.

En definitiva, estos puntos, que pueden ser valiosos para ciertas personas, quizá no sean lo más conveniente para todos.

Ejemplos de estas tarjetas:

Para aquellos buscando descuentos, estas tarjetas pueden ser un gran aliado. Obtener 2% de descuento en todas las transacciones sin ningún tipo de negociación, es un gran comienzo. Ahora aquellos buscando canjear estos puntos por viajes probablemente se queden cortos en su alcance.

Ahí en donde nos adentramos en los puntos flexibles

Tipo de punto flexible

Los puntos flexibles han crecido en popularidad y valor. Estos no están atados a los caprichos de los hoteles y las aerolíneas, sus cambios, sus altos y bajos, los cambios en los programas de lealtad y tienden a ser más competitivos. Siempre decimos que la flexibilidad ahorra dinero.

El valor que ofrecen estos puntos va más allá de su valor fijo, que lo tienen, pero de otra manera. Los puntos flexibles ofrecen generalmente un plus a lo ya explicado de los puntos de tipo fijo. Las principales diferencias residen en que el valor está atado a múltiples usos y a su capacidad de obtener múltiplos superiores por igual cantidad de USD gastados.

Por ejemplo, las tarjetas de las aerolíneas rara vez ofrecerán 3, 4 o 5 millas por USD. Sin embargo, tenemos tarjetas de crédito como por ejemplo Chase Sapphire Reserve o American Express Platinum que pueden llegar a obtener 3 o 5 puntos por cada USD. Eso, atado al hecho de que pueden ser transferidos directamente hacia aerolíneas u hoteles, puede bajar el costo de adquisición de un producto drásticamente.

Como explique anteriormente en el artículo referido al valor de redención de millas, uno de los métodos más eficientes para el canje de millas –en cuanto a valor- es su utilización en pasajes en rutas con alto porcentaje de vuelos de negocios, vuelos a último momento o pasajes en cabinas Premium.

Comparación entre algunas tarjetas de Estados Unidos para ejemplificar la diferencia entre lo que obtenemos con los tres tipos de puntos (y tarjetas)

Con la tarjetas Bank of América Travel Rewards obtenemos 1.5 puntos por USD. Para un pasaje en clase business con costo de USD 3.000 a precio de mercado deberíamos acumular 300.000 puntos, para lo cual deberíamos haber gastado USD 200.000.

Si decidiéramos obtener los puntos a través de una tarjeta de aerolínea, probablemente necesitaríamos unos 120.000 puntos en líneas generales. Con una tarjeta estándar de 1 milla por USD, deberíamos gastar USD 120.000 para obtener el mismo pasaje, una diferencia de USD 80.000.

Ahora si utilizáramos una tarjeta como Citi Thank You Premier con multiplicadores de 3 puntos en viajes y gasolineras y 2 puntos restaurantes y entretenimientos y 1 punto en todo lo demás, hagamos la cuentas: Supongamos que queremos obtener el mismo pasaje que cuesta aproximadamente 120.000 millas o USD 3000. Gastamos 33% de todo nuestro año en viajes y gasolina, 33% en restaurantes y entretenimiento y 34% en compras regulares sin categoría de bonus. La tarjeta Citi Thank You tiene dos caminos, uno a través de un bono de 25% en el valor de los puntos al reservar el pasaje dentro del portal de Citi y por otra parte con transferencia directa de millas a las aerolíneas.

Ahí bien, para comprar el pasaje por USD 3000 deberíamos obtener 225.000 puntos ThankYou. Tendríamos que gastar USD 25.000 en viajes y gasolina, USD 37.500 en restaurantes y entretenimiento y USD 76.500 en todo lo demás.  Un total de USD 139.000. Una diferencia de USD 19.000 más que usando la tarjeta de la aerolínea, pero sin contar que este vuelo nos proveerá de dólares de elite, millas de recompensa entre otras cosas… Al mismo tiempo, hubiera requerido ¡¡¡USD 61.000 dólares menos que con la tarjeta de Bank of América!!!

Ahora miremos el ejemplo de utilizar la tarjeta Citi pero para obtener 120.000 puntos y transferirlos. Tendríamos que gastar USD 13.200 en viajes y gasolina, USD 19.800 en restaurantes y entretenimiento, y USD 40.800 en todo lo demás. Esto da un total de USD 73.800. Necesito gastar USD 46.200 dólares menos que con la aerolínea, para obtener el mismo producto.

Con este ejemplo, demostramos el valor de los puntos flexibles.

Ejemplos de socios de transferencia

Citi: Avianca, Air France/KLM, Cathay Pacific, Etihad Airways, EVA Air, Garuda Indonesia, Jet Airways, JetBlue, Malaysia Airlines, Qantas Airlines, Qatar Airways, Singapore Airlines, Thay Airways, Turkish Airlines, Virgin Atlantic.

Chase: British Airways, Air France/KLM, Aer Lingus,  Iberia, Korean Air, Singapore Airlines, Southwest, United, Virgin, Hyatt, IHG, Marriott, The Ritz Carlton

AMEX: British Airways, Singapore Airlines, Iberia, Aeroméxico, Aeroplan, ANA, Delta, Hawaiian, JetBlue, Emirates, Alitalia, Asia Miles, Etihad, Air France/KLM, Virgin, El Al.

Muchas tarjetas en Latinoamérica poseen la posibilidad de transferir los puntos a millas de aerolíneas. Incluso muchas de estas, previamente analizadas, proveen multiplicador de categorías que luego podrán ser transferidas directamente hacia una aerolínea.

En la segunda parte, nos enfocaremos en las estrategias. Sigan conectados, ¡suscríbanse!

4 Respuestas

  1. 18/08/2018

    […] Si no leiste nuestra parte 1 en donde mostramos como podemos ahorrarnos miles de dólares de gasto p…, creemos que es esencial que lo revises. […]

  2. 19/08/2018

    […] Macro Premia es un programa de recompensas y lealtad con un corte de puntos flexibles. Estos son los puntos que usualmente nos permiten maximizar nuestra acumulación y redención. Sin lugar a dudas, la versatilidad de los puntos flexibles provee oportunidades. En este caso, Macro nos da la posibilidad de obtener cupones instantáneos, canjear por tecnología y experiencias, comprar a través de Despegar, utilizar puntos y pesos, y también transferir millas a Aerolíneas Argentinas. […]

  3. 23/08/2018

    […] Reducir todo a cero no es saludable. Salir a tomar algo con amigos está bien, comerse un chocolate en la oficina está bien, pedir una pizza que nos gusta cuando no queremos cocinar está bien. Como opinión personal, no creo que estos deseos, en moderación sean nocivos para el salario. Lo que debemos hacer es reconocer que tenemos pensado disponer cierta cantidad de dinero para experiencias, comidas fuera del hogar, momentos con amigos, noches con la familia, ese cumpleaños del amigo, esos días en los que queremos sacarnos el gusto de comernos un chocolate. Sobre todo, cuando el porcentaje asignado comparado a nuestro salario, es relativamente mesurado. Considero que generalmente 10 a 15% de nuestro salario gastado en disfrutar cosas es un buen comienz… […]

  4. 28/08/2018

    […] aprovechar al máximo tu acumulación de millas, recuerda de utilizar las tarjetas con categorías de puntos extras en viaje tales […]

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: